Madera

Hongos de la Madera: Tipos, Efectos y Tratamiento

Crees que estás sufriendo el ataque algún tipo de hongo de pudrición de la madera y necesitas aplicar algún tratamiento para eliminarlo

hongos madera

La madera es un material natural y vivo que puede verse afectado por la acción tanto de otros seres vivos (agentes bióticos) como por agentes abióticos (temperatura, agua, luz solar, etc.). Las posibles consecuencias y efectos son muy variadas y dependen de múltiples factores.

Antes de entrar en materia, y empezar a hablar de los posibles hongos de la madera, sería interesante realizar un pequeño esquema con los principales tipos de agentes bióticos que atacan la madera.

  • Hongos
    • Cromógenos
    • De pudrición
      • Pudrición Parda
      • Pudrición Blanca.
      • Pudrición Blanda.
  • Insectos

Como puedes ver, existen dos grandes grupos de agentes que atacan la madera: los hongos y los insectos. Aquí nos centraremos en los primeros.

Tipos de Hongos Xilófagos

Los hongos de la madera suelen hacer acto de presencia en contextos de humedad alta. En la naturaleza los encontraremos principalmente en troncos que han caído y están en contacto directo con el suelo. Mientras que en las construcciones humanas se encuentran con mayor probabilidad en cocinas, baños, sótanos o cimentaciones.

Hongos Cromógenos

Cómo su nombre indica, la acción de este tipo hongos tiene efectos principalmente en la coloración de la madera. Lo habitual es que la estructura y las características físicas y mecánicas de la madera no se vean afectadas de manera significativa por la acción de este tipo de hongo.

Por tanto, en la mayoría de ocasiones representan un problema estético o de calidad visual de la madera, y no un problema a nivel de resistencia. Lo cual no quiere decir que no sean un problema para determinados sectores.

Por ejemplo, las empresas madereras pueden verse obligadas a vender madera a precios ridículos para su viabilidad, o consumidores pueden ver como algún elemento de su casa, en el que han invertido un buen dinero, ya no es lo que esperaban.

Estos hongos cromógenos se alimentan de madera, pero no alteran la pared celular. De ahí, que la estructura no se vea afectada.

Al igual que sucede con los hongos de pudrición, los cromógenos aparecen cuando la madera está húmeda, por encima de 18-22 % de humedad. Sin embargo, la aparición y efectos de este tipo de hongos puede quedar patentes mucho antes. Por ejemplo, la presencia del hongo causante del azulado de la madera puede detectarse tan solo 5 o 6 días después del aserrado.

Hongos de Pudrición de la Madera

Estos representan un problema de mayor gravedad. Se alimentan de componentes estructurales de la madera, lignina y/o celulosa, provocando un importante deterioro en esta.

Existen diferentes tipos, y podemos englobaros en tres grupos según los efectos causados sobre la madera.

tipos de pudricion madera

Pudrición Parda

También denominada pudrición marrón, cúbica o seca.

En este caso el hongo se alimenta de celulosa, no de lignina. La madera adquiere un color marrón, de ahí su nombre, y se cuartea. El resultado puede ser una madera que parezca quemada, agrietada, formando cubos o figuras geométricas (también se le conoce).

Dentro estos tipos de pudrición, la parda es la que más rápidamente deteriora las características mecánicas de la madera. Otro de los riesgos asociados a este tipo de pudrición, es que crea un entorno especialmente favorable para el ataque de insectos xilófagos.

La pudrición parda de la madera necesita unos niveles de humedad no tan altos como los de otros tipos de hongos, alrededor de un 20%. De ahí el sobrenombre de pudrición seca. Tenga en cuenta que este no es nivel de humedad especialmente alto, más teniendo en cuenta que se considera como ideal para la madera intervalos entre 12-15%.

Ataca tanto a especies frondosas como coníferas.

Pudrición Blanca

El hongo de pudrición blanca se alimenta principalmente de lignina, y muy poco de celulosa. El resultado es una madera blanquecina de aspecto fibroso, de ahí que también se conozca como pudrición fibrosa. Es la más habitual.

El resultado es muy variable, llegando en casos extremos a perdidas de peso superiores al 95%.

Afecta en mayor medida a especies de maderas frondosas. Estas tienen mayor contenido en lignina, a diferencia que las coníferas.

