Bricolaje / DIY

Pegamento para Parquet: Tipos y Características

Existen diferentes tipos de adhesivos y colas para pegar una tarima de madera. No todos son igualmente adecuados. Descubre cual es el que más te conviene

pegamento para parquet

Las tarimas y parquets de madera se pueden colocar de diversas formas: clavadas, flotantes o pegadas. En esta ocasión nos centraremos en uno de los componentes básicos para una instalación de suelo de madera pegada, los adhesivos o colas.

Características que Debe Tener un Adhesivo para para Tarima

Los pegamentos para tarima de madera deben por un lado soportar las cargas dinámicas, las debidas al uso, tránsito y vibraciones, y también las estáticas, es decir, las derivadas del movimiento natural de la madera debido a los cambios en la humedad ambiental (contracciones y dilataciones).

  • Adherencia.
  • Elasticidad. Cuando el adhesivo es rígido y la madera altera su volumen debido a la variación de la humedad ambiental se producen tensiones. Si el adhesivo no es capaz de absorber estas tensiones, es cuando se producen separaciones, roturas de soporte o deformaciones.
  • Durabilidad. Esta característica indispensable se explica por sí misma, nadie instala un suelo de madera, tarima o parquet para un par de años. Esta necesidad está directamente relacionada con la anterior: cuando un adhesivo es elástico reparte la carga soportada en todo la superficie, mientras que una rígido acumula la tensión en determinadas zonas, y aquí donde se producen las roturas.

Otras características deseables son:

  • No contener agua o disolventes. Algunos adhesivos pueden estar disueltos o contener agua o disolventes. El agua se traspasa a la madera y esta podría hincharse ligeramente en un momento en el que aún no ha secado del todo el adhesivo. Los disolventes tienen efectos sobre los acabados e incluso sobre la adherencia de la cola.
  • Absorción de ruidos, principalmente de pisadas.
  • Compatible con calefacción por suelo radiante cuando sea necesario.
  • Tiempos largos de trabajo para simplificar la instalación/colocación.
  • Sin olor.

Tipos de Cola para Parquet

Según la composición:
Acetato de polivinilo (cola blanca), normalmente en base agua. Suele ser monocomponente, y no debe añadirse agua. Su principal inconveniente son las bajas temperaturas, su rigidez y que puede transferir humedad a la madera. Para su aplicación, ambas superficies deben ser porosas. Están en desuso.

Adhesivo Poliuretano para parquet (isocianato). Son habituales tanto em formato monocomponente como bicomponente. Elasticidad aceptable. Poca resistencia frente a siliconas. Necesita imprimación cuando la solera es poco o nada porosa. No incorporan agua que pueda transmitirse a la madera.

Ha sido lo más utilizado durante años.

Poliuretano silanizado. Normalmente monocomponentes, y por tanto, listos para usar. Buena elasticidad (que se mantiene a lo largo del tiempo), muy buena adhesión, resistente a la humedad. Tampoco incluye agua que pueda pasar a la tarima.

Puede dar problemas en la aplicación de barnices al disolvente (cráteres). Si el barniz es al agua, algo cada vez más habitual, no hay problema de incompatibilidad.

Se trata del tipo de pegamento para parquet cuyo uso más ha crecido en los últimos años.

Poliuretano-Epoxi. Habitualmente bicomponente. No incluye agua que puede pasar a la madera. Gran resistencia. Se utilizan principalmente en reparaciones, instalaciones de entablillados y en instalaciones con calefacción por suelo radiante.

Reguladores de Humedad

En ocasiones, la humedad de la solera o soportes sobre la que se realizará el pegado del parquet es muy elevada. Una situación como esta puede generar considerables retrasos en la obra, ya que no se puede realizar el trabajo hasta que la humedad esté en valores normales.

En casos como este, se puede recurrir a «reguladores de humedad». Este es un producto que, aplicado sobre la solera, habitualmente cementosa, frena el paso de humedad hacia la superficie, y por tanto hacia la tarima.

¿Adhesivo para Tarima Flotante? ¿Es adecuado?

Como su nombre indica, la tarima es flotante, es decir flota sobre el suelo, y por tanto, no está anclada o pegada. Cuando este es el tipo de instalación recomendada, el uso de adhesivos no es adecuado, salvo en casos muy puntuales.

La tarima flotante (suelos laminados, tarima multicapa o incluso suelos vinílicos) se instala uniendo piezas entre si hasta cubrir una superficie. Para la unión de las piezas se utiliza lo que se conoce como sistema de clic, que es un tipo de mecanizado que permite que las piezas de tarima (lamas) encajen unas con otras y permanezcan unidas.

En ocasiones, este mecanizado de las testas (sistema de clic) se suelta, dando lugar a juntas abiertas, algo bastante antiestético y un auténtico problema para la durabilidad de la tarima. Aquí, te explicamos como solucionar el problema, al menos, si se trata de algo puntual.

Pero, y si la junta vuelve a abrirse una y otra vez. Lo cual podría deberse a un defecto de fabricación, instalación o incluso desgaste. En este contexto, nos podemos plantea utilizar un adhesivo para pegar la tarima flotante, no al subsuelo, sino aplicando esta cola en la junta abierta para que las testas se mantengan unidas y no vuelvan a separarse. Ojo, justo tras la aplicación del pegamento hay que volver a unir las lamas.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.