¿Qué es una pérgola? Definición, Usos y Materiales

qué es una pérgola

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Una pérgola es una estructura, normalmente hecha en madera aunque se pueden construir en otros materiales, compuesta por unas columnas sobre las que reposa una estructura reticular de vigas, con el fin original de dar sombra.

Estas estructuras son utilizadas desde la época de los griegos y romanos precisamente para este fin.

Principales Usos

Normalmente las podemos encontrar en los exteriores de una casa (jardines, terrazas o azoteas) o incluso en plazas y jardines públicos. Por definición las pérgolas tienen el fin de aportar sombra en un espacio abierto, especialmente cuando se permite que plantas trepadoras crezcan a su alrededor y entre las vigas, no es raro encontrarlas en lugares donde tienen un fin exclusivamente decorativo, para formar un pasillo o incluso como medio para separar ambientes.

Cuando este tipo de estructuras se colocan a continuación de una edificación y sobre todo se cubren sería más correcto hablar de porche.

Materiales

Principalmente las pérgolas están fabricadas en madera y fijadas al suelo, es decir se trata de estructuras fijas. Igual sucede con las pérgolas hechas en metal, también relativamente frecuentes. Sin embargo también existen pérgolas hechas con materiales plásticos que se pueden montar y desmontar. Estas pérgolas plásticas son mucho menos resistentes y elegantes, aunque por otro lado mucho más económicas.

Que en una pérgola se utilice la madera y/o el metal no es trivial, deben ser materiales resistentes a las inclemencias del tiempo e intemperie. Por ello se utilizan maderas muy resistentes y tratadas para ello.

Las maderas más utilizadas son por un lado las tropicales como el ipe o la teca. Maderas con una resistencia natural. Y por otro lado maderas tratadas, especialmente en autoclave, como es el caso del pino o el abeto. Aunque también podemos encontrar otros tipo como el cedro o el cerezo.

¿Cómo podemos adquirir una pérgola?

La opción más recomendada es la de recurrir a un profesional de la carpintería con experiencia que conozca los materiales y tome las medidas oportunas con el fin de conseguir el mejor resultado con una pérgola a medida.

Pérgolas en kit. Las podemos encontrar en centros de distribución de maderas o de bricolaje. Si esta fuera elección debemos tener muy claro qué es una pérgola, de que está compuesta y que tipos existen. Si no fuera así corremos el riesgo de adquirir algo que no es lo que búscabamos y no es el típico producto que se puede devolver facilmente.

Vienen con una serie de medidas predefinidas y con todo lo necesario para montarlas. Sus precio son competitivos, sin embargo el resultado no sera perfecto si la instalación no la hace un profesional y si las “medidas estandar” no son las ideales para su futura localización.