Acabados

Acabados para Madera aptos para Alimentación y Juguetes

Listado de productos o acabados con los que proteger la madera de juguetes y superficies que estarán en contacto con alimentos: tablas de picar, cucharas...

Cuando se trata de proteger la salud de los más pequeños y evitar ingerir productos o compuestos que pueden ser perjudiciales para nuestras salud, toda preocupación es poca.

En cualquier cocina o casa pueden existir muchos artículos de madera que entren en contacto con alimentos o que un niño se puede llevar a la boca. Utensilios o menaje como tablas de cortar, vasos, cubiertos, platos, cuencos, etc. Superficies como encimeras, expositores o cajas. Y por supuesto juguetes de madera.

Esta madera debería estar tratada y estos acabados deben cumplir una doble función, por un lado, proteger la madera, nutriéndola y evitando en cierta medida la proliferación de bacterias o microbios. Y por otro, deben ser productos no tóxicos, que al entrar en contacto con alimentos no los contaminen y los vuelvan perjudiciales para nuestra salud, o que puedan dañar la salud de un niño.

Aceites Alimenticios

Con estos nos referimos a aceites que se usan normalmente en la alimentación, por ejemplo, aceite de oliva, girasol, almendras, nuez o sésamo. Estos nutren la madera y la impermeabilizan muy ligeramente.

Cumplen su función, sin embargo, el resultado es mejorable y las renovaciones del acabado deben ser bastante frecuentes. Aunque por otro lado se trata de productos que tenemos a mano en casa, tienen un coste muy reducido y su aplicación es muy sencilla y rápida.

Un inconveniente de estos aceites es que se vuelven rancios. Se debe a la oxidación de las grasas que contienen, y que terminarán afectando a la comida. De ahí que las limpiezas y renovaciones deban ser más frecuentes.

Usos: Se utilizan principalmente para proteger tablas de cortar. Es una acabado para juguetes poco habitual.

Aceite de Linaza o Lino

Este tipo de aceite es muy utilizando en el mundo de la carpintería para la protección de la madera. Una vez aplicado, se seca y sella parcialmente la madera.

El resultado será un ligero oscurecimiento de la madera hacía tonos ámbar, de apariencia rústica y una superficie ligeramente más dura.

Un inconveniente del aceite de linaza es el tiempo de secado, que en función del aceite, la madera y las condiciones ambientales puede tardar hasta varios días.

Nota: El aceite de linaza se usa en muchos ámbitos, y es habitual encontrarlo en combinación con productos que son tóxicos (que tienen normalmente como fin acelerar el secado). De ahí que debemos prestar atención y comprarlo tan solo en estado purificado y apto para uso alimentario si lo vamos a utilizar en madera que va a entrar en contacto con alimentos. Este tipo se comercializa también bajo la denominaciones de aceite de linaza crudo, prensado en frío…

Usos: Juguetes, tablas de cortar, encimeras…

Aceite de Tung

Este aceite se obtiene de la semillas del árbol tung, originario del continente asiático. Aunque desconocido por muchos, su uso está muy extendido ya que es un compuesto habitual en toda clase de acabados para madera (barnices, aceite de teca, aceites danés…)

De manera natural, se seca (no evapora) y endurece creando una capa protectora.

Al igual que sucede con el aceite de linaza, lo podemos encontrar en combinación con toda clase de productos o compuestos químicos. Para usarlo en juguetes de madera o tablas de picar, debemos comprarlo 100% natural.

Si fuera necesario diluirlo, teniendo en cuenta que es algo viscoso, podemos utilizar solvente cítrico (a partir de pieles de naranja).

Usos: Juguetes de madera, y superficies que pueden estar en contacto con alimentos, pero donde no se manipulan. Debido a que crean una capa no es un acabado ideal para tablas de cortar.

Aceite Mineral para Madera

proteger tabla de cortar con aceite

Este es sin duda el acabado de uso alimentario más habitual para las superficies y utensilios de madera. En contra de lo que pueda parecer no es un aceite de origen natural, se trata de un derivado del petróleo, al igual que el aceite de coches. Aunque en este caso está altamente refinado y purificado, tanto que es incluso un componente habitual de productos cosméticos (lociones de bebés, cremas frías, etc.) y alimenticios (levaduras, caramelos, etc.). A pesar de ello es un producto insípido, incoloro, sin olor y completamente seguro.

Una gran ventaja respecto a los aceites alimentarios es que el aceite mineral no se vuelve rancio, ya que es químicamente estable.

Al igual que los aceites nombrados anteriormente su aplicación es muy sencilla. Con un trapo o incluso con una servilleta empapados en el aceite se esparce sobre la madera mientras esta la absorbe. Se seguirán aplicando capas hasta que la madera siga absorbiendo el aceite, normalmente 2 o 3 capas.

Usos: Juguetes de madera y toda clase de superficies que estarán en contacto con alimentos.

Cera de Abeja

La cera de abeja de es un acabado natural y tradicional para madera. Entre sus características destacan su facilidad y rapidez de aplicación, su capacidad para nutrir y proteger la madera, y su bajo precio.

Obviamente esta capa de protección ofrece una resistencia limitada y se desprende con facilidad, por lo que las renovaciones deberán ser especialmente frecuentes. Sin embargo, la facilidad de aplicación y rapidez compensan esta situación.

Cera de Carnauba

Otro tipo de cera habitual para aplicar acabados en juguetes y superficies de madera es la de carnauba, también conocida como cera de Brasil. Se obtiene de las hojas de la palma carnauba (copernicia prunifera).

Se usa no solo como acabado para madera, también en algunos alimentos, ceras para calzado, abrillantar automóviles, industria cosmética, etc.

