Madera

Madera de Palisandro: Tipos, Características y Usos

Hablar de Palisandro es hablar de maderas nobles y muebles de gran belleza. Pero no podemos hacerlo como si fuera una única madera, es un género, donde se encuentran algunas de las maderas más bellas

tipos de madera de palisandro

Hablar de madera de palisandro significa para muchos hablar de maderas nobles, muebles de gran belleza, veteados increíbles y colores de los más llamativo dentro del mundo de la madera.

No se trata de una única madera, cuando hablamos de madera de palisandro hacemos referencia al género, Dalbergia, compuesto por algunas docenas de especies alrededor del mundo: América Central y del Sur, África, India o Tailandia.

Algunas de las especies de palisandro están amenazadas. Se debe a diferentes factores entre los que destacan la deforestación, las talas ilegales y la sobreexplotación. De ahí que en algunos lugares se haya controlado y/o prohibido totalmente la explotación.

Características Comunes

No sería correcto simplificar y decir que toda la madera de palisandro es igual. Como ya hemos dicho se trata de varias especies que se encuentra de forma natural en prácticamente todos los continentes.

Algunas características comunes y aproximadas son:

  • Maderas muy densas, superior a 900 kg/m3, y duras.
  • Muy durables frente de hongos e insectos.
  • Si a la sobreexplotación añadimos que se tratan de especies de crecimiento lento, nos encontramos con madera escasa y de precio elevado.
  • Se trata de árboles de pequeño tamaño, arbustos en muchos casos, de ahí que las piezas de madera tengan normalmente pequeñas dimensiones.
  • Predominan los coles pardos y rojizos, aunque hay claras excepciones como veremos.
  • Algunas especies pueden provocar reacciones alérgicas.

Tipos de Madera de Palisandro

Los tipos de palisandro más conocidos son:

  • Cocobolo (Dalbergia retusa). Original de América Central, sus colores van el amarillo, naranja, rojo o marrón, hacía tonos violetas o incluso negros. Tiene un interesante brillo natural.
  • Granadillo (Dalbergia melanoxylon). Se caracteriza por ser de color negro intenso, de ahí que se la confunda frecuentemente con el ébano. Se trata de una madera especialmente densa, alcanzando incluso los 1.300 kg/m3. Es originario de la Sabana y algunas zonas del sur de África.
  • Tulipwood (Dalbergia decipularis). Original de algunas zonas de Brasil, el tulipwood presenta un interesante veteado y variada combinación de colores: amarillo, rojos, naranjas y rosados. Se trata de una madera especialmente escasa.
  • Palisandro de la India (Dalbergia latifolia). El duramen va del marrón dorado a un marrón con tonos violetas, mientras que las vetas son marrón oscuras. Se oscurece con la edad. Su comercialización está muy controlada. Aún no está considerada como una especie en riesgo, aunque está próxima a serlo.
  • Palisandro de Madagascar (Dalbergia baronii). De dibujo muy fino. Va de un marrón dorado a un marrón rojizo. La albura con tonos amarillos se diferencia claramente. No figura en la lista de especies amenazadas.
  • Palisandro de Brasil o Jaracanda (Dalbergia nigra). Sus tonos van del chocolate al violeta. Es una especie amenazada y su comercio está prohibido. Sin embargo, se pueden encontrar muebles de palisandro de Brasil con décadas o incluso siglos de antigüedad. Cuando se trabaja tiene un característico olor a rosas.

Usos de las madera de Palisandro

Estamos ante maderas de gran belleza codiciadas principalmente para los usos más exclusivos:

  • Ebanistería y/o mobiliario de calidad.
  • Instrumentos musicales.
  • Chapas de madera.
  • Torneados.
  • Tallas y artesanía.
  • Esculturas.
  • Mesas de billar.
  • Parquets.


Comentarios


  1. Necesito ayuda. Tengo unos muebles de palisandro de brasil, con mas de 50 años de antiguedad y de máxima calidad. Podríais informarme sobre algún interesado en adquirir este tipo de mobiliario? Tengo armarios de dormitorio, mesa y sillas de comedor, vitrina, aparador y tocadores

    1. Hola María José. Para blanquear la madera hay que utilizar productos específicos, como blanqueantes, u otros caseros como lejía o agua oxigenada. Reconozco que este tipo de tratamientos no son de mi agrado, y considero que aplicarlos en una madera de esta calidad es toda una equivocación. Un saludo.

Responder a María José Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.