Acabados

Encerar Madera: Aplicación, Mantenimiento y Recomendaciones

como encerar madera

El pulido con ceras o encerado es uno de los acabados más antiguos y sencillos que se pueden aplicar a la madera. Ofrece una superficie suave, mejora la apariencia de la madera y añade cierta protección.

Si bien esta técnica ha caído en desuso en algunos ámbitos, debido principalmente a la aparición de alternativas más resistentes y duraderas, encerar madera sigue siendo una realidad en la restauración de mobiliario antiguo, como acabado de artículos decorativos y obras de arte, o simplemente allí donde se busca una opción natural y fácil de aplicar y renovar.

A la hora de encerar madera podemos elegir entre diferentes tipos de ceras, de las cuales hablamos en este otro artículo.

Pasos para Encerar Muebles de Madera

El proceso de encerado de madera varía poco entre los diferentes tipos de ceras, y si lo hace, es habitual que el fabricante lo indique en el mismo recipiente. También puede deberse a preferencias o búsqueda de resultados diferentes.

Herramientas o utensilios necesarios. Estrictamente hablando, para aplicar cera a un mueble tan solo es necesario un trapo y la cera que vayamos a aplicar.

Sin embargo, el proceso puede ser más complejo y requerir algo más de material en función de si es necesario preparar la madera, si antes se aplica un tinte, del efecto que estemos buscando, etc.

Preparación de la Madera. Entre los principiantes es habitual descuidar o acelerar esta parte del trabajo. Es un error, prestar atención a la preparación de la madera no solo mejorará el resultado final, le ahorrará tiempo y dinero, ya que es en este paso cuando se ponen las bases para evitar futuros problemas.

Si se trata de un mueble u otro tipo de artículo de madera que tenga herrajes (bisagras, tiradores, etc.), retírelos.

Si vamos a encerar madera virgen o decapada, el primer paso, tanto para este tipo de acabado como para cualquier otro, es lijar. La intensidad del lijado dependerá del estado de la madera.

Una vez hayamos acabado de lijar, limpiamos el polvo y/o suciedad que haya quedado.

En el caso de cera de acabado no es necesario preparar la madera, ya que teóricamente lo está, es decir, se ha lijado, pintado o barnizado, y ahora vamos a aplicar la cera. Entendemos por cera de acabado aquella que se aplica sobre otros acabados con el fin de aportar algún tipo de textura o incluso protección. Últimamente, se utiliza mucho la cera sobre chalk paint o pintura a la tiza. Este tipo de cera puede tener formulaciones específicas para tal fin, o pueden utilizarse ceras más usuales.

Teñido de madera. Este paso es opcional, y tan solo tendría sentido cuando la madera es virgen o se han eliminado los tratamientos que pudiera haber tenido con anterioridad. Para el proceso de teñido puede consultar este enlace.

Si desea alterar el color de la madera es también posible adquirir ceras con color o mezclar la cera con el tinte o pigmento que deseemos.

Algunos de los tintes que con mayor frecuencia se utilizan en combinación con ceras son la nogalina y el betún de judea.

Cómo aplicar la cera. Lo primero que hay que saber es que existen diferentes técnicas y pasos adicionales para encerar madera. Si tuviéramos que señalar los pasos básicos serían los siguientes:

  • Aplicar con la ayuda de un trapo o brocha la cera, distribuyéndola bien. La dureza de la brocha, o si usamos un trapo, depende de nuestras preferencias, del formato (líquida o crema) o de la dureza de la cera.
  • Esperar a que seque. Siga las recomendaciones del fabricante en cuanto a tiempos de espera. Si se trata de algún preparado casero, puede ser necesario esperar varias horas hasta que esté completamente seca al tacto.
  • Utilizando otro trapo, y en el sentido de la veta, pula la madera hasta alcanzar el nivel de brillo deseado. Tenga en cuenta que el brillo no solo depende de este pulido, también del tipo de cera.

¿Es necesario aplicar varias capas? Pues depende. A la hora de encerar madera virgen es posible que necesite aplicar varias capas, o cuando esté buscando un nivel de brillo elevado. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, cuando se trata de renovaciones o cuando se aplica cera sobre otros acabados una capa suele ser suficiente.

Recomendaciones para el Encerado de Madera

Evite encerar superficies o artículos que vayan a tener un alto uso, a menos que esté dispuesto a renovar el acabado frecuentemente. Mesas de mucho uso, como las de un comedor, que además se van a manchar continuamente, tarimas o suelos de madera en zonas de acceso público, etc. Estos son algunos ejemplos de ámbitos donde aplicar cera puede terminar siendo un inconveniente.

Más que una recomendación es una norma: puede aplicar cera sobre otros acabados, pero no otros acabados sobre cera.

Utilice trapos o paños limpios y que no suelten pelusa. Puede que para alguno esto no parezca importante, pero lo es. Algo tan simple como esto puede arruinar todo el trabajo.

Cuidados y Mantenimiento de Muebles Encerados

La cera se marca y mancha con facilidad, decir lo contrario sería mentir. Por tanto, si queremos acabados duraderos lo primero será evitar usar cera allí donde el desgaste y la posibilidad de que se produzcan manchas y derrames se alta y habitual.

Limpieza

La limpieza de muebles de madera encerados y otros tipos de superficies es bastante sencillo. Un trapo, que no suelte pelusa, muy bien escurrido es suficiente. Evite el uso de productos de limpieza que puedan resultar agresivos para las ceras, utilices específicos para este fin.

Renovaciones de acabado

No existe una formula exacta para calcular con qué frecuencia habrá que renovar o volver a encerar un mueble. Depende no solo del tipo de cera, también del uso. Por tanto, seremos nosotros los que evaluemos cuando será necesario volver a aplicar cera.

En ocasiones será necesario encerar pasados 6 meses, y en otras pasados algunos años.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.