madera de tulipwood

La madera de tulipwood (Dalbergia decipularis) es originaría de Sur América, de una zona muy concreta de Brasil. Tiene una apariencia realmente llamativa, con un interesante veteado y combinación de colores.

Es además una madera escasa. No solo porque su población ocupe una superficie relativamente pequeña, también porque se trata de un árbol pequeño, prácticamente un arbusto. De ahí que su utilización está limitada en gran medida a pequeños trabajos o elementos decorativos.

Es frecuente confundirla con lo que se conoce como Tulipwood Americano (Liriodendron tulipifera), también llamado poplar, tulipier o tulipifero. Estas no tienen grandes similitudes más allá del nombre.

Características de la madera de Tulipwood

Color: Esta presenta una curiosa variedad de tonalidades entre las que destacan: amarillos, rojos, naranjas y rosados.

Fibra: Recta.

Grano: Poro pequeño y abierto

Densidad: Es una madera muy pesada, alrededor de los 970 kg/m3 al 12% de humedad.

Dureza: –

Durabilidad: No es resistente a la humedad. Aunque por otro lado sí que lo es a los insectos.

Estabilidad Dimensional:

  • Coeficiente de contracción volumétrico: –

Propiedades Mecánicas:

  • Resistencia a la compresión: – kg/cm2
  • Resistencia a flexión estática: – kg/cm2
  • Módulo de elasticidad: – kg/cm2

Trabajabilidad: No es especialmente fácil de trabajar, debido a su alta densidad

  • Aserrado. Problemás derivados de su gran dureza y densidad.
  • Secado.
  • Cepillado. Problemas derivados de su dureza y densidad.
  • Encolado. Problemas derivados de la gran cantidad de resina que produce.
  • Clavado y Atornillado. Requiere pretaladros.
  • Acabado. Problemas derivados de la gran cantidad de resina que produce.

Precio: El precio de la madera de tulipwood es bastante elevado debido a su escasez. Si bien no es una especie en peligro, sí que hay menciones para controlar su explotación.

tulipwood

Principales Usos

  • Fabricación de chapas.
  • Pequeños torneados.
  • Mobiliario de alta calidad.
  • Marquetería.
  • Instrumentos musicales, especialmente de percusión.
  • Incrustaciones en piezas de mobiliario donde predominan otras maderas.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.