Bricolaje / DIY

¿Cuáles son las mejores maderas para juguetes?

¿Son todas las maderas aptas para fabricar juguetes? ¿Qué características deberían tener? ¿Cuáles son las más usadas? ¿Cuáles debería evitar?

mejor madera para juguetes

Los juguetes de madera tienen algunos interesantes beneficios para los niños/as, y también para el medio ambiente: favorecen la imaginación, ayudan a la concentración y son seguros (siempre y cuando se atienda a cuestiones como las comentadas a continuación).

A la hora de comprar o fabricar un juguete de madera para niños hay que prestar a atención no solo a que sea divertido o no. Hay que atender a otras cuestiones: ¿está la madera utilizada adecuada para fabricar juguetes? ¿está bien hecho o fabricado? ¿el acabado puede ser tóxico o causar irritaciones?, etc.

En el siguiente artículo nos centraremos en explicar las características que debe tener una buena madera para juguetes, y realizar un pequeño listado que pueda servir de guía y ejemplo.

¿Qué características son las más adecuadas para fabricar juguetes de madera?

Las principales cualidades o características que debe tener cualquier madera para juguetes sería las siguientes:

  • Madera dura o semi-dura. Los juguetes de madera van a sufrir golpes, e incluso mordiscos. Si la madera se daña con facilidad, es más fácil de aparezcan astillas que puedan dañar al niño o bebe.
  • Grano fino y fibra recta. Cuando más fino sea el grano de la madera, más fácil será limpiar y eliminar los gérmenes. Con esta combinación, también se reduce la posibilidad de que aparezcan astillas.
  • Alergias y/o irritaciones. Algunas maderas, pueden causar reacciones alérgicas o irritaciones en piel, ojo, etc. a determinadas personas (muy pocas en realidad). Estas especies habría que evitarlas. Algunos ejemplos son: bosse, cocobolo, ciprés, ébano, iroko, ipé, acajou o algunos tipos de cedro entre otras.

No todas las maderas utilizadas para fabricar juguetes cumplen con todos los requisitos al 100%, cierta desviación es lógica. Sin embargo, es habitual que algunas empresas, por desgracia, utilicen maderas que se alejan sensiblemente del ideal por una cuestión estrictamente económica. En ocasiones, no es solo una cuestión económica, podría ser de disponibilidad.

Maderas para juguetes más adecuadas

Algunas de las mejores maderas para juguetes, y también las mas utilizadas, son:

Haya. Esta madera, junto con la de abedul (la siguiente en este listado), son seguramente las más utilizadas (al menos cuando se intentan hacer las cosas bien), para hacer juguetes de madera. Cumplen con todas las características mencionadas anteriormente, y además son fáciles de trabajar y se pueden doblar con cierta facilidad. En el caso del haya, es una madera relativamente económica y abundante, al menos más que el abedul.

Abedul. Prácticamente se ha descrito junto a la madera de haya. Si tuviéramos que mencionar alguna diferencia, podríamos decir que tiene un color claro, pero con suaves tonos naranja. Cabe mencionar también que ofrece una buena sonoridad, de ahí que se la use en instrumentos musicales para niños (xilófonos, tambores…).

Maple duro. Esta es otra gran opción de madera para juguetes. También cumple con prácticamente todas las características deseables. Sin embargo, es una especie que tan solo se da en Norteamérica, donde es abundante, pero no es nada frecuente encontrar juguetes hechos con madera de maple fuera de estos países. Se utiliza para toda clase de juguetes, aunque destaca su uso en mordedores, ya que es más dura que las maderas comentadas anteriormente.

Tilo. Esta madera cumple con varios de los requisitos mencionados anteriormente, con la excepción de la dureza. Se trata de una madera blanda. Sin embargo, la madera de tilo, gracias a sus características particulares, es considerada la mejor opción para tallar, lo cual la hace ideal para juguetes hechos a mano o artesanales.

Aliso. En esencia, sucede igual que con el tilo. Es una buena opción, aunque quizás, algo blanda.

Madera de caucho o hevea. Esta es una madera con especial presencia en juguetes de madera que se importan desde Asía a precios muy competitivos. Esto no quiere decir que sea una terrible opción, ni mucho menos. Es suficientemente dura, no crea astillas fácilmente y es bastante estable. Si le buscamos un inconveniente diremos que tiene grano grueso, lo que facilita que se ensucie y dificulta una limpieza profunda.

En determinados tipos de juguetes de madera, como puzles o casitas, se utilizan tableros contrachapados. Estos son estables y facilitan el trabajo. Suelen estar fabricados con algunas de las maderas comentadas anteriormente, principalmente abedul.

Otras maderas como el pino o el abeto son bastantes utilizadas para fabricar juguetes. No son las mejores opciones, pero tampoco podemos decir que sean malas (grano entre medio y fino, y blandas). Seguramente se deba a un tema de disponibilidad y precio. Teniendo en cuanta que se astillan con relativa facilidad, no son las más adecuadas para los bebés.

¿Qué maderas no son adecuadas para juguetes?

Sobre el papel, algunas especies como el nogal o incluso el cedro podrían ser perfectamente válidas para fabricar juguetes de madera. Sin embargo, pueden causar reacciones alérgicas en determinadas personas. Estas son poco frecuentes, lo cual no quiere decir que estés dispuesto a correr el riesgo con hijo/a.

En el caso del nogal, y teniendo en cuenta su elevado precio, su uso está prácticamente limitado a juegos para adultos, por ejemplo, piezas de ajedrez.

Mucho cuidado con reutilizar o recuperar maderas para hacer juguetes. Estas podrían haber sido tratadas con productos que puedan ser tóxicos. Por ejemplo, con insecticidas, químicos, etc.

Los tableros aglomerados y mdf, no son una buena opción. Se deshacen y rompen con cierta facilidad, y pueden contener componentes tóxicos (formaldehído). Un juguete hecho con mdf y con un buen acabado, podría durar algo más, pero terminará deteriorándose y convirtiéndose en un riesgo. Los aglomerados estarían descartados en todas las situaciones.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.