Madera

Tratamiento Autoclave para Madera: Definición, Tipos y Usos

¿Qué es el tratamiento autoclave para madera? ¿Cómo Mejora el Comportamiento de la madera expuesta a la intemperie? ¿Qué tipos existen?

madera tratada en autoclave

La madera sometida a determinadas condiciones ambientales se degrada y puede ser atacada por toda clase de agentes biológicos como puede ser los hongos o insectos xilófagos, lo que a su vez acelera aún más la degradación.

Para contener este proceso y retrasarlo al máximo se pueden tomar ciertas medidas, siendo el tratamiento autoclave para madera, uno de los recursos más habituales conocidos y efectivos para ello.

Es también habitual referirnos a la madera tratada con este método como cuperizada, tanalizada o impregnada.

¿Qué es la Madera Tratada en Autoclave?

El autoclave es un recipiente metálico hermético capaz de soportar grandes presiones y que permite aplicar tratamientos que mejoran la resistencia de la madera a la putrefacción y acción degradadora de agentes biológicos. El proceso a grandes rasgos consiste en la inyección de sustancias químicas, principalmente sales de cobre, utilizando técnicas de vacío.

Descripción del proceso Bethell (célula llena)

El denominado sistema Bethell o de vacío-presión, es el de mayor empleo en el mundo. Con este sistema se puede conseguir una retención máxima de producto en la madera, impregnando no sólo la pared celular, sino también los lúmenes celulares. Se distingue principalmente del sistema Rüping por la realización de un vacío inicial.

Este sistema presenta las fases siguientes:

  • Introducción de la madera (con una humedad máxima del 24%) en el cilindro de impregnación.
  • Vacío inicial de intensidad y duración variable en función de la humedad y de la especie de la madera.
  • Llenado del protector liquido en el cilindro de impregnación.
  • Elevación de la presión conforme al grado de protección a alcanzar (en general de 12,4kg para tratamientos en clase IV). Varía este dato en relación con el tiempo de impregnación.
  • Mantenimiento de la presión de trabajo durante un periodo de tiempo en función del grado de protección a alcanzar.
  • Retorno a la presión atmosférica y evacuación del protector restante de la cámara de impregnación.
  • Realización de un segundo vacío, de intensidad y tiempo variable (escurrimiento).
  • Extracción de la madera del cilindro.

Descripción del proceso Rüping (célula vacía)

Fue la primera técnica implantada. Se desarrolló a la vez que los ferrocarriles e infraestructuras de alimentación energética y de telecomunicaciones para garantizar vida a las traviesas y los postes de tendidos eléctricos y telefónicos. El protector empleado era, y sigue siendo, la creosota, incorporada mediante el sistema de autoclave denominado Rüping.

Este sistema funciona de la siguiente manera:

  • Introducción de la madera (con un porcentaje de humedad máxima del 24%) en el cilindro de impregnación.
  • Aplicación de presión (unos 4kg), entre otras cosas, para abrir las células de la madera.
  • Bajada de presión, llenado del cilindro con el producto protector (creosota a 90º).
  • Aumento de la presión (9kg) para impregnación de la creosota en la madera (mantenimiento del nivel de presión).
  • Disminución de la presión hasta alcanzar el nivel atmosférico (se vacía el cilindro por principio de compensación de presiones) y bombeo de los sobrantes de creosota.
  • Depresión/vacío final para extraer de la madera el excedente de producto.
  • Retorno a la presión atmosférica y extracción de la madera del cilindro.

Existen otras técnicas y variantes, sistemas para protectores denominados orgánicos o en disolvente orgánico, plantas de tipo vacío-vacío (vac-vac) o Cíclicos (OPM y APM). Cada una con sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué compuesto o productos se aplican?

En este sentido existen importantes diferencias. Cada empresa, en función del producto que quiera conseguir (clase de uso de la madera, acabado o color) podrá utilizar diferentes compuestos.

Se pueden utilizar protectores, barnices, pinturas e incluso tintes. A esto hay que añadir la preocupación creciente por el medio ambiente y la utilización de determinados productos químicos.

Destacan las sales hidrosolubles de cobre (tanalizado), creosotas, preservativos orgánicos o resinas alquídicas son los más habituales.

Desde hace unos años los tratamientos a base de micronizado de cobre (micro-nano partículas de cobre que llegan a introducirse en las células de la madera) ganan terreno. Se debe entre otras cuestiones a que ofrece un excelente resultado, ahorro en energía y cumple actualmente incluso con las normativas ambientales más exigentes.

¿Color de la Madera tratada en Autoclave?

Estamos habituados a ver la madera tratada con un tono verdoso. Se debe principalmente a la utilización de sales hidrosolubles, que son las más usadas con el método Bethell, que como ya comentamos, es el más utilizado.

Sin embargo este no siempre tiene porque ser resultado. Pueden utilizarse productos para colorear la madera o incluso técnicas que respetan en mayor medida su color natural.