Ofrece una superficie ligeramente más dura y duradera que la ofrecida por la cera de abeja.

Usos: Juguetes y superficies de madera en contacto con alimentos.

Combinaciones de Ceras y Aceites

Se trata de una opción muy popular que busca combinar los beneficios de ambos tipos de productos. Podemos encontrar toda clase de mezclas, e incluso algunas en formato de spray lo que facilita y agiliza la aplicación.

Una combinación que ofrece excelentes resultados es la de aceite mineral y cera de abeja. Ya sea aplicando primero el aceite y luego una capa de cera, como utilizando directamente una mezcla de estos productos.

El resultado es una madera hidratada y resistente, y bien sellada para evitar la proliferación de bacterias. Se puede utilizar en toda clase de artículos de madera: cuencos, cucharas, tablas de cortar e incluso en juguetes.

Barniz de uso alimentario

Existen diferentes tipos de barniz cuya composición y características los hacen aptos para entrar en contacto con alimentos, al menos, son capaces de cumplir con las normativas de algunos países para ello.

Se trata normalmente de un barniz bicomponente (el barniz propiamente dicho + endurecedor) que crea una capa especialmente dura.

Los usos contemplados normalmente son estanterías y expositores de comidas, caja de transporte de alimentos, tonelería, bandejas… Es decir, básicamente superficies donde se pueden colocar alimentos. En estos campos se trata de una solución perfecta, especialmente en negocios, como panaderías o fruterías, ya que se reduce al mínimo la necesidad de mantenimiento y renovación de acabados.

Aunque no hay menciones en contra, a título personal no lo usaría en superficies que por su naturaleza van a sufrir agresiones, como las tablas de picar. Podrían desprenderse barniz al cortar, que luego pasaría a la comida.

En cuanto a los tipos de barniz, podemos encontrar principalmente barniz de epoxi alimentario y poliuretano.

Goma Laca o Shellac

Se trata de un acabado de origen natural, obtenido de las secreciones de un insecto.

Es un producto muy tradicional en el mundo de la carpintería, utilizado principalmente en artesanía, ebanistería e instrumentos musicales.

El resultado es una capa protectora brillante de tonos ámbar. Ofrece poca resistencia frente al calor, el agua y productos de limpieza.

Se comercializa principalmente en escamas secas que posteriormente se disuelven en alcohol. Y aquí está la clave para su uso como acabado en juguetes de madera. En lugar de usar alcohol desnaturalizado como disolvente, debemos utilizar alcohol puro (también denominado alcohol de grano o etanol), que es el que se utiliza para la bebidas alcohólicas. Obviamente, este alcohol se evapora tras la aplicación.

Usos: Juguetes de madera. No es una buena opción para tablas de cortar ya que se deterioraría muy rápidamente.

Dando Color: Tintes para Juguetes de Madera

pintar juguete de madera

Hasta ahora hemos visto acabados transparentes o que alteran el color muy poco. Sin embargo, todos sabemos que a los niños lo que les llama la atención son los colores.

Para dar color o pintar juguetes de madera tenemos diferentes opciones:

Colorantes alimentarios. Si te preocupan los efectos adversos que pueda tener teñir la madera, los colorantes alimentarios son la mejor opción, después de todo, están hechos para comer: café, cúrcuma, pimentón, moras, colorante para paellas, azafrán…

Su uso es muy simple. Lo mezclamos con agua en las proporciones que deseemos para la intensidad del color, y aplicamos con un pincel. El secado es relativamente rápido, sin embargo, un posible inconveniente de utilizar como base agua es que levantamos el grano de la madera. Si sucediera, con pasar una lija fina muy suavemente suele ser suficiente.

Acuarelas líquidas. Se trata también una opción segura, muy fácil de utilizar, y con una abanico de colores mucho más amplio. Son las típicas pinturas que utilizan los niños en los colegios para hacer sus primeros dibujos y manualidades.

Pinturas para Juguetes de Madera. Existen diferentes tipos:

  • Pintura de leche o milky paint. Se la denomina así debido a que contiene caseína, una proteína de la leche, junto a arcilla y pigmentos naturales. Se vende en polvo, y se mezcla con agua. Es recomendable aplicar una capa de cera posteriormente para proteger la superficie.
  • Pinturas ecológicas. Son pinturas fabricadas a partir de productos naturales y no tóxicas. Deben venir etiquetadas como seguras para su uso en juguetes. En este caso, depende de cuanto nos fiemos de la industria y de la normativa de cada país (tampoco quiero llamar a la desconfianza).

Acabados y Compuestos a Evitar en Juguetes y Tablas de Cortar

Pocos palabras como VOC (COV – compuestos orgánicos volátiles) o plomo causan tanto miedo en el campo que nos ocupa. Si está pensando en utilizar algún acabado que pueda contener algunos de estos compuestos, olvídelo, son tóxicos.

No podemos olvidar que aunque un producto esté etiquetado como libre de VOC o de plomo, puede contener otros compuestos potencialmente tóxicos.

Cuidado con la madera previamente tratada y/o modificada. La mayoría de tableros derivados de la madera, como los aglomerados, mdf, OSB o contrachapados requieren la utilización de adhesivos, resinas y otros compuestos que pueden ser tóxicos tóxicos. Por ejemplo formaldehído.

Pero la cosa no queda aquí, el afán por reutilizar y/o reciclar puede hacer que utilicemos para fabricar juguetes o superficies que estarán en contacto con alimentos maderas que pueden haber estado sometidas a toda clase de tratamientos. Por ejemplo la mayoría de maderas que se utiliza para embalajes, palets, etc. deben ser fumigadas y tratadas para evitar extender plagas de insectos.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.