Compartir
madera de koto

La madera de Koto es originaria de África, más concretamente del oeste y el centro del continente. Su nombre científico es Pterygota macrocarpa. No se trata de una especie que esté en riesgo de extinción, su masa forestal y su tala son de momento estables.

Características de la madera de Koto

  • De color básicamente claro, va del blanco cremoso al amarillento. Hay poca variación de color entre la albura y el duramen.
  • La fibra va de recta a entrelazada, y grano es medio-grueso.
  • Tiene una densidad aproximada de 600kg/m3. Por tanto no se la puede considerar una madera ligera, aunque tampoco pesada.
  • La madera de koto es fácil de trabajar, el desgaste de sierras y maquinaria es el normal.
  • Presenta un buen comportamiento frente a la técnica del desenrollo para la obtención de chapas.
  • Presenta buena impregnabilidad para colas, tintes, barnices, etc. Aunque se aconseja utilizar algún producto que selle el poro con anterioridad.
  • No es una madera especialmente resistente a la humedad, hongos e insectos. De hecho es bastante vulnerable. No se aconseja por tanto su uso en exteriores y/o zonas donde haya humedad.
  • La velocidad de secado es media y presenta tendencia a deformarse.
  • Aunque no es normal el polvo producido al trabajar esta madera puede causar alergias.

Usos de la madera de Koto

  • El principal uso la madera de koto es la fabricación de chapas de madera. Donde los precios se sitúan entre los normales para una madera dura importada.
  • En relación con el anterior uso se encuentra la fabricación de tableros contrachapados.
  • Mobiliario de interior.
  • Frisos, molduras y otra carpintería de interior.