Madera Blanca: Especies y Medios de Conseguir este Color

maderas blancas

El blanco no solo lleva de moda muchos años, es que no va a dejar de estarlo. Desde el punto de vista decorativo tiene muchas virtudes. De ahí que sean muchas las personas que busquen  maderas blancas  o con las que conseguir este color y complementar su decoración.

Acabados y Pintura Blanca para Madera

Se puede aplicar diferentes productos para la madera con los que conseguir cualquier color. Destacamos:

  • Esmaltes, es decir, pintura blanca para madera. Es la opción más económica. Si el que lo aplica no es un profesional se recomienda utilizar un producto al agua (para evitar olores y la utilización de productos químicos que pueden resultar peligrosos) y acabado mate, es decir, sin brillo. Utilizando acabados con brillo cualquier pequeño error destacará.
  • La laca es la opción más utilizada por profesionales y por aquellos que buscan un acabado con brillo. Proporciona un resultado resistente y duradero.
  • Decapado o efecto madera blanca envejecida. Consiste en pintar un mueble, en este caso de blanco, y luego desgastar la pintura para conseguir el efecto envejecido deseado. Para desgastar la pintura se puede usar lija, espátula o incluso químicos.
  • Chalk Paint. Muy de moda últimamente, es un tipo de pintura a la tiza, y no acrílica. Es muy fácil de aplicar y no requiere de complejos preparativos para su aplicación. Se obtiene una apariencia de muebles blancos vintage, aunque no necesariamente tiene porque ser este color.

Muebles de madera blancos

Si lo que buscamos son muebles de madera blancos los tableros melaminados son sin lugar a dudas la opción más común. La melanina es el material con el que se recubren la mayoría de tableros con los que se recubren los muebles que podemos encontrar en tiendas de muebles y centros de bricolaje.

La gran virtud de este material es que permite conseguir con un mínimo precio cualquier apariencia: un blanco puro, brillo, veteados blancos, arenas, mármol e incluso la apariencia de decapados e imitación de vetas.

En cuanto al soporte, es decir, el tablero, encontramos varias opciones: aglomerados, MDF y contrachapados. Cada uno de estos tiene características y usos diferenciados.

Especies para tener una madera blanca natural

Si lo que buscamos es un árbol del que se obtenga madera blanca o más bien clara, existen algunas opciones. No está de más mencionar que ningún árbol produce una madera completamente blanca, siempre existe cierto veteado y tonos menos claros.

  • Madera de haya no vaporizada. Se trata de un árbol que produce una madera muy clara o blanquecina. Es semipesada y de buena calidad. Ideal para mobiliario, torneados e incluso suelos. Es frecuente comercializarla vaporizada, un proceso que la vuelve más rojiza. Por tanto si lo que buscamos es una madera blanca natural debemos buscar haya sin tratar.
  • Roble blanco americano. Madera de excelente calidad y tonalidad muy clara.
  • Chopo. Comercializada principalmente en forma de tableros contrachapados.
  • Balsa. Madera muy conocida por su extraordinaria ligereza. Su uso está limitado también por su resistencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *