madera laminada diferencias aserrada

Quienes trabajamos en el sector de las estructuras de madera sabemos la importancia que tiene el empleo de madera estructural para la construcción de porches, pérgolas y por supuesto para grandes estructuras como cubiertas o casas de madera.

La madera estructural a la que hago referencia es la madera laminada encolada. Este concepto que suena casi hasta raro fuera del sector es necesario conocerlo en profundidad y entender el porqué de su importancia para la construcción en madera.

Estéticamente, la madera aserrada suele ser más atractiva que la madera laminada. No tenemos más que fijarnos en los cercos, pilares y vigas de casas antiguas donde se puede apreciar la veta y grandes nudos de árboles completos. Pero no podemos olvidarnos de que la estética en algunas ocasiones está reñida con la seguridad.

Veamos la diferencia entre la madera laminada encolada y la madera aserrada

Madera laminada encolada. Normalmente constituye piezas de madera empleadas para el uso como pilares o vigas de diferentes dimensiones. Los postes y vigas se realizan mediante el ensamble y encolado de pequeños tablones en fábricas especializadas y bajo condiciones controladas. Estas piezas (tablones) han sido previamente seleccionadas con criterios que aseguren la calidad de la madera resultante. De este modo, la madera laminada se certifica con unas determinadas condiciones estructurales para la construcción. Es decir, puede seguir una norma y por tanto se puede efectuar un cálculo estructural para ver qué cargas que es capaz de soportar.

Madera aserrada. Antes de existir la madera laminada siempre se usaba madera aserrada para la construcción de estructuras, ya sea mediante grandes pilares y vigas obtenidos de fustes rectos de árboles o mediante ensambles de tablones realizados con uniones en obra.

El problema para la construcción con este tipo de madera reside en el hecho de que si el pilar presenta un fallo interior no podemos saberlo, podría estar podrido o presentar un gran nudo que le resta resistencia y no saberlo. Esto implica un riesgo muy elevado para la construcción ya que dejamos al azar la posibilidad de que existencia de un fallo estructural.

La madera aserrada se sigue utilizando para la construcción de pequeñas estructuras como pérgolas que no soportan mucho peso, entarimados o estructuras para el atado interno de decks. Pero nunca será recomendable su empleo en estructuras que soporten grandes cargas.  En realidad puede que incluso esté prohibido al no seguir la normativa para la construcción del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here