Ventajas y Desventajas del Tratamiento en Autoclave

Este tratamiento aporta interesantes ventajas y beneficios a la madera. Entre ellos destacan:

  • Mayor durabilidad. Resistencia mejorada frente a la acción de insectos y hongos.
  • Se mejora el comportamiento frente a condiciones ambientales adversas. Es decir, especies que de forma natural no son aptas para exterior, puede pasar a serlo tras el tratamiento. Por ejemplo el pino o el abeto.
  • Mayor estabilidad. Directamente relacionado con las características anteriores. Es decir, la madera se mueve menos frente a los cambios ambientales.
  • Se pueden aplicar también durante el proceso agentes retardantes frente al fuego.
  • Se reducen los gastos asociados al mantenimiento de la madera.

Tipos de Maderas Tratadas en autoclave

Podemos clasificar la madera tratada en autoclave según dos criterios. Por un lado según la clase de riesgo que alcance la madera tras el tratamiento, y por otro según la especie de madera utilizada.

Las Clases de Uso o Riesgo

El tratamiento en autoclave, al menos el realizado por empresas y profesionales cualificados, sigue unos criterios y varemos estrictos con el fin de poder catalogar para que tipos de usos es apta la madera resultante.

La norma EN-335 sobre la Durabilidad de la Madera define estas clases de uso:

  • Clase de uso 1: El menos exigente. A cubierto, y protegido de la intemperie y no expuesto a la humedad.
  • Clase de uso 2: A cubierto, protegido de la intemperie, pero puede existir humedad ambiental ocasional.
  • Clase de uso 3: A cubierto, pero a la intemperie. No en contacto directo con el suelo.
  • Clase de uso 4: A la intemperie y en contacto directo con el suelo, e incluso agua dulce.
  • Clase de uso 5: En contacto con agua salada.

Siempre que compremos madera debemos solicitar la ficha técnica o etiquetado. En esta documentación debe hacerse referencia a la clase de uso para la que es apta.

tipos autoclave

¿Qué maderas son las más utilizadas?

La madera de pino es con diferencia la más utilizada. Lo es por su excelente relación calidad/precio y por su buen comportamiento frente al tratamiento. Normalmente tras un autoclave con sales hidrosolubles el resultado es apto para las clase de uso 3 e incluso 4.

Otras madera habituales son roble, olmo o akoga.

Usos

Los usos son en esencia cualquiera, aunque desde un punto de vista práctico la gente recurre a la madera tratada en autoclave para usos en exteriores:

  • Tarima de exterior: jardines, embarcaderos…
  • Rastreles.
  • Pasarelas de madera.
  • Construcción de estructura: pérgolas, porches…
  • Mobiliario de exterior.
  • Vallados, cercados agrícolas, postes…


Comentarios


  1. Buenos días, que durabilidad media de eficacia tiene el tratamiento, por ejemplo para madera a interperie en contacto con agua dulce. Por otro lado, me gustaría saber, si ouede aplicarsele algún n tipo de revestimiento para tintarlo. Muchas gracias.

    1. Hola María Dolores. Obviamente no hay una respuesta exacta a tu pregunta. Depende de la madera, del proceso y de los productos usados. Lo habitual es pedir la ficha técnica facilitada por el fabricante de la madera que quieres comprar en el almacén. Esta contiene información sobre para que tipos de usos es apta y también una aproximación a la vida útil bajo determinadas circunstancias. Respecto a si se puede añadir tratamiento superficiales, como barnices, es si. Un saludo.

  2. Buenas noches,

    Me pregunto si se puede utilizar traviesa de madera tratada en autoclave para hacer raíles que delimiten las parcelas para un huerto. O si los productos que se utilizan para tratar la madera pueden ser perjudiciales para la salud al estar en contacto directo con alimentos comestibles.

    Gracias.
    Judit.

    1. Hola Judit. Depende de lo que se haya utilizado para el tratamiento en autoclave. Lo mejor es que acudas a un almacén de madera, y pidas las fichas técnicas que las maderas que comercializan. En estas fichas podrás ver si existe algún compuesto perjudicial. Un saludo.

  3. Necesito hacer un cielorraso dentro de la casa y estoy en dudas si utilizar pino tratado o sin tratar para los tirantes, el tema es la polilla, no sé si al pino tratado se le puede proteger con pintura para que no contamine. Gracias…

    1. Hola Carlos. Este tipo de tratamientos penetra en la madera, por lo que son mucho más efectivos que los tratamientos superficiales como la pintura o el barniz. Si crees que puedes tener un problema de insecto yo compraría la madera ya tratada para ello, y luego aplicaría un tratamiento superficial. Un saludo.

  4. Hola. Dispongo de grandes cantidades de madera de eucalipto. Me pregunto si me serviría para la construcción de cabañas tipo canadiense (toda de troncos) y si tengo que tratarlos, dada la resistencia de esta madera al agua. Sería en el norte (montañas astures). Gracias.

  5. No mencionais al hablar de los autoclaves el método, para célula llena, de vacío en inmersión previa propio de los de carga vertical, que precisa solamente de un ciclo de vacío y que al parecer está ofreciendo mejores resultados de impregnación que con el método Bethell, sin aplicar sobrepresiones, que suelen dañar los materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.