diferencias aglomerado y dm

Los tableros de Densidad Media (DM o MDF del inglés medium density fibreboard) y los aglomerados son productos derivados de la madera que en muchas ocasiones tienen usos similares. Sin embargo no son el mismo producto, tienen importantes diferencias, y en bastantes casos no son sustitutivos.

El DM se fabrica a partir de fibras de madera, es decir, se descompone hasta un estado muy básico. Posteriormente se aplican adhesivos y se prensa. Mientras que para fabricar aglomerado la madera se tritura para obtener pequeñas astillas, que nunca serán tan pequeños como las fibras.

Diferencias a simple vista

Debido a este proceso de fabricación las diferencias no solo son perceptibles a simple vista, el tacto es muy diferente. Mientras que el DM ofrece una superficie lisa y muy uniforme, el aglomerado no es tan liso, por mucho que se prense, y visualmente es más bruto.

Resistencia y Estabilidad

Durante el proceso de fabricación y en función de los adhesivos, la cantidad de madera y la presión ejercida se pueden conseguir tableros, tanto aglomerados como DM, de prestaciones diferentes. Por tanto la comparación se puede volver compleja.

Si tenemos en cuenta lo que habitualmente se comercializa, por ejemplo un aglomerado de 16mm de espesor y una densidad aproximada de 625 kg/m3. Y por otro un DM de 16 mm con una densidad aproximada de 750 kg/m3, podemos afirmar que el DM tendrá un mejor comportamiento frente a la torsión y también será más estable. Es decir se doblará menos al cargar peso y las contracciones e hinchazón derivados de los cambios de humedad serán también menores.

Comercialización

Ambos materiales se comercializan en dimensiones prácticamente iguales, e incluso en formatos muy similares. Las medidas más habituales son las de 122×244 y 285×210 cm con espesores de 16 y 19 mm. Aunque en función del país y el fabricante pueden haber diferencias.

Gran parte de las ventas de aglomerados y dm se realizan en tableros recubiertos de melamina, principalmente para la fabricación de mobiliario. Es en este sentido donde hay una mayor sustituibilidad.

Aplicación de Acabados

Esta es una de la principales diferencias entre el dm y el aglomerado. Si obviamos los tableros recubiertos de melamina, el aglomerado tiene una superficie realmente mala para la aplicación de acabados. Es prácticamente imposible dejarla lisa y además debido a su alta porosidad absorberá una gran cantidad de producto.

Lo contrario sucede el DM o MDF, ya que es una superficie ideal para aplicar acabados, por ejemplo barnices, pinturas o lacas. Todavía mejor cuando mayor es la densidad del tablero.

Precio

Existe también una diferencia de precio sustancial. El DM puede ser entre un 10-20% más caro que el aglomerado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here