Acabados

Aceite Mineral para Madera: Características, Usos y Aplicación

El aceite mineral se utiliza en una variedad de utensilios de cocina: tablas de picar, cubiertos de madera, etc. Descubre sus propiedades y limitaciones

aceite mineral para madera

El aceite mineral es incoloro y carece de olor. Es apto para uso alimentario, y es hipoalergénico. Protege de la humedad y ayuda a que la madera no absorba agua ni restos de alimentos evitando la proliferación de bacterias.

Este aceite no cura, sino polimeriza, de ahí que no se enrancie como los aceites vegetales (oliva, girasol, etc.). Estos últimos terminarán afectando al sabor y calidad de la comida.

Tenga también en cuenta que no añade resistencia superficial, ni a la abrasión ni a golpes. Además, es necesario renovar el acabado periódicamente.

Artículos de Madera en los que se Aplica Aceite Mineral

Se utiliza principalmente en el mundo de la cocina: tablas de picar, cubiertos de madera, tazones, encimeras, platos…

También es habitual utilizarlo en ámbitos, no relacionados con la cocina, en los que otros tipos de acabados podrían representar un riesgo: cunas de bebe, tronas, juguetes…

¿Cómo se obtiene el Aceite Mineral?

El aceite mineral, para sorpresa de algunos, es un derivado del petróleo. Se obtiene a través de un proceso de refinado durante el cual se eliminan toda clase de impurezas.

¿Es dañino para salud?

El consumo de aceite mineral o petrolatos refinados con autorización para uso alimentario y alimenticio se considera seguro en pequeñas cantidades y así lo aprueban agencias gubernamentales como la FDA (Food and Drug Administration) y la European Food Safety Authorit.

Entre otros usos, el aceite mineral es utilizado en la industria cosmética para la elaboración de cremas, aceites para masajes, laxantes, aceite de motores, líquido de frenos, productos para el cabello, ambientadores, etc.

Antes de aplicar aceite mineral en una tabla de picar o cualquier otro utensilio de cocina debemos confirmar que está clasificado como «apto para alimentos o de grado alimenticio». Existen diferentes grados de pureza, y es posible encontrar aceite mineral no apto para entrar en contacto con alimentos.

Cómo Aplicar Aceite Mineral a la Madera

El aceite mineral es uno de los acabados más fáciles de aplicar sobre madera.

  • Limpie la superficie y espere a que el utensilio o tabla esté completamente seco.
  • Vierta algo de aceite en un trapo (que no suelte pelusa) y extienda el aceite por la madera frotando suavemente.
  • De tiempo para que el aceite penetre, un par de horas son suficientes. En caso de que quede algo en la superficie pasado este tiempo puede eliminarlo con un trapo limpio.

Es habitual, con el fin aumentar el tiempo entre renovaciones del acabado, aplicar cera. Tenga en cuenta que, si va a entrar en contacto con alimentos, la cera debe ser apta para ello. Son habituales los preparados a base de aceite mineral y cera para tablas de picar.

Para aplicar o renovar el acabado no es indispensable lijar, a menos que la superficie esté deteriorada.

¿Con qué Frecuencia hay que renovar el acabado de Aceite Mineral sobre la madera?

No hay una regla estricta de cuándo aplicar aceite de nuevo, pero sí podemos darle unos consejos:

  • La pieza parece mucho más ligera que antes.
  • La superficie parece más áspera y seca al tacto.
  • Las gotas de agua (en las tablas de cortar) no se quedan en la superficie (como debe ser) y son absorbidas por la madera.
  • El aspecto de la pieza a perdido parte de su belleza original. Aunque ésta es una valoración personal.

El algunos casos, será una vez al mes, en otros, dos veces al año.

La humedad es un factor importante en la madera. Hace variar las propiedades físicas como el peso y el volumen. Si se reduce la humedad bruscamente, se reduce el tamaño de la madera. Una contracción excesiva puede causar grietas y curvas. La clave está en mantener ese nivel estable. La madera, al ser un material poroso, tiende a absorber la humedad. El aceite de protección ayuda a controlar este factor.

Recomendaciones para el Cuidado de Tablas de Cocina

  • No deje la tabla durante mucho tiempo en estado húmedo, y más aún en el agua.
  • En ningún caso lavar la tabla de cortar en el lavavajillas y no la coloque en un horno de microondas o convencional.
  • Después del uso, limpie con un paño suave humedecido en agua jabonosa, enjuague y seque con un paño o toalla de papel.
  • Al menos una vez al mes (y en la temporada de invierno, más a menudo) aplique aceite para proteger la madera y cerrar los poros y evitar el secado de la pieza.
  • No utilice aceites comestibles, tales como girasol, oliva, etc., porque con el tiempo se convertirán en rancio y dará ese sabor a los alimentos.
  • Recuerde proteger todos los lados de la pieza, ya que el tratamiento de un solo lado puede provocar la flexión de la tabla.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.