Compartir
madera termotratada

La madera termotratada es aquella sometida a un tratamiento térmico que altera algunas de las cualidades de esta. En esencia consiste en elevar la temperatura de la madera casi hasta el punto de combustión, por encima de los 200 grados. Este proceso, el cual puede durar aproximadamente 8 horas, no solo requiere la total ausencia de oxígeno, tampoco se añaden productos químicos.

Aunque este tratamiento puede aplicarse a cualquier especie de madera, lo habitual y lógico es que es hacerlo en maderas abundantes con el fin de conseguir algunas de las propiedades que el termotratado proporciona y que la especie en cuestión no posea. Algunas de estas especies son: haya, pino, abeto, chopo, abedul, fresno, arce

Aunque el proceso es conocido desde hace décadas, se viene usando en Norte América
desde hace más de 40 años, aún se lo considera como algo relativamente nuevo. Son muchos los profesionales de la madera que desconocen este tratamiento, sus ventajas y posibles inconvenientes.

Características de la madera termotratada

El proceso de termotratado provoca cambios en la estructura interna de la madera. Muchos de estos cambios son deseados, otros son simplemente un efecto colateral y algunos implican ciertas limitaciones en el uso de la madera.

  • La madera se oscurece y al mismo tiempo se homogeniza el color, tanto en la albura como en el duramen.
  • Se incrementa exponencialmente la resistencia a hongos, insectos y humedad. Lo que mejora su durabilidad.
  • La nueva composición química de la madera tiene unas menores propiedades mecánicas. Es decir, es menos elástica, y se partirá antes si la somete a flexión.
  • Superficie más dura.
  • Aumenta la estabilidad de la madera y se reducen las tensiones internas.
  • Reducción drástica de la humedad de la madera.
  • Mejora sus propiedades como aislamiento térmico.
  • Es más liviana debido al cambio en su composición y a la pérdida de humedad.
  • Se elimina la resina propia de la madera.
  • En cuanto al precio de la madera termotratada no tiene porque ser significativamente superior.

Principales Usos

Este tratamiento entre otras cosas mejora el comportamiento de la madera frente a los elementos, de ahí que gran parte de estos usos de la madera termotratada sean exteriores.

  • Carpintería: puertas, ventanas, frisos…
  • Mobiliario de exterior.
  • Suelos exteriores: jardines, piscinas…
  • Revestimientos de paredes, tanto interiores como exteriores.
  • Saunas y cuartos de baño