Compartir
madera de samba

La madera de samba es una madera clara, ligera aunque resistente y muy versátil. Entre sus usos llama la atención sus excelentes prestaciones para la fabricación de saunas

Es originaria de África donde se la conoce con diferentes nombres en función del país: wawa en Ghana, obeche en Nigeria, Ayous en Camerún y/o samba en Costa de Marfil. Se da especialmente en las selvas occidentales de centro África, donde puede llegar a alcanzar los 65 metros de altura y 7 metros de circunferencia.

En las zonas donde esta especie crece naturalmente está prácticamente agotada debido a la tala sin el control adecuado, no siempre ilegal.

Características de la madera de ayous

  • El color va del amarillo pálido al blanco cremoso.
  • Grano medio y fibra generalmente recta o ligeramente entrelazada.
  • Se trata de una madera de baja densidad, alrededor de 380 kilos por metro cúbico. Esta ligereza no la hace especialmente resistente a golpes.
  • La madera de ayous es muy fácil de trabajar. Mecanizado sencillo con poco desgaste de la herramienta. Buen comportamiento ante el encolado.
  • El secado es rápido y sencillo. Además el riesgo de deformación es muy reducido si todo el proceso se ha hecho correctamente.
  • Durabilidad reducida frente a hongos e insectos. Es necesario tratarla para incrementar esta durabilidad.
  • No produce astillas.
  • No acumula temperatura.

madera de ayous

Usos de la madera de samba

  • Uno de los usos principales de la madera de samba es la fabricación de mobiliario de interior. También para molduras.
  • Fabricación de saunas.
  • Chapas de madera. Tiene unas prestaciones similares a la madera de chopo y muchas veces se la utiliza indistintamente, siendo la fabricación de chapas uno de estos usos.
  • Fabricación de instrumentos musicales.
  • Se tritura para la fabricación de tableros de fibras y partículas.
  • Fabricación de tableros alistonados.
  • Marcos para cuadros.

Su uso saunas

La fabricación de saunas requiere de maderas con unas prestaciones “diferentes”. Entre estas deben estar la dificultad de producir astillas, algo muy valorable cuando la piel desnuda va a estar en contacto con la madera. Que no acumule temperatura, es decir, que la pierda rápidamente y no se caliente en exceso. Que no produzca resinas que se puedan pegar a la piel.

La madera de ayous o samba cumple con todas estas características, de ahí, que uno de sus principales usos sea la fabricación de saunas.