Compartir
madera de maple

La madera de maple o de arce es una de las más polivalentes que existen, debido no solo a la cantidad de usos propios de una madera de esta calidad, también porque de ella se obtiene el jarabe de arce o miel de maple, de uso muy extendido en el ámbito anglosajón, ceniza para hacer jabones e incluso forma parte del emblema de varios estados americanos.

Se trata de una de las maderas más abundantes de la zona, tanto que no es raro encontrar carreteras que cruzan bosques de maple de cientos de kilómetros. Además, al tratarse de una madera de calidad con un colorido muy apreciado tiene una importante demanda para toda clase de usos.

No es difícil encontrarla en diferentes formatos: aserrada, tableros o chapas. Es una madera relativamente económica en los lugares donde los costes de transporte no la encarecen, aunque existen algunas especies que incrementan su precio significativamente.

Tipos

Existen más de 20 especies diferentes de este árbol, la gran mayoría localizadas en Norteamérica, por lo que hacer una generalización es complicado. Hablaremos básicamente de dos tipos de madera de maple con características muy diferenciadas y que engloban varias especies con diferentes variantes.

Maple duro, que encontramos especialmente en el norte de los Estados Unidos y sur de Canada y el maple suave que crece algo más sur y que necesita de tierras más propicias junto a ríos o lagos.

Características de la madera de arce

  • El color del maple es claro, casi blanco en su albura mientras que el duramen va del rojizo al marrón oscuro.
  • Además es una madera que no suele presentar defectos, aunque se puede encontrar alguna mancha.
  • Tiene grano recto, por lo que es fácil de trabajar, incluso con herramientas de mano.
  • Ambos tipos de arce son similares en cuanto a coloración, sin embargo como sus nombres indican tiene diferencias importantes en cuanto resistencia y densidad. La madera de maple suave es mucho más ligera, aunque a pesar de ello tiene una buena resistencia a la deformación.
  • El maple duro presenta una gran resistencia la torsión, a los golpes y al desgaste (es muy usado para fabricar herramientas de mano).
  • Presenta un muy buen comportamiento en el trabajo con tornillos, aunque es recomendable pretaladrar, y colas.
  • Tiene un muy buen acabado con tintes, barnices…

Usos de la madera de maple

El maple suave se suele usar para la fabricación de tableros aglomerados, pasta de papel, estructura interior de muebles, molduras, puertas y algunos otros usos industriales, mientras que la madera de maple duro tiene sus principales usos en la fabricación de muebles de calidad, parquet, escaleras, instrumentos musicales y una gran diversidad de herramientas entre otros.

madera de arce

El maple duro, con un tratamiento adecuado, puede utilizarse para la fabricación de mobiliario para baños y cocinas, incluso para encimeras.

También son destacables las buenas características que presenta para el curvado de madera con vapor.

Una práctica habitual para conseguir tonos más claros es utilizar el agua oxigenada para blanquear la madera de arce, pero debe tenerse en cuenta que el característico color maple amarilleará.