Cómo Poner Suelo Laminado. Los 10 Pasos Indispensables

poner suelo laminado

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Normalmente cuando nos planteamos cambiar el suelo, ya sea de una habitación concreta o de toda la casa, pensamos en grandes obras, en no poder estar cómodos en casa durante algún tiempo y en el elevado coste que un trabajo como este puede tener. Sin embargo, si nuestra elección consiste en poner suelo laminado no serán necesarias grandes obras, ni un gran desembolso y, en función del tamaño de la casa o habitación, podemos estar pisando el nuevo suelo el mismo día.

Los suelos laminados son muchos más fáciles de poner que un parquet tradicional de madera maciza y ofrecen la misma apariencia. Las lamas o tablas consisten, en la mayoría de ocasiones, en tableros MDF sobre los que se aplica una lámina plástica con el diseño que hayamos elegido. El hecho de que el diseño se imprima sobre estas láminas plásticas permite encontrar un inmensa variedad de diseños, desde imitaciones de todas las clases y tipos de madera, pasando por piedras o diseños originales.

Además estas capas plásticas permiten obtener las texturas del producto que imitan, aportan resistencia al rayado y golpes, y permiten que los líquidos no entren en contacto con la madera.

Pasos para poner suelos laminados

instalar suelo

Pasos 1: Aclimatar el suelo laminado al entorno. Al estar compuesto básicamente de madera, y al igual que le sucede a esta, el suelo laminado se expande y se contrae con los cambios de temperatura y humedad del entorno. Por ello es muy recomendable tener el suelo laminado durante al menos 48 horas en lugar donde se va a instalar, para que adapta al ambiente. Si no lo hiciéramos correríamos el riesgo de que se expanda y eleve en algunas zonas días después de la instalación.

Paso 2: Retire los rodapies o zócalos y jambas o tapajuntas de puertas, también repare el suelo si es necesario. Separe los rodapies de la pared y apártelos (es posible que quiera volver a usarlos). Para poner el suelo laminado correctamente es necesario que la base sea sólida y nivelada, por ello si ha colocado anteriormente algún otro suelo laminado, vinílico o similar debe eliminarlo, y también es necesario que nivele el suelo y arregle posibles grietas que pueda tener. Con mayor frecuencia para los desniveles se utiliza pasta niveladora, una especie de mortero que se aplica para igual el suelo, y que no es difícil de encontrar.

Paso 3: Instalación del aislante. Antes de instalar asegúrate de que el suelo está limpio y que no clavos, grapas o algo por el estilo. Coloca el aislante sin superponer capas, si es necesario utiliza un cutter para cortar lo que sobre.
Este recubrimiento cumple varias funciones: aísla de la humedad del subsuelo, amortigua el sonido y ayuda a la uniformidad del suelo.

Paso 4: Planifica la orientación o diseño. Para elegir la dirección en la que vamos a poner las lamas de suelo laminado lo primero que debemos observar que pared es más larga y recta, y empezar por esta. También debes observar si existen otras paredes curvas y donde están localizadas las puertas, planifica para tener que realizar el mínimo número de cortes, lo que también repercutirá en el presupuesto al haber un menor número de partes a desechar. Es posible que necesites cortar la primera fila de lamas en función del diseño que hayas elegido. Utiliza abrazaderas para hacer los cortes rectos y seguros.

Paso 5: La junta de dilatación. Como ya comentamos el suelo laminado se expande y contrae con las cambios de temperatura y humedad. Esto es inevitable y natural. por esta razón debemos dejar algunos milímetros de separación entre las lamas y la pared. Podemos usar una tira de lo que cortemos y desechemos, que tiene un normalmente un espesor ideal para ello, entre 0,8 y 1 cm, o clips de plástico que podemos encontrar en kits de instalación.

Paso 6: Colocar la primera fila de lamas. Tenga en cuenta que parte del sistema de clic queda hacia la pared y cual hacia usted. Normalmente las lamas se puede unir a mano, aunque en algunas ocasiones se puede usar una herramienta específica para la colocación de suelo laminado en forma de S y un martillo con el que a través de suaves golpes ir cerrando las juntas que normalmente son más complicadas debido a paredes.

Paso 7: Filas siguientes. Aproveche para comenzar una nueva fila el resto de la lama que frecuentemente hubo que usar para terminar la fila anterior. Asegúrese de dejar al menos 15 cm entre entre el comienzo de una lama de la fila anterior y la que estamos colocando.

Paso 8: Última fila. Esta suele ser la más compleja ya que es más complicado maniobrar debido a la cercanía con la pared. Para encajar las lamas de esta fila con la anterior debe hacerse con un angulo más pronunciado y es probable que sea necesario utilizar la herramienta comentada en el paso 6 para cerrar bien el sistema de enganche o clic. No te olvides de la junta de dilatación.

Paso 9: Remates alrededor de las puertas. No corte las lamas para que se ajusten al contorno de la puerta y tapajuntas. Corte el tapajuntas lo necesario para que el piso se coloque bajo este.

Paso 10: Vuelva a colocar los rodapies. Estos taparan las juntas de dilatación que tuvimos que dejar para colocar el suelo laminado.