Principales diferencias y usuos de la laca, barniz, shellac y poliuretano

diferencias acabados

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

A la hora de dar un acabado a un mueble de madera o a cualquier otro elemento es frecuente hacer referencia a un conjunto de productos de manera confusa cuando en realidad son productos diferentes con diferentes propiedades y que pueden no ser adecuados para todos los usos. Algunos de estos son las pinturas a base de resinas de poliuretano, el shellac o goma laca, el barniz y la laca propiamente dicha.

Barniz

Se hace referencia a este tipo de productos cuando hablamos de acabados superiores y para mantener la apariencia natural de la madera (aunque no tiene porque ser cierto ya que igual que existen barnices con acabados transparentes los hay con tonalidad de diferentes maderas).

Con el barniz conseguiremos un acabado resistente, duradero y de apariencia natural. Al igual que sucede con la pintura de poliuretano lo podemos encontrar al agua o en aceite.

Se utiliza mucho en ambientes de decoración rústicos, en puertas y ventanas, y también en mobiliario de exterior.

Laca, Goma Laca o Shellac

Se trata de un producto de origen natural, que se obtiene a partir de las secreciones de un insecto que se mezclan con alcohol. Aporta a la madera una capa protectora de color ambar.

No es recomendable su uso en mobiliario de cocina ya que aunque tiene buena resistencia a los golpes y arañazos no tiene tan frente a altas temperaturas y productos quimícos, como los de limpieza.

Su uso estaba muy generalizado antiguamente, sin embargo ha ido perdiendo terreno en favor de otros productos. Actualmente su uso está limitado a muebles de calidad en los que se busca una determinada estética. Normalmente se aplica con brocha de cerdas naturales o con un trapo.

Diferencias en Laca y Barniz

Estos son los acabados más frecuentes para muebles de madera, y la diferencia entre barniz y laca no siempre es evidente, especialmente para aquellos que no son expertos en la materia.

La principal diferencia es su composición química, mientras que el barniz está compuesto por aceites o sustancias resinosas en un disolvente, la laca, goma laca o shelac es originalmente un producto natural.

Otra diferencia, más evidente es el acabado, la laca es más brillante y no se usa normalmente para dar color, aunque puede aportar cierta tonalidad. El barniz es menos brillante, aunque se puede encontrar con esta característica, y es frecuente encontrarlo en diferentes tonalidades.

La última diferencia, aunque no por ello menos importante, es la resistencia al agua, muy superior en el caso del barniz. De hecho la laca no se aconseja para exteriors mientras que el barniz si.

Lacados o pintura laca

Este tipo de laca, no confundir con la goma laca comentada anteriormente, es producto que se utiliza mucho últimamente y que ofrece un acabado brillante de buena calidad. Se trata de un producto resistente y de duración considerable, aunque con el tiempo y la acción del sol se decolora. Se puede aplicar a rodillo, pero si queremos un acabado realmente bueno, liso y suave es recomendable utilizar pistola o pulverizador.

Se usa principalmente en mobiliario interior, destaca su uso en puertas de paso y muebles de cocina.

Pintura o esmalte de poliuretano

Consiste básicamente en plástico de forma líquida que se aplica en sucesivas capas. Está disponible tanto en base de agua como de aceite y los acabados van del mate al brillante.

Este tipo de pintura al agua seca más rápido, es menos tóxica y tiene mucho menos olor. Sin embargo resiste peor el calor y los productos abrasivos, como los de limpieza. Por tanto su utilización es recomendable siempre y cuando el uso que vaya a recibir el mueble que pintemos no sea excesivo ni sometido a temperaturas relativamente elevadas. Una ventaja adicional de las pinturas a base de aceite es que cubre más que la de base al agua, aunque por otro lado para la limpieza de utensilios de pintura, superficies pintadas por error e incluso las manos es necesario utilizar disolventes.

Cuando trabajemos con pinturas de aceite es recomendable en mayor medida utilizar mascarilla para no inhalar los vapores.

Diferencia entre Laca y Esmalte

El esmalte se disuelve en aguarras y se puede aplicar sobre cualquier superficie, mientras que para la laca se utilizan disolventes. No pintar encima de esmalte con laca pintura.