Pudrición Blanda

La madera que se ve afectada por este hongo adquiere una consistencia especialmente blanda, casi gelatinosa. Se desarrollan en el interior de la pared celular y se alimentan principalmente de la celulosa secundaria.

En determinadas ocasiones, y desde un punto de vista visual, puede confundirse con pudrición blanca.

Se da en contextos de humedad especialmente elevada. Es habitual encontrarla en madera que se encuentra en contacto directo con la tierra.

Efectos de los Hongos de Pudrición de la Madera

Los hongos que pudren la madera producen unos efectos mucho más graves que los hongos cromógenos. Básicamente, destruyen la estructura interna de la madera y la debilitan. Es decir, se comen la madera y esta va perdiendo sección útil.

Por ejemplo, en una estructura de madera podrían debilitar uno de los pilares que sostiene la construcción y esta venirse abajo con el tiempo.

Tratamiento y Eliminación de los Hongos de la Madera

El primer paso para tratar y eliminar los hongos en la madera es conocer el porqué de la aparición y proliferación de estos. Existen una serie de factores ambientales que propician esta aparición. Destacan:

Humedad. Esta es, sin lugar a dudas, la variable que determinará si aparecerán y proliferarán hongos en la madera. Cómo hemos señalado, los hongos solo se desarrollan cuando la humedad supera el 20% aproximadamente. Si somos capaces de mantener la madera por debajo de este porcentaje de humedad, los hongos no deberían ser un problema.

¿Cómo se consigue mantener la madera con una humedad relativamente baja? Señalar lo que hay que hacer es fácil, aunque en la práctica no siempre lo es. Hay que facilitar la ventilación y evitar las filtraciones de agua. Cuando se trata de estructuras de maderas, y estamos en la fase de construcción, este tipo de cuestiones deben considerarse y planificarse para evitar el problema.

En determinadas situaciones, se puede recurrir a métodos auxiliares. Por ejemplo, utilizando deshumidificadores, calefacción o forzar la ventilación. Pero tenga en cuenta que esta no puede ser una solución a largo plazo.

Temperatura. Existen un amplio abanico de temperaturas entre la cuales los hongos de la madera pueden desarrollarse, aproximadamente entre los 3 y los 50 grados centígrados. Dentro de estas, el intervalo especialmente propicio es el de 30-35 grados. Teniendo en cuenta estos valores, las acciones que podemos tomar en este sentido son mucho más limitadas.

Protectores o Tratamientos Curativos

Los protectores para madera o tratamientos curativos frente a hongos, y también insectos, consisten en aplicar a la madera compuestos químicos que eviten la presencia de estos agentes degradadores.

Los productos que han demostrado tener una mayor eficacia son de tipo orgánico, y la aplicación recomendada es mediante inyección (se realizan taladros en la madera y se inyecta el producto).

La aplicación de protectores o tratamientos fungicidas mediante pulverización tiene un alcance limitado. Si bien puede ser útil como forma de prevenir la aparición de hongos en determinadas circunstancias, no se trata de una solución cuando el problema ya se ha presentado.

Cómo Eliminar los Hongos de La Madera

Una vez los hongos han hecho acto de presencia hay que hacer lo posible para acabar con ellos. El primer paso será siempre actuar sobre las condiciones ambientales que les son favorables, especialmente la humedad.

Si no somos capaces de solucionar el problema de origen de poco sirven otras acciones que podamos realizar.

Un tratamiento básico para eliminar los hongos de la madera consta de 3 fases:

  • Preparación de superficies. Habrá que eliminar la madera que ya se ha degradado y preparar el resto para la aplicación del producto protector (eliminar acabados que puedan evitar que el producto penetre en la madera).
  • Tratamiento de elementos adyacentes. Habrá que evaluar elementos adyacentes a la madera, como pueden ser suelos o paredes, para verificar si aquí también se están desarrollando hongos, y acabar con ellos.
  • Tratamiento de la madera. Se recomienda seguir las las especificaciones del tratamiento elegido. Este puede aplicarse mediante implantes, vendajes, forros o inyección.

Una vez se haya acabado con los hongos es probable que necesite aplicar endurecedor para madera, y puede que también rellenar algunas partes.


Comentarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.