Acabados

Acabados para Madera: Tipos, Características y Usos

¿Conoces los principales tipos de acabados para madera? Aquí te explicamos sus características y cuándo es mejor usarlos. Barniz, pinturas, aceites, ceras...

acabados para madera

Existen multitud de tipos de acabados para madera. Estos pueden jugar una doble función, por un lado, proteger la madera de determinadas acciones o circunstancias (rozamiento, humedad, radiación solar, etc) y por otro, mejorar o adaptar la apariencia de la madera desde un punto de vista decorativo.

Aquí te explicaremos cuales son los principales tipos de productos para tratar madera, sus propiedades y cuando es mejor utilizar cada uno de ellos.

Barniz

El barniz es un acabado para madera con fines protectores y decorativos. Es un producto industrial bastante común, que se utiliza no solo en maderas, también sobre otras superficies como barro, piedra u hormigón.

Características: Un barniz es una combinación de resinas disueltas en un disolvente (disolventes químicos o incluso agua) que crea una capa elástica e impermeable sobre la superficie en la que se aplica. En función de su composición puede tener diferentes características: resistencia a la fricción, a los rayos UV, frente a insectos, diferentes colores, nivel de brillo…

Tipos: Existen muchas clases de barnices. Aquí encontrarás una relación con los principales tipos y sus usos: barniz de poliuretano, acrílicos, sintéticos, poliester….

Usos: Existe una variedad enorme de barnices en el mercado, los hay para prácticamente cualquier uso: decorativos, para exterior, para ambientes marinos, etc.

Lasur

lasur para exterior

El lasur es un acabado protector para tratar madera a la intemperie y/o exterior. Con el tiempo se ha ido imponiendo y sustituyendo al barniz en este ámbito.

Características: Se trata de un acabado a poro abierto, es decir, penetra en la madera dejándola respirar y no crea una película que pueda cuartearse (como sucede con otros tipos de acabados como las pinturas o el barniz). Se puede encontrar con compuestos fungicidas e insecticidas, y con filtros frente a la radiación solar.

Tipos: Básicamente los hay de dos tipos. En base al disolvente, y en base agua. Estos últimos representan una mejora sustancial en la evolución de producto. Se puede encontrar en diferentes niveles de brillo y colores.

Usos: Protección de madera al exterior: Pérgolas y otras estructuras, puertas, ventanas, tarimas, revestimientos…

Aceites para Madera

aceites para madera

Los aceites para madera son aceites de origen vegetal que aplicados sobre la madera ofrecen protección e hidratación. Se han venido utilizando desde hace milenios, y hoy en día su uso sigue siendo habitual, especialmente en exteriores.

Representan la opción natural para el cuidado y tratamiento de la madera.

Características: Ofrecen protección para la madera y un acabado de apariencia natural (aunque se le podrían añadir pigmentos para alterar el color de la madera). La aplicación y las renovaciones del producto son rápidas y sencillas.

Tipos: Existen varios tipos de aceite para madera, cada uno con interesantes y diferenciadas propiedades. Es habitual, que comercialmente se distribuyan tanto puros, como mezclados con otros componentes químicos con el fin de mejorar algunas de sus cualidades (velocidad de secado, resistencia ultravioleta…). Los tipos de aceite más utilizados son:

  • Aceite de Linaza. Aceite obtenido del prensado de semillas de lino. Se usa principalmente para proteger y nutrir maderas al exterior.
  • Aceite de Tung. Aceite natural obtenido de la semilla de un árbol originario de Asía. Se caracteriza por ofrecer una gran resistencia y durabilidad, incluso en ambientes marinos. Este aceite se utiliza como base para la fabricación de toda clase de productos protectores para la madera.
  • Aceite de Teca. Se obtiene del árbol de la teca y se usa principalmente para proteger maderas al exterior: tarimas, revestimientos, mobiliario de terraza, etc. Nutre y hidrata la madera sin crear película.
  • Aceite Danés. No se trata de un aceite natural, sino de un compuesto donde se incluyen aceites naturales, principalmente tung o linaza, junto con compuestos químicos. Es de fácil aplicación, penetra en la madera sin formar película y ofrece un acabado que mantiene la belleza natural de la madera.

Pinturas

Pintar madera

Características: Las pinturas crean una capa impermeable sobre la madera que ofrecen una resistencia variable a la abrasión y humedad. Representan la opción de acabado para madera necesaria para cambiar su color a tonos lisos (blancos, rojos, verdes…) y ocultar el veteado natural de la madera.

