Pintura y Barniz Intumescente para Madera ¿Cómo funcionan?

pintura intumiscente

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Uno de los grandes batallas que tiene el mundo de la construcción y la arquitectura es la de levantar edificaciones y construcciones con una cada vez mayor resistencia al fuego. En esta lucha uno de los recursos utilizados son los tratamientos o productos que aplicados sobre la estructura le confieren a esta una mayor capacidad de aguante sobre el fuego, en el caso que nos ocupa, las pinturas intumescentes que pueden aplicarse especialmente sobre metales y en algunos casos sobre maderas, y los barnices intumescentes que se aplican sobre maderas.

La acción de la pintura y barniz intumescente consiste en la utilización de productos químicos, normalmente resinas, que al entrar en contacto con el calor producido por el fuego o la llama se convierte en una espuma que recubre la estructura para protegerla gracias su baja conductividad térmica, es decir, no deja pasar el calor ni la llama. El retardo puede ser de hasta 1 hora. Con esto se consiguen dos efectos:

  • Frena la acción destructora del fuego.
  • Evita la propagación del incendio.

Con los barnices y pinturas intumescentes el resultado no es perpetuo, es decir, sirven como un freno temporal a la acción del fuego pero en algún momento, si la situación se mantiene el tiempo suficiente, en torno a 25 en una aplicación estándar, el fuego sobrepasará la espuma o capa generada por la pintura en cuestión y hará de las suyas.

Estos tratamientos ignífugos para madera y otros materiales los podemos encontrar tanto para su uso con disolventes como al agua, lo que reduce significativamente los olores tras la aplicación. Para esta no es necesaria la utilización de material específico ni personal con una formación determinada más allá de un pintor cualificado.

Recomendaciones de uso de productos intumescentes

  • Aplicación en interiores a menos que sea específicamente para exteriores, ya que las inclemencias del tiempo pueden deteriorar la capa aplicada y por tato reducir drásticamente su efectividad.
  • Aplicar sobre superficies limpias y preparadas. Es más que conveniente que no existan capas de otros productos mal adheridas. Existen y se recomienda la utilización imprimaciones ignifugas que mejoraran la adherencia del producto.
  • Especialmente en el caso de la madera y los barnices intumescentes no se aconseja su utilización en maderas que vayan a sufrir desgaste, por ejemplo en tarimas o escaleras. Mayoritariamente se utiliza para techos, vigas, revestimientos o paneles.
  • Fíese solo de las marcas que aporten pruebas o información sobre sus ensayos de producto.
  • Respete las recomendaciones del fabricante respecto al número de capas, tiempo de secado, limitación para diluir la pintura intumescente, etc.

Los barnices intumescente en la construcción con madera

Ante un incendio las estructuras de madera se van consumiendo a una la velocidad relativamente constante. La acción del fuego va reduciendo el espesor de las vigas hasta que esto provoca el colapso de la estructura.

En el caso de las madera estos tiempos se pueden calcular, y como curiosidad está el hecho de que es mucho mayor del que suele pensarse.

Los barnices intumescentes harán que este periodo hasta el colapso aumente considerablemente, incluso hasta una hora. Lo que da tiempo suficiente para desalojar la construcción o casa de madera e incluso para que los bomberos u otros profesionales pongan fin al incendio.