Madera

Madera Azulada: Origen, Efectos y Tratamiento

El azulado de la madera o la aparición de la mancha azul se debe a la acción de un hongo. Descubre como altera la madera y cómo evitarlo

azulado de la madera

La madera es un material de origen orgánico y como tal puede verse afectada por la acción de agentes degradadores como insectos u hongos. En ocasiones las consecuencias de estas interacciones son muy perjudiciales, como sucede por ejemplo con las termitas. En otras, estas consecuencias son mucho más reducidas, tanto que incluso podríamos decir que los efectos se quedan en lo visual.

En este artículo hablaremos de lo que comúnmente se conoce como el hongo de la madera azulada. Se trata de un tipo de hongo, que como su nombre sugiere, altera el color de la madera.

Existen otros tipos de hongos, que pueden tener efectos muchos más perjudiciales, pero este es tema para otro artículo.

¿A qué se Debe el Azulado de la Madera?

El azulado de la madera se debe a la acción de un hongo cromogéneo, generalmente ascomicetos, que se alimenta del contenido de las células de la madera, pero que no altera la pared celular. El resultado es una alteración del color de la madera, que adquiere tonos entre azules y negros.

Frecuentemente la aparición es inmediata, 5 o 6 días después del aserrado de la madera, y principalmente cuando está apeada.

¿Afecta a Todas las Maderas por Igual?

No todas las maderas se ven afectadas de igual forma.

Por un lado es necesario que la madera tenga un grado de humedad alto, normalmente por un encima de un 25%. Estos niveles no son habituales en la madera puesta en obra y correctamente conservada.

Se ven afectadas principalmente maderas coníferas tras el aserrado, por ejemplo el pino.

Consecuencias de la Mancha Azul de la Madera

Perdida de valor de la madera. Obviamente la madera azulada no puede venderse al mismo precio que la no afectada por el hongo. El precio puede verse reducido hasta en un 50%. De ahí que las empresas madereras

Al alimentarse únicamente del contenido celular y no de la pared de la célula, la consecuencias de la acción de este hongos son limitadas. Se altera el color, pero no la propiedades mecánicas y físicas de la madera, a menos que el ataque sea muy severo.

Cómo Tratar o Evitar la Madera Azulada

La mejor y más rápida forma de evitar la aparición de este hongo consiste en reducir la humedad de la madera a valores inferiores al 20-25% de humedad inmediatamente tras el aserrado. Para ello es necesario utilizar procesos de secado industriales o artificiales.

Cuando lo que se va a hacer es un secado natural de la madera, es necesario que esta esté protegida durante los 2-3 primeros meses, durante los cuales el nivel de humedad estará por encima de los valores mencionados.

Hasta hace unos años, para proteger la madera durante el secado, se utilizaban compuestos químicos que ofrecían una gran efectividad frente al hongo, pero que eran potencialmente tóxicos, por ejemplo el pentaclorofenol sódico (PCPNa). Tras la lógica prohibición de algunos de estos compuestos, nos encontramos con soluciones algo menos agresivas, pero efectivas si se siguen las recomendaciones y buenas prácticas. Algunos de estos compuestos son: propiconazol, IPBC o cloruro de cocoalquildimetilbencil amonio.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.