Compartir
madera de framire

La madera de frameré, cuyo nombre científico es Terminalia ivorensis, es originaria de la zona oeste y centro del continente africano. Ocupa una zona geográfica similar a la de la madera de Koto.

El árbol lo podemos encontrar en los alrededores de los bosques húmedos y tropicales. Puede alcanzar hasta los 25 metros, aunque con 12 ya son aptos comercialmente.

En función del país de origen puede recibir distintos nombres: bajii en Sierra Leona y Liberia, emeri en Ghana, idigbo en Nigeria o lidia en Camerún.

Se trata básicamente de una madera ligera, con una apariencia agradable y un color claro, estable y relativamente duradera. Ideal para trabajos de interior.

Características de la madera de framiré

  • Tiene un color amarillo claro (pajizo) tirando a pardo. El duramen y la albura no siempre son fáciles de distinguir ya que el color es muy parecido. Tiene una apariencia parecida al roble.
  • Se trata de una madera ligera y relativamente débil. Se la suele catalogar de blanda o semi-dura. Tiene una densidad de entre 450 y 600 kg/3.
  • Fibra recta o ligeramente cruzada.
  • La madera de framiré es estable (no tiende a curvarse), siempre después de un secado adecuado. El secado del framiré es sencillo e incluso puede hacerse al aire libre.
  • Es fácil de trabajar gracias a su ligereza. Produce un desgaste mínimo en la maquinaria. Muy buen comportamiento con el encolado y clavado.
  • Barnizado y pintado sin dificultades.
  • Tiene una durabilidad o resistencia a agentes naturales (humedad, hongos e insectos) moderada. Es decir, a menos que se la someta sin protección a estos agentes de manera continua, la madera de framiré tendrá un buen comportamiento y no se pudrirá excesivamente.
  • Tras el aserrado de la madera esta puede adquirir un tono rosáceo. También hay que comentar que en contacto con agua u otros líquidos se pueden teñir objetos que entren en contacto.

Utilización del framiré

  • Fabricación de chapas y tableros contrachapados. El secado de las chapas es similar al realizado con la madera de okume.
  • Carpintería de interior.
  • Puertas y tarimas de interior.
  • Molduras y frisos.
  • Se usa también en alguna ocasión como sustituto del roble.