Madera de Laurel: Características y Usos

madera de laurel

Bajo la denominación de madera de laurel se encuentran una amplia variedad de especies con muchas características similares, aunque con algunas diferencias. A grandes rasgos, se trata de una madera de color claro, versátil y fácil de trabajar. En función de la zona y el país, también se la denominada aguacatillo, moena o louro.

Nombre científico: Nectandra spp. y Ocotea spp.

Origen: Se encuentra en América Central, en la zona tropical de América de Sur, en el Caribe y en Las Antillas. Sus masas forestales son estables. Su producción es importante y su exportación estable.

Características de las Madera de Laurel

Color: El color de la madera de albura es blanco gris y blanco amarillento y el del duramen varía del blanco beige al parto amarillento dorado. Algunas especies de este grupo tienen un color de la madera gris ceniza. La madera de albura está poco diferenciada. Los radios leñosos son visibles y finos.

Fibra: Ligeramente entrelazada.

Grano: Medio.

Densidad: Madera semipesada con aproximadamente 540 kg/m3, al 12% de humedad.

Dureza: Madera blanda.

Durabilidad: La madera de laurel está clasificada con una resistencia media-buena frente a la acción de los hongos (dependiendo de la especie), una buena resistencia a los insectos y una mala resistencia a las termitas.

Estabilidad Dimensional:

  • Coeficiente de contracción volumétrico: 0,48 madera medianamente nerviosa.

Propiedades Mecánicas:

  • Resistencia a la compresión: – kg/cm2
  • Resistencia a flexión estática: 908 kg/cm2
  • Módulo de elasticidad: 103.500 kg/cm2

Impregnabilidad: Suele ser mala, pero depende de la especie. Algunas fuentes comparan la impregnabilidad del duramen a la de la madera de teca, que es difícil de impregnar.

Trabajabilidad:

  • Aserrado. Fácil, con poco desgaste de sierras. Durante este trabajo se desprende un olor agradable.
  • Secado. Debe realizarse lentamente y con prudencia. La velocidad de secado varía de rápida a normal. Presenta ligeros riesgos de que se produzcan deformaciones y de que aparezcan fendas. En función de la especie, estos riesgos pueden ser altos. Cuando las piezas a secar son de gran espesor, también existe riesgo de cementación. Se recomienda realizar el secado al aire, bajo cubierta.
  • Cepillado. Alguna dificultad debido al repelo.
  • Encolado. Sin problemas.
  • Clavado y Atornillado. Sin problemas.
  • Acabado. Sin problemas.

Buenas aptitudes para la obtención de chapas por desenrollo y mediante corte a la plana.

Usos del Louro

  • Carpintería de interior: molduras, suelos…
  • Carpintería de exterior: revestimientos…
  • Mobiliario.
  • Chapas para recubrimientos decorativos.
  • Tableros contrachapados.
  • Obras hidráulicas: puentes.
  • Escultura.
  • Cerillas.
  • Cajas.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.