Suelo laminado BARATO. Cómo diferenciar bueno de malo

suelo laminado barato

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

No se puede estigmatizar un suelo laminado barato simplemente por tener un precio bajo. Podemos encontrar casos en los que un determinado suelo ofrece lo que necesitamos sin excesos o que recorta allí donde se puede y no se busca la excelencia.

Estos tipos de suelos están compuestos por diferentes partes y cada una de ellas juega un papel. Aquí puedes ver cuáles son las más importantes y que es lo mínimo que deben cumplir para que no te vendan gato por liebre.

¿Dónde se reducen gastos en los suelos laminados económicos?

Acabado de la lama

La variedad y calidad en el diseño de un suelo laminado es algo a lo que no todos dan la misma importancia. Mientras que existen personas que buscan diseños más exclusivos (normalmente más caros) y con un tacto más natural, existen otras que no valoran en la misma medida esta cuestión y no sienten la necesidad de que al tocar el dibujo de la veta de la madera esta se pueda sentir, y que además esté sincronizado dibujo y textura. Para conseguir este tipo de efectos, tanto al tacto como visuales hacen falta procesos más complejos y que elevan el precio del suelo laminado.

Pero no solo se trata del dibujo en cada lama de manera independiente, se trata del resultado del conjunto. Los dibujos de las diferentes lamas tienen que casar unas con otras y las juntas deben pasar desapercibidas en algunos diseño y en otros deben verse, además de evitar una excesiva monotonía. Esto es algo que no siempre se consigue con los suelos laminados baratos, donde el resultado final puede no ser el deseado por alguien que pensó: “Yo solo quiero un suelo laminado con un diseño en roble claro y el que veo en este expositor es bonito y está a muy buen precio”.

Calidad del tablero: Espesor, Densidad y Otras Características

El soporte de los suelos laminados está hecho normalmente de HDF (High Density Fibreboard) o tablero de alta densidad. Esta es sin lugar a dudas la variable más relevante de la calidad del suelo y donde algunos fabricantes reducen prestaciones para conseguir precios de suelo laminado barato. A este respecto nos interesa por un lado el espesor y por otro la densidad. La cuestión es simple, a mayor densidad y mayor espesor, mayor calidad.

Si tuviéramos que establecer un espesor mínimo podríamos hablar de 7 milímetros. Por debajo de estos 7mm es muy posible que nos encontremos frente a un producto de baja calidad. En cuanto a la densidad del tablero por debajo de 750 kg/m3 la calidad cae en picado. Es muy llamativo lo fácil que es encontrar suelos baratos con densidades inferiores a 650 kg/m3.

En lo que respecta al tablero, además de la densidad y espesor, existen algunas características adicionales o cualidades que son muy interesantes: resistencia a la humedad, al fuego, estabilidad frente a dilataciones, etc.

Sistema de anclaje y el mecanizado

Ambas cuestiones están relacionadas, es decir, un mal mecanizado hará que el sistema de anclaje no sea todo lo perfecto que debe. Por un lado se notarán aristas en la unión de las lamas, lo que acelerará el deterioro con los continuos roces y las filtraciones, lo que a su vez acelerará aún más el deterioro. Y por otro la sujeción no será lo suficientemente fuerte, lo que podría llegar a provocar en casos extremos que se separen lamas.

El espesor del tablero tiene también su importancia en esta cuestión, ya que si este es demasiado fino el sistema de anclaje o clic puede ser muy endeble.

En cuanto a los sistemas de anclaje existen patentes que protegen aquellos métodos que han demostrado ser eficaces, es decir, evitan las filtraciones y ofrecen un buen agarre. Aquellas marcas que decidan utilizar algunas de estas patentes deben pagar a sus propietarios, lo que lógicamente eleva los costes. Una forma de reducir el precio y poder ofrecer un suelo laminado barato es utilizar un sistema de clic que no esté patentado, seguramente porque tiene carencias.

La garantía

La garantía legal de cualquier producto dentro de la Unión Europea, y por tanto también dentro de España, es de dos años. Sin embargo cuando un fabricante es capaz de ofrecer un producto de buena calidad y que sabe que tendrá un buen comportamiento incluso después de estos dos años no suele tener inconvenientes en ampliar la garantía más allá de lo que le obliga la ley.

