Compartir
madera tabla de surf

Existen diferentes maderas con las hacer tablas de surf, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Aunque la más recomendada suele ser la madera de paulownia no es la única opción. Hay quienes buscan tablas pesadas, otros las prefieren ligeras, y otros buscan la estética de alguna madera en concreto. Por ello en muchas ocasiones es también una cuestión de gustos y no solo de prestaciones.

¿Qué requisitos debe cumplir la madera?

Antes de elegir una madera para hacer una tabla de surf debemos saber que requisitos debe cumplir la madera en cuestión. Lo indispensable es que sea resistente y flexible frente a impactos, de no serlo se partiría a las primeras de cambio. También debe resistir la humedad y aceptar bien los acabados. No existe ninguna madera completamente inmune a la humedad, es necesario aplicar acabados que mejoren esta característica.

También es deseable que sea una madera ligera, aunque no es imprescindible. Se pueden encontrar casos en los que se han elegido especies, normalmente tropicales, que aún sin ser livianas, cumplen con los requisitos anteriores y se han usado para fabricar surfboards. No está de más decir que existen claras excepciones, como la madera de Ipe, que dada su gran densidad ni siquiera flota.

¿Cuales son las mejores maderas para una tabla de surf?

Paulownia o kiri. Es sin lugar a dudas la madera para tablas de surf más demandada. Es ligera, flexible y resistente tanto a golpes como a la humedad. Tiene una densidad aproximada de 280 kg/m3, por lo que es una madera bastante ligera.

Madera de Balsa. Es quizás la madera más ligera que podemos encontrar, entre 100 y 150 kg/m3. Es muy fácil de trabajar y se encola también muy bien. Es también muy utilizada para fabricar maquetas, manualidades y aeromodelismo. Sin embargo para lo que nos importa es inferior a la paulownia en resistencia a golpes y torsión.

Cedro. En función de la especie de cedro la densidad pueden variar entre los 370 y los 600 kg/m3. El más ligero es el que se conoce como cedro rojo. Es resistente, flexible y se comporta muy bien frente a la humedad

Secoya. Densidad en torno a los 415 kg/m3. Es una madera fácil de trabajar e ideal para curvar. Por otro lado su resistencia a la humedad es inferior a la del cedro y la paulownia, aunque por otro lado acepta muy bien los acabados.

Koa o Acacia Koa. Es una especie propia de Hawai y por esta cercanía respecto a una de las zonas donde ha nacido el surf una de las maderas que tradicionalmente más se utilizó. Tiene una densidad superior al resto, unos 610 kg/m3.

Contrachapado. Es frecuente utilizar tableros contrachapados para fabricar el esqueleto de las tablas. Este tipo de tablero está fabricado a partir de chapas de madera pegadas con la orientación de vetas de forma transversal. Con esto se consigue un tablero muy estable dimensionalmente. En función de la maderas y adhesivos utilizados el tablero será más o menos resistente a la humedad. También es muy utilizado para la fabricación de embarcaciones.