Compartir
color del nogal

La madera de nogal de una las maderas más demandadas por los carpinteros. Lo es por su dureza, por la facilidad para trabajar y por su color o apariencia.

Es una madera dura y resistente, no solo a los golpes, también al paso del tiempo. A pesar de ello es sorprendentemente fácil de trabajar, lo que lo convierte en una materia prima de primera calidad.

Pero la cuestión no queda aquí, si el color de la madera del nogal no fuera atractivo, si con esta madera no se consiguieran unos trabajos llamativos y con clase, la madera no sería tan codiciada y considerada como noble.

De cara al color o tonalidades del nogal debemos tener en cuenta que existen diferentes especies de nogal, por su utilización básicamente dos, el nogal europeo y el nogal negro americano. Aunque también lo podemos encontrar en otros lugares como Asia.

El nogal europeo presenta una albura amarillenta o grisácea y un duramen grisáceo a marrón con vetas negras. El nogal negro americano tiene una albura blanca amarillenta a pardo claro y un duramen pardo rojizo a pardo oscuro. Es decir el nogal europeo tiene un color más claro pero menos uniforme que el nogal americano. Ambos tienen un grano medio muy uniforme. Se suele decir que el color del nogal tiene tonos similares a los del café y que aporta calidez.

nogal europeo y americano

¿Con qué otros colores combina el nogal?

Una de las grandes ventajas del color de la madera de nogar es su uniformidad. En los trabajos hechos con esta madera, con mayor frecuencia muebles de calidad, una de las mayores preocupaciones es la de mantener el color natural.

A la hora de combinar el nogal con otros colores podemos decantarnos por buscar contrastes o complementarlos con otros similares.

Si lo que buscamos es un contraste nada mejor que tonos pastel o beige, el blanco puede resultar excesivo. Mientras que si lo que buscamos es complementos al color nogal los dorados aportan uniformidad y estilo. Además esta última es una tendencia que se está consolidando.

Las chapas de madera de nogal

Es frecuente en los trabajos de carpintería recurrir a las chapas de madera con el fin de conseguir un determinado acabado a un coste relativamente inferior. Es decir, se utiliza una madera económica para la construcción del mueble y esta se recubre con una chapa de la madera que queremos que sea visible.

Se trata de un recurso frecuente para aquellos que buscan la apariencia y colores del nogal y no desean pagar el precio que costaría en madera maciza.