Esto es algo que están haciendo algunos fabricantes con sus productos y que ofrece seguridad a los consumidores. En algunos casos se llega hablar de garantías de 30 años. Este es un buen indicador para saber si un suelo laminado barato es también de baja calidad.

La Venta de suelo laminado barato y lo que se entiende por calidad

clase suelo laminado

Son muchos los comerciantes que se aprovechan del desconocimiento de los consumidores para la venta de suelos laminados baratos. Utilizan el gancho de que se trata de “un AC5 a un precio increíble”, identificando esta escala como un sinónimo de calidad. Es algo que conviene explicar.

La clase AC mide la resistencia a la abrasión de la capa superficial, y aunque es importante, es solo eso. Decir que un suelo laminado es de calidad superior simplemente porque es AC5 es decir mucho, de hecho es relativamente fácil conseguir esta resistencia y el coste de añadir esta cualidad es muy bajo si lo comparamos con otras variables. Es decir, al fabricante y comerciante le es muy fácil y económico llegar a un AC5, ahorrar en el resto de características, que además son más importantes, y vender un suelo laminado barato como uno de calidad.

En cuanto a este tema es realmente llamativo el que para la mayoría de casos una resistencia AC5 es simple y llanamente innecesario. El AC3 es suficiente para la mayoría de hogares, y los AC5 o AC6 solo tienen justificación en lugares de mucho tránsito y un uso muy intenso, por ejemplo en centros comerciales. De hecho es mucho más probable que deba cambiar su suelo laminado por la acción de la humedad frente a un mal sistema de anclaje o mal montaje que por desgaste.

Inconvenientes de las ofertas de los grandes almacenes de bricolaje

En contra de lo que puede parecer las grandes superficies de bricolaje no suelen fabricar sus suelos laminados, sino que los encargan a fabricantes que ya están establecidos en el sector, y que luego comercializan con su marca. Se trata de grandes pedidos con los que abastecer a todas sus tiendas y que en la mayoría de casos no tienen continuidad en el tiempo, y que se fabrican siguiendo unas especificaciones muy concretas para conseguir precios muy competitivos.

Esto genera un problema que no es solo de calidad, también de disponibilidad de estos suelos laminados económico. Es muy posible que si necesitamos comprar algún paquete más, ya sea para completar el trabajo o para sustituir alguna lama que se ha deteriorado, sea imposible encontrarlo si han acabado las existencias de la promoción, lo cual suele hacerse muy rápido dados los precios a los que se ofertan.

Este problema puede llegar a darse también con los fabricantes cuando utilizan sus propias marcas, aunque es muchísimo menos frecuentes ya que estos mantienen los productos durante mucho más tiempo en catálogo, son muchas empresas las que los distribuyen y en muchas ocasiones se guardan pequeños stocks de producto.

Comprar suelo laminado online

Adquirir productos a través de la red puede ser una buena forma de conseguir buenos precios, de eso no cabe duda, pero también es la mejor forma, si no conocemos lo que compramos, de hacer una mala compra.

Para comprar suelo laminado online pueden ser de interés algunas recomendaciones:

  • Adquiere solo marcas conocidas y que puedas comprar también en otros sitios. Es muy frecuente tener que comprar en algún momento alguna caja más, si este fuera el caso, y solo hiciéramos el pedido de una caja, los beneficios de comprar online posiblemente desaparecerían debido a los gastos de envío.
  • Sobredimensiona el pedido algo más de lo normal. Si crees que va a ser complicado encontrar el mismo tipo de suelo laminado es recomendable sobredimensionar algo más el pedido de lo normal. Tenga en cuenta que lo normal es pedir aproximadamente un 5-10% más de la superficie a cubrir por el tema de los desechos debido a cortes.
  • Antes de firmar la entrega revise bien todas y cada una de las cajas prestando especial atención a los mecanizados, ya que estos son la parte más endeble y susceptible a dañarse. Si no se encuentran en perfecto estado no aceptes el producto.
  • Confirma donde se realizará la entrega y en qué momento. Es posible que el transporte no incluya llevar el suelo laminado comprado online hasta el interior de la vivienda, lo que puede significar un gran problema para el comprador si no es lo que esperaba y no estaba preparado para ello. Puede ser una situación especialmente sangrante si el pedido es grande y se trata de un piso sin ascensor y el comprador no dispone de ayuda en ese momento.