Compartir
parquet multicapa

El parquet multicapa es en esencia un tipo de suelo de madera donde cada pieza está compuesta por varias capas de diferentes materiales. Siendo la última capa la única visible y la que está formada por la madera noble.

La gran ventaja de este tipo de suelo es la de poder disfrutar de la exclusividad y autenticidad de la madera natural sin la necesidad de realizar un desembolso excesivo. La utilización de otras especies y/o materiales para las capas internas permiten una reducción importante en lo que a costes se refiere.

Pero esta no es la única ventaja, hay otras:

  • Se evita una sobre explotación de ciertas maderas nobles y relativamente escasas.
  • Se pueden realizar instalaciones flotantes, lo que implica un significativo ahorro en tiempo y costes.
  • A diferencia del suelo laminado se pueden realizar pequeñas reparaciones, e incluso acuchillar.

Composición de la tarima muticapa

Capa exterior o de uso

Normalmente esta capa está formada por una chapa de entre 2 y 4 milímetros de espesor. La idea es utilizar en esta capa la madera de calidad superior y mejor apariencia. Una especie noble.

Es posible encontrar parquet multicapa con una capa exterior más delgada. Estas tienen un coste inferior y el inconveniente de no tener el suficiente espesor para hacer saneamientos o reparaciones. Es un producto muy similar al suelo laminado, aunque con mayor autenticidad.

Se puede adquirir tanto con algún acabado aplicado como sin este. Los tintes o barnices son los acabados más frecuentes más frecuentes.

Interior

Con el fin de conseguir mejores prestaciones y/o reducciones de coste podemos encontrar diferentes opciones para las capas interiores, que suelen ofrecer un espesor aproximado de 10 milímetros. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes.

  • MDF o HDF. Se trata de un tablero de fibras que puede ser de media o alta densidad. Para el caso de suelos es frecuente utilizar tableros de alta densidad e hidrófugos (resistencia adicional al agua). Se consigue un ahorro de costes y ciertas mejoras respecto a algunas maderas macizas.
  • Madera maciza. Normalmente alguna especie conífera como el pino, abeto o chopo.
  • Rechapado. Es la opción menos frecuente, pero la de mejor calidad y mayor precio. El resultado es más estable y resistente.

Instalación del parquet multicapa

Principalmente se puede realizar dos tipos de instalaciones:

  • Fijo al suelo. Se utilizan colar o adhesivos para fijar el parquet multicapa al subsuelo. Este tipo de instalación es más compleja, aunque por otro lado más estable.
  • Flotante. En este caso no se fija el parquet al suelo, sino que se unen las piezas utilizando un sistema de clic hasta cubrir toda la superficie. Se requiere de utilización de un aislante o manta para instalaciones flotantes entre el parquet y el subsuelo. La instalación es relativamente sencilla, rápida y no requiere de grandes obras.

Si existen desniveles en el subsuelo es necesario cubrirlos, por ejemplo utilizando pasta niveladora. Con la instalación flotante y el adecuado aislante se puede salvar algún milímetro. En el caso de instalaciones fijas la nivelación debe ser perfecta.