Madera de Haya: Características y Principales Usos

madera de haya

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

La madera de haya es una madera de especie frondosa, dura y pesada, especialmente conocida por sus tonalidades claras y su excelente comportamiento ante toda clase de acabados. Se trata de una opción muy competitiva dada su abundancia, gracias especialmente a las explotaciones forestales sostenibles.

Durante siglos ha sido una madera dejada de lado, debido al mal comportamiento frente a la humedad, y la “superioridad del roble”, una especie con la que tiene importantes similitudes. No fue hasta que se descubrió que aplicando alquitrán se la podía usar sin problemas como traviesas de ferrocarril que se le dejó de usar exclusivamente como leña.

Se trata de un árbol de gran porte que puede alacanzar los 40 metros y vivir 300 años. No le gustan los clima excesivamente cálidos ni excesivamente frios.

El haya es además una especie muy valiosa para la selvicultura, ya que puede crecer en ambientes muy diversos. Desde hace una aproximadamente 50 años es una de las especies más utilizadas para las repoblaciones, especialmente en el norte de Europa.

Características de la madera de haya

  • Se trata de una madera clara, incluso blanquecina, y muy homogénea. La madera de haya natural con el tiempo adquiere cierta tonalidad rojiza-amarilla, pero sigue siendo bastante blanca. Es muy frecuente someterla a un proceso de vaporizado que la oscurece alcanzado tonos rojizos anaranjados. Es lo que se conoce como madera de haya vaporizada, y son muchos los que piensan que este es el color natural.
  • Es una madera pesada, por encima de 700 kg/m³ y semi-dura.
  • Se pudre fácilmente en contacto con la humedad y es sensible al ataque de insectos y hongos.
  • Poro fino y disperso. Fibra recta.
  • Excelente impregnabilidad. Se trata de una de las grandes propiedades de la madera de haya. Esta cualidad hace que una vez tratada o aplicado el producto adecuado sea apta incluso para usos que le serían especialmente adversos, por ejemplo en ambientes húmedos e incluso en contacto directo con el agua.
  • Tiene riesgo alabeo. Tensiones de crecimiento. El secado es relativamente complejo. Entre otras cosas esta es una de las razones por la que se vaporiza. Ante cambios bruscos de temperatura y grado de humedad se agrieta.
  • El precio de la madera de haya es relativamente bajo y estable. Es debido no a una baja calidad, sino a su abundancia.
  • Muy fácil de trabajar. Muy buen comportamiento frente al aserrado, clavado, atornillado, encolado y acabados.
  • Se desenrrolla facilmente, por lo que es ideal para la fabricación de chapas.
  • Propiedades mecánicas de la madera de haya:
    • Resistencia a la flexión: 1000 kg/cm²
    • Resistencia a la compresión: 580 kg/cm²
    • Resistencia a la tracción paralela: 1200 kg/cm²
    • Módulo de elasticidad: 145.000 kg/m²

Principales usos

  • Toda clase de tallas, torneados y curvados.
  • Mobiliario de interior.
  • Carpintería de interior: Tarimas, revestimientos, puertas.
  • Chapas de madera y tableros contrachapados.
  • Fabricación de toda clase de herramientas: mangos, carros, arados…

La Madera de Haya Vaporizada

Como se mencionó anteriormente es muy frecuente someter a la madera de haya un proceso de vaporizado. Este además de alterar el color natural de la madera hacía tonos rojizos más oscuros reduce la tensiones internas típicas de esta madera.

Con este proceso de vaporización del haya se reducen los riesgos de deformación de la madera, uno de sus grandes inconvenientes.