Las pasarelas de madera son una opción natural y ecológica para delimitar y/o permitir el paso de peatones, ciclistas, etc. No desentonan en espacios naturales, como playas o senderos, y tampoco en ámbitos urbanos como paseos.

Son también una gran herramienta de sensibilización hacia la accesibilidad, ya que permiten el tránsito cómodamente a personas que pueden tener su movilidad reducida.

Otra de las ventajas de las pasarelas de madera es su coste, tanto desde el punto de vista de los materiales como de la instalación. La madera es mucho más económica que el acero y la obra mucho más rápida y sencilla.

Tipos de pasarelas y/o puentes de madera

  • Fijas al suelo.
  • Escaleras y rampas de acceso.
  • Puentes o pasarelas elevadas sobre el suelo o pasos de agua. Permiten salvar obstáculos como barrancos, ríos o terrenos escarpados.

tipos de pasarelas y puentes de madera

Para el último tipo, lo normal es que se trate de pasarelas de madera medida ya que requieren de un estudio. Para otros casos más sencillos como puede ser el acceso a una playa se pueden adquirir modelos prefabricados o incluso enrollables.

¿Qué madera es la ideal?

Un requisito que debe cumplir la madera utilizada para construir la pasarela es que alcancen la clase de uso 3.2 y preferiblemente 4. Estos contemplan situaciones en las que la madera puede estar en contacto con agua durante largos periodos de tiempo, y además en contacto directo con el suelo en la clase de uso 4. Para casos extremos donde una parte esté sumergida habría recurrir a algún tipo marcado con la clase 5.

La madera más utilizada es la de pino tratada, principalmente en autoclave (tratamiento a base de vacío, altas presiones y sales hidrosolubles de cobre). Esta elección no se debe a la resistencia natural de la madera de pino a la intemperie, de hecho es poco durable. Se debe principalmente a:

  • Es una especie abundante y por tanto económica.
  • Tratada correctamente su durabilidad y prestaciones mejoran bastante.

Es habitual que también se emplee abeto, que es una madera con unas prestaciones similares a las del pino. Sin embargo es un error, ya que la impregnabilidad del abeto es menor. Es decir el tratamiento no penetra igual.

Son también utilizadas algunas especies de madera de gran durabilidad natural a las que se le aplican tratamientos superficiales, como el Ipe, y productos derivados como el composite. Estos casos en el ámbito público son poco habituales ya que representan un incremento sustancial de la inversión.

Otro problema también frecuente es utilizar madera laminada a la que se le aplica el tratamiento en autoclave con posterioridad. Es decir, después del encolado. Esto es un error.

Pero no solo es importante la especie de madera a elegir. En función el uso y las cargas previstas también hay que atender a la sección de las tablas, los rastreles, etc.

La importancia de los herrajes

De poco sirve tener la mejor madera para construir una pasarela o puente si luego empleamos malos herrajes y las piezas se sueltan al poco tiempo.

No nos vale cualquier tornillo, clavo o anclaje. Deben estar fabricados con materiales aptos para estar a la intemperie, por ejemplo acero galvanizado o inoxidable.

En los casos de las playas o paseos frente al mar la importancia de una buena elección es aún mayor. La cantidad de sales presentes en estos ambientes las convierten en zonas más agresivas.

¿Debemos prestar atención a algo más en las pasarelas de madera?

También es interesante consultar el nivel de resbaladicidad o resistencia al deslizamiento (Rd) de la superficie.

Si va a caminar gente descalza debemos atender a calidad visual de la madera. Que no presente muchos nudos o defectos que puedan dañar a los usuarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here