Algunos Consejos Para Disimular el Deterioro de Muebles

disimular imprefecciones muebles

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Para que esos muebles que hemos comprado se mantengan siendo el centro de atención, debemos tomar ciertos cuidados, a continuación te damos algunos consejos para que tu casa luzca siempre de primera.

El polvo, la suciedad, el sol y el exceso de humedad hacen que las terminaciones se pelen, se partan o escamen, estos son algunos de los más comunes agentes que dañan nuestros muebles de madera. Para protegerla debemos nutrirla regularmente con productos de limpieza naturales, que combinen aceites naturales, preferiblemente de limón, sésamo y almendra; y que no contengan silicona (ya que esta resulta perjudicial).

¿Qué hacer ante los problemas habituales de la madera, como, rayones, marcas, quemaduras? Para estos hay que tomar medidas especiales, para rayas, marcas y arañazos aplica en el lugar crayón de cera o pasta para los zapatos del mismo color de la madera, esto logrará ocultar la marca, luego pasa un paño suave y limpio. En caso de algún accidente de la casa en que el nuestra madera resulte quemada, podemos disolver la quemadura frotando un algodón embebido en removedor de esmalte de uñas, recoloreamos el área con un crayón o pasta para zapatos y luego frotamos con un paño suave. Los rayones o quemaduras muy grandes o profundos necesitarán en trato de un profesional.

La cera de vela cuando aún está blanda, podemos endurecerla con un hielo envuelto en plástico y después la quitamos con una espátula, sino funciona de esa manera, se necesitará un removedor especial para cera como Wax away.

Algo que nos causa dolor de cabeza son las grietas, las que son superficiales podemos solucionarlas con los crayones de los niños, fundimos la cera del crayón dentro de la grieta (elegir un color parecido) y dejamos enfriar por media hora. Se quita el exceso con un plástico similar a una tarjeta de crédito hasta dejar lisa la superficie. En caso de derramar alcohol o esmalte, no debemos frotar con un paño –como normalmente se hace- pues esto empeora la situación, sólo dejamos secar el alcohol o esmalte por una noche, al día siguiente es recomendable usar un removedor y si funciona tendremos que recolorear el área.

Y por último algo que siempre sucede cuando estamos pintando la casa, las odiadas manchitas o salpicaduras de pintura, mientras estén frescas podemos quitar las con un paño humedecido en agua. Cuando se secan las podemos quitar con una tarjeta de crédito o un removedor.

Con estos sencillos trucos solo disimularemos estas pequeñas imperfecciones que han ido surgiendo en el día, si lo que queremos es una completa restauración los pasos son muy diferentes.