Compartir
diseños suelo vinílico

Hablar de suelo vinílico hace años, no hay que olvidar que es un material que ya se usaba en los años 50, era hablar de suelos baratos de baja o muy baja calidad, sin embargo esto ha cambiado mucho durante la última década.

Actualmente los pavimentos vinílicos presentan por un lado la posibilidad de elegir cualquier diseño que estemos buscando desde maderas a piedras, algo impensable anteriormente, y por otro unos materiales de gran calidad aptos no solo para las habitaciones más húmedas de las casa como la cocina y el baño, también para zonas de alto tránsito de personas como centros comerciales. Por si esto no fuera poco, además los pisos de vinilo actuales son increíblemente fáciles de instalar, tanto que cualquiera puede hacerlo incluso sin invertir en maquinaria o herramientas específicas.

Aptas para cualquier ambiente o estilo decorativo

Independientemente del estilo con el que hayas decorado tu casa, ya sea minimalista o rústico, te será muy fácil encontrar un suelo vinílico que se ajuste a lo que buscas. Están disponibles en una gran variedad de colores, patrones y diseños de diferentes materiales, por ejemplo madera de roble blanco, mármol, microcementos, baldosas hidráulicas, etc.

Sería muy fácil tener un suelo de cocina con apariencia de madera, con un detalle realmente sorprendente, utilizando lamas o loseta vinílica. Esta sería además una opción que repelería el agua.

La duración de los pisos de vinilo

Son resistentes a golpes, arañazos, manchas, salpicaduras de líquido e incluso al desgaste que infligen las zonas con mucho tránsito de personas. Los pisos de vinilo se mantendrán en muy buen estado durante años, incluso podríamos afirmar que durante décadas.

Para que esto sea así han tenido que darse mejoras tanto en el núcleo de la loseta vinílica, mucho más resistente, incluso a la torsión, como en la capa superficial o exterior, que es la que debe ofrecer esta resistencia al desgaste. Esta capa exterior suele estar recubierta de uretano, que es material que le ofrece esta resistencia y mantiene el brillo y color de la loseta vinílica. Podemos encontrar otros tipos recubiertos de policloruro de vinílo (PVC), estos suelo de PVC ofrecen menor resistencia, y la suciedad y los arañazos que se produzcan se verán más fácilmente. Por tanto estos será in inferior calidad.

Se pueden encontrar también losetas de vinilo que ofrecen junto con el uretano otros productos para mejorar la resistencia como por ejemplo el óxido de aluminio.

Esta capa exterior es fundamental para elegir un buen suelo vinílico a comprar. Junto con el material utilizado, que ya hemos comentado, suele interpretarse que a mayor espesor de esta capa mayor calidad del piso.

Los formatos de los pavimentos vinílicos

instalación loseta vinílica

En cuanto al diseño lo único relevante no es el dibujo, también importa el formato y tamaño de cada una de las losetas y lamas, y como puede combinarse, en el que caso de que lo permitan, para conseguir diseños más complejos.

Independientemente del formato que utilicemos una de las ventajas del suelo vinílico es que para su instalación no son necesarias grandes obras, de hecho puede instalarse sobre el suelo preexistente.

Existen diferentes opciones:

  • Vinilo en rollo. Se trata de la forma más básica y económica en la que podemos comprar suelo vinílico. Estos vienen en rollos de varios metros. La instalación, cuando se hace por un experto es muy rápida, sin embargo si la persona que hace la instalación no está habituada manejar piezas de varios metros de longitud puede convertirse en algo sumamente engorroso. Es ideal para grandes habitaciones donde hay que realizar pocos o ningún ajuste o corte.
  • En formato de baldosas, losetas o lamas. Aunque su uso no está aún tan extendido como el del anterior formato, la venta de pisos de vinilo en losetas está creciendo fuertemente. Aunque la instalación no es tan rápida la facilidad de instalación gracias al tamaño de las piezas y los sistemas clics simplifican mucho la tarea. La instalación sería similar a la de un suelo laminado. Normalmente las dimensiones cada loseta o lama dependerá del tamaño con el que podemos encontrar el diseño que está imitando, por ejemplo tarima de madera o losetas de mármol.

Existen básicamente dos forma de instalación, adhesivos y sistema de anclaje o clic. Normalmente el vinilo en rollo es adhesivo mientras que en losetas podemos encontrar de ambas formas.

¿Suelo Vinílico para baños y cocinas? Sin problemas

Cuando llega el momento de plantearse cambiar el suelo de un baño o de la cocina la pregunta típica es si este será resistente al agua y/o otros líquidos. La respuesta para el caso de los pavimentos vinílicos es un “claro que si, sin problema alguno”.

Además tiene otra ventaja más, son muy fáciles de limpiar, por lo que si el agua va a ser constante sobre su nuevo suelo, agradecerá que este sea de vinilo.

Mantenimiento las losetas vinílicas

pavimento vinílico

Prácticamente no requieren mantenimiento. Una fregona para cuando se ha mojado y pasar la aspiradora o un escobillón o mopa cada poco será suficiente para mantenerlo en perfecto estado. No es necesario ningún tipo de abrillantado o pulido.

Aunque sean resistentes no son indestructibles, por ello es recomendable no utilizar productos abrasivos. Si encuentra una mancha que parece compleja de eliminar adquiera algún producto específico para este tipo de suelo y utilice un cepillo suave.

Inconvenientes o desventajas

Nada es perfecto y por tanto el suelo vinílico tampoco lo es y tiene algunos inconvenientes:

  • La luz solar directa continuada puede afectar con el tiempo al dibujo del suelo. Esto es algo frecuente en muchos tipos de suelos, aunque no por ello hay que dejar de mencionarlo. En zonas donde cree que pueden verse afectados utilice cortinas, estores o cualquier otra forma de evitar largas y repetitivas exposiciones.
  • La nivelación del suelo anterior debe ser perfecta, el mínimo error se verá posteriormente.
  • No son ideales para casas con calefacción radiante.
  • Si entran en contacto con objetos calientes pueden deteriorarse.
  • Para la fabricación se utilizan materiales que pueden resultar perjudiciales, especialmente durante el proceso de fabricación, por ejemplo el PCV.

El precio del suelo vinílico

Como sucede con todo, existen diferentes calidades, materiales o diseños, que sin lugar a dudas afectará al precio del suelo vinílico, aunque generalizando sí que podemos decir que por norma este tipo de suelos son más baratos que muchas de las alternativas.

No tiene demasiado sentido compararlo con suelos como el mármol, la madera maciza o baldosas hidráulicas, ya que tienen en común muy poco. Nos parece más lógico compararlo con alternativas similares como pueden ser los suelos laminados, los suelos de corcho o incluso de linóleo, es decir suelos flotantes o que se fijan con un adhesivo al subsuelo.

El coste de un pavimento vinílico, al igual que sucede con cualquier otro material, consta de dos partes, por un lado el material y por otro la instalación. Desde el punto de vista de la instalación el suelo vinílico es quizás el más económico, ya que esta es muy rápida y prácticamente no necesita herramienta. En cuanto al precio del suelos vinílico en si lo podemos encontrar entre 7-35€ por metro cuadro aproximadamente en losetas y entre 5-30€ el rollo, mientras que un suelo laminado se sitúa entre 8-40€ (no está incluida la imprescindible manta).