Madera de Calabó: Características y Usos

madera de calabo o ilomba

La madera de calabó, también llamada ilomba o lomba, es una madera clara y ligera muy utilizada para la obtención de chapas y fabricación de tableros contrachapados.

Origen: Se encuentra principalmente en el este, en el oeste y en centro de África. Sus masas forestales son importantes. Su producción también es importante y su exportación estable.

Nombre científico: Pycnanthus angolensis Warb.

Características de las Madera de Calabó

Color: El color de la madera varía del blanco grisáceo al beige rosado claro, más o menos anaranjado, que cuando se expone al aire y a la luz adquiere una tonalidad ocre con reflejos lustrosos. Habitualmente no se distingue la madera de albura de la del duramen. Los radios leñosos son visibles y de tamaño medio.

Fibra: Recta.

Grano: Grueso o basto.

Densidad: Madera ligera de aproximadamente 440-510 kg/m3, al 12% de humedad.

Dureza: Se trata de una madera muy blanda con 1,4 en el test de Monnin.

Durabilidad: La madera de calabó está clasificado como no durable frente a la acción de los hongos, atacable por los líctidos y sensible a las termitas, a los hongos cromógeneos (azulado), a los escolítidos y a los xilófagos marinos.

Estabilidad Dimensional:

  • Coeficiente de contracción volumétrico: 0,39 madera algo nerviosa.

Propiedades Mecánicas:

  • Resistencia a la compresión: – kg/cm2
  • Resistencia a flexión estática: 550-900 kg/cm2
  • Módulo de elasticidad: 72.000-98.000 kg/cm2

Impregnabilidad: Tanto la madera de albura como la de duramen son impregnables.

Trabajabilidad:

  • Aserrado. Fácil. Se aconseja el despiece al cuarto para reducir los riesgos de deformación durante su secado.
  • Secado. El secado en cámara es difícil y bastante lento. Presenta elevados riesgos de que se produzcan deformaciones y de que aparezcan fendas. También existe riesgo de que se produzca colapso. Se recomienda, e incluso se podría decir que es necesario, un vaporizado previo.
  • Cepillado. Fácil. El desfilado de las sierras es normal y se pueden utilizar las de acero ordinario o de aleaciones.
  • Encolado. Sin problemas.
  • Clavado y Atornillado. Sin problemas, aunque es recomendable realizar pretaladros para evitar que se raje.
  • Acabado. Sin problemas, aunque si se utilizan lacas se recomienda realizar un tratamiento previo con tapaporos.

Presenta buenas aptitudes para la obtención de chapa por desenrollo y mediante corte a la plana (aunque las chapas obtenidas mediante corte a la plana tienen poco interés comercial).

La madera en rollo puede tener el corazón podrido o chamoso y presenta una fuerte tendencia a fendarse, por lo que se recomienda proteger las testas con productos especiales. También suele presentar madera de reacción. En contacto con los útiles de trabajo, en especial con la barra de presión durante el desenrollo, pueden aparecer manchas de color malva; estas manchas se eliminan fácilmente en el acabado.

Usos del Calabó

  • Con casi total seguridad el principal uso de la madera de ilomba es la fabricación de tableros contrachapados.
  • Chapas para recubrimientos decorativos.
  • Tableros alistonados.
  • Carpintería de interior: molduras, rodapiés, frisos, etc.
  • Mobiliario.
  • Embalajes.
  • Lápices.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.