Tipos:

  • Esmaltes.
    • Acrílico. Es un esmalte al agua, que entre otras ventajas tiene que no desprende fuertes olores y seca rápido. Ofrecen una buen resistencia y elasticidad.
    • Sintético. Obtenido de la mezcla de resinas alcídicas y pigmentos en una base de disolvente. Ofrecen una superficie más elástica y resistente que la ofrecida por los esmaltes acrílicos, aunque por otro lado tardan más secar, son más contaminantes y la limpieza de la herramientas y manchas durante el proceso de pintado es más complejo y dificultoso ya que requieren la utilización de disolventes.
  • Pintura plástica. Aunque no es la opción ideal, las pinturas plásticas pueden utilizarse sobre madera. Secan rápido, buena limpieza y lavabilidad, poco olor y en base agua. Por otro lado, hay que ser consciente de que pueden hinchar ligeramente la madera.
  • Pintura a la tiza o chalk paint. Se trata de combinación de pintura acrílica, yeso y otros compuestos. Tiene un elevado poder de cubrición, seca rápido y son fáciles de aplicar, aunque ofrecen una resistencia limitada a la abrasión. Llevan algún tiempo muy de moda ya que permiten obtener un interesante efecto vintage.
  • Pintura base o imprimación. Aunque realmente no es un tipo de pintura es un complemento del que vale la pena hacer mención. La imprimación o pintura base se aplica sobre la madera desnuda para principalmente sellar el poro y mejorar la adherencia de la pintura que se aplicará posteriormente.

Usos: En el mundo de la madera la pintura se utiliza sobre todo en mobiliario y carpintería de interior (puertas, ventanas, molduras…). En exteriores la pintura tiende a cuartearse y no ofrece la protección que la madera necesita.

Tintes para Madera

Tintes para madera

Características: Los tintes para madera se caracterizan por alterar el color de la madera dejando visible su veteado natural. Los tintes por si solos no ofrecen protección alguna, es decir, son un tipo de acabado puramente decorativo. De ahí que normalmente tras la aplicación de un tinte se proteja la madera con barniz incoloro, o que el tinte sea un componente más de algún otro acabado.

Tipos: Existen diferentes clases de tintes para madera, los más habituales son:

  • Al agua. Secado medio-rápido, menos contaminantes, poco olor y gran variedad de colores. Con estos se consigue resaltar la veta de la madera más fácilmente.
  • Al aceite. Secado lento y muy penetrantes. Ideales para trabajos complejos.

Usos: Principalmente mobiliario y carpintería de interior. En exteriores no se suele aplicar tinte directamente en la madera, sino que este puede venir como componente del acabado para madera utilizado finalmente.

Goma Laca o Shellac

La goma laca o shellac es un producto de origen natural, obtenido de la mezcla de las secreciones de un insecto (Kerria lacca o gusano de la laca) y alcohol, que aplicado sobre la madera crea una capa protectora brillante de tonos ámbar.

Características: La goma laca ofrece un acabado para madera de gran belleza que se ha utilizado durante cientos de años, de ahí que sea denominado por muchos como el barniz primigenio. Si embargo es endeble y se deteriora fácilmente frente a altas temperaturas y productos químicos.

Tipos: Aunque existen diferentes tipos, lo habitual es encontrarla en escamas (ya filtrada y limpia de impurezas) y en dos colores: naranja y blanca (en realidad es un amarillo pálido). Se conserva en seco y estado sólido, y cuando se va a utilizar se mezcla con alcohol.

Usos: Su utilización ha caído principalmente desde la aparición de los barnices. Desde hace algunas décadas sus usos han sido minoritarios: instrumentos musicales, artesanía, ebanistería…

Recientemente, y dada la creciente preocupación por la búsqueda de productos de origen natural, la goma laca está suscitando cierto interés.

Cera para Madera

Características: La cera para madera además nutrir ofrece cierta protección, aunque obviamente no es la misma que la ofrecida por otros acabados. Es muy fácil de aplicar y ofrece un acabado de brillo variable.

Tipos: Existen principalmente dos tipos cera que se utilizan como acabado para la madera:

Estas ceras no se pueden aplicar directamente sobre la madera, primero habrá que prepararlas y diluirlas. Comercialmente hablando es habitual comprarlas ya preparadas y mezcladas con otros componentes con los que mejorar algunas de sus características.

Usos: La cera para madera se utilizan principalmente en mobiliario de interior. También ha sido habitual encerar suelos de madera, sin embargo, esta práctica ha ido cayendo en desuso, ya que la renovación del encerado, aunque sencilla, debe ser relativamente frecuente.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.