Maderas

Madera de Álamo o Chopo: Propiedades y Utilización

Compartir:

madera de chopo

La madera de chopo es una madera versátil, fácil de trabajar y ligera. Es de apariencia clara y homogénea. Sus usos son muy diversos, incluso están en expansión dentro de un ámbito industrial y estructural, y su aprovechamiento máximo.

El chopo, también conocido como álamo, es una especie típica de las zonas húmedas del hemisferio norte. Sin embargo, dado el interés por su explotación es fácil encontrarlo en cualquier otra zona del mundo que cumpla que los requisitos de humedad necesarios para su proliferación. En este sentido destaca China, el mayor productor de madera de álamo.

Se trata además de un árbol de rápido crecimiento que se utiliza frecuentemente para repoblaciones cerca de ríos y cuencas. Lo que por otro lado facilita su explotación comercial y lo convierte en herramienta de alto valor ecológico.

Tipos de chopo: existes diferentes especies de álamos o chopos. Entre estos destacan el chopo negro (Populus Nigra), el chopo blanco (Populus Alba) y el chopo europeo o álamo temblón (Populus Tremula).

Estos diferentes tipos de chopo presentan ligeras variaciones en sus propiedades o características. El blanco es de color más claro, el europeo es también de color claro, pero ligeramente más denso, y el negro es el más ligero de todos y los nudos son más habituales.

En el presente artículo haremos hincapié en las cualidades del chopo europeo, el más habitual en nuestro entorno.

Características de las Madera de Chopo

Color: Duramen de color marrón claro y albura amarillo pálido. La diferenciación no siempre es evidente.

Fibra: recta.

Grano: fino.

Dureza y Densidad: Densidad aprox. de 450 kg/m3 al 12% de humedad. Es una madera blanda (2,6 en el índice Chaláis-Meudon).

Durabilidad: Está catalogada como especie no duradera frente a la putrefacción y susceptible al ataque de insectos.

Estabilidad Dimensional:

  • Coeficiente de contracción volumétrico 14,3%.

Trabajabilidad: La madera de álamo es fácil de trabajar tanto con herramienta manual como mecánica.

  • Aserrado. Fácil.
  • Secado. Fácil, aunque frente al secado natural existe riesgo de deformaciones.
  • Cepillado. Fácil, aunque necesita de herramientas especialmente afilada. De no ser así se generan superficies borrosas que requieren de lijado posterior.
  • Encolado. Fácil.
  • Clavado y Atornillado. Fácil.
  • Acabado. Fácil.

Precio: Dada la abundancia de esta madera, y la facilidad con la que crece el precio del chopo no es elevado.

usos madera alamo

Usos del Chopo o Álamo

  • Fabricación de tableros contrachapados (plywood en inglés). Una de las grandes propiedades de esta madera es la facilidad con la que se pueden obtener chapas a través del “desenrollo del tronco”. Si a esto añadimos que el resultado son chapas de muy buena calidad no es de extrañar que la madera de chopo sea muy demandada para la fabricación de contrachapados que luego se utilizarán en muebles de gama media-alta.
  • Fabricación de aglomerados. Tras la obtención de las chapas los restos del árbol son triturados y utilizados para la fabricación de tableros aglomerados.
  • Fabricación de madera para uso estructural: vigas laminadas y microlaminadas. Se trata aún de uso limitado, pero en expansión.
  • Fabricación de envases y cajas de madera.
  • Pasta de papel.
  • Mobiliario de interior.
  • Instrumento musicales.


Comentarios


    1. Hola. No es una madera dura y tampoco de gran durabilidad. Por tanto yo no la usaría para puertas de exterior. Para interior valdría, aunque hoy opciones iguales o más válidas a mejor precio. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *