Madera para Barcos ¿Cuáles son las Mejores Especies?

maderas para barcos

Existen una gran cantidad de tipos diferentes de maderas, todas ellas con características y prestaciones diferentes. Pero no todos con las necesarias para la fabricación de barcos de madera.

Estas deben ser no solo ligeras, deben ser resistentes, flexibles y soportar bien los ambientes húmedos. Si obviamos las pequeñas embarcaciones como balsas o piraguas es también deseable que se puedan obtener piezas largas de madera sin nudos, lo que reducen aún más las posibles especies.

Estas propiedades son un requisito a la hora de elegir madera para barcos. Pero no siempre no son deseables en las misma proporción según el uso que vayan a recibir. Por ejemplo para la madera usada en las partes altas, la que prácticamente nunca estará sumergida, debe ser más ligera, con el fin de reducir el peso de la embarcación. Para el casco pueden usarse especies más densas.

Un problema frecuente en algunos tipos de barcos de madera es la aparición de hongos en las bodegas. Cierto que se aplican tratamientos para evitar este problema, pero ningún tratamiento es totalmente seguro indefinidamente.

Tipos de Madera para Barcos

En esta clasificación de maderas para barcos las especies están ordenadas de blandas a duras.

Paulownia. Se trata de una madera ligera que se está haciendo un hueco en los ambientes marítimos. Es ligera, buena resistencia a la flexión y estable. Su resistencia al impacto es limitada. Ideal para pequeñas embarcaciones.

Abeto rojo. Ideal para la fabricación de mástiles gracias a su ligereza y resistencia a la flexión.

Caoba Africana. Es durable y estable. Resistencia media a la flexión y poco permeable.

Sipo. Es duradera y acepta bien el encolado.

Framire. Madera con bastