Madera

Aserrado de Madera: Principales Técnicas y Resultados

Hay diferentes técnicas para aserrar madera, con las que se obtienen tablas de diferentes características, principalmente estéticas y de estabilidad

aserrado de madera

Una vez talado el árbol, la madera debe convertirse en piezas trabajables de madera industrial que se secaran al aire libre o en hornos especiales.

Conversión de los leños o troncos en tablas

Los árboles talados se cortan en leños y se envían al aserradero para convertirlos en tablas o tableros con sierras de cinta larga o con sierras circulares.

Generalmente se procesan únicamente los troncos o las ramas grandes. Las ramas son el soporte del follaje, y por eso la madera de las ramas sufre mucho movimiento y contiene madera reactiva con tendencia a resquebrajarse, lo cual la convierte en económicamente inviable para piezas macizas. En
lugar de ello, se utilizan sus astillas para hacer conglomerados.

Métodos de Conversión o Técnicas de Aserrado de Madera

La madera se contrae al secarse. La contracción puede causar distorsión, y los anillos de crecimiento anuales siempre tienden a recolocarse. Así pues, la madera proveniente de distintas partes del tronco se
expandirá de forma distinta. Por ejemplo, las tablas cortadas horizontalmente de lo alto del tronco tenderán más a la distorsión que las del centro.

Todo ello, y otros matices que contamos a continuación, dan lugar a diferentes técnicas para aserrar madera.

Aserrado Tangencial o Sencillo

Serrar la madera tangencialmente significa cortar el leño en tablas longitudinales. Como consecuencia, las tablas de los lados del árbol tienen propiedades distintas de las tablas del centro. Esta técnica para aserrar madera produce tablas anchas, pero con tendencia a contraerse de forma irregular y distorsionarse.

Estas tablas muestran veteado abundante, pues han sido cortadas seccionando los anillos de crecimiento.

Es la técnica más habitual para serrar madera, debido en gran parte a que es también la más sencilla, rápida y la que menos desperdicio produce.

Aserrado perfilado. Se puede considerar una variante del aserrado tangencial. Se obtiene piezas menos anchas y también más estables. Se realizan cortes en la parte superior, se gira el tronco y se vuelven a realizar cortes en la cara opuesta a la anterior. Se realiza la misma tarea en los lados que aún quedan con curva y resultado en una pieza cuadrada que se puede terminar cortando tangencialmente.

aserrado tangencial o simple

Aserrado a Cuartos

Cuando se requiere el mínimo movimiento de la madera, el leño debe cortarse a cuartos. El auténtico aserrado a cuartos implica la producción de tablas más que pequeñas que las obtenidas a través del aserrado tangencial. Además, el proceso es más complejo y existe más desperdicio.

La madera serrada a cuartos se contrae de forma más regular y da como resultado una tabla más estable, porque hay menos anillos de crecimiento que puedan contraerse. Las tablas serradas a cuartos muestran veteados mucho más rectos.

El proceso consiste en cortar el tronco o leño con cortes perpendiculares que pasan por el corazón, generando cuatro partes. A partir de aquí, cada parte se procesa de forma independiente, y se pueden utilizar diferentes técnicas de despiece según se corten todas las tablas de forma paralela (despiece a la holandesa, también hay quien lo denomina radial) o alternando y obteniendo piezas con cortes perpendiculares (90º).

aserrado de cuartos de madera

Otras técnicas

Existen otros métodos, técnicas o variantes para el aserrado de madera. Se trata de opciones minoritarias, ya que la principal técnica es la de aserrado tangencial, y la que se utiliza cuando se busca un proceso que genere tablas más estables es el aserrado a cuartos.

Algunas de estas son:

Madera Aserrada Cantibay

También denominado corte triangular tangencial. Es adecuado para troncos con el corazón en malas condiciones.

Despiece en Cruz

La idea de esta técnica es aprovechar al máximo la madera de duramen (interior del tronco). Se corta una primera pieza de corazón, y luego otras dos cruzadas formando un ángulo de 90º con la primera.

Esta técnica para el aserrado de madera implica un desperdicio importante.

Inicio del Proceso de Secado

Una vez se ha aserrado la madera, esta puede comercializarse en sin secar (madera verde), secada al aire o naturalmente, o lo más habitual, secado en hornos. Aquí encontrarán más información sobre el secado y su cálculo.

Este proceso, es de una importancia vital para la madera aserrada. Un deficiente o insuficiente secado de la madera implicaría torceduras, fendas o incluso la aparición de hongos de pudrición y/o coloración (azulado).

El secado en hornos no solo es más rápido, también ofrece mejores resultados ya que se controla el ambiente (temperatura y humedad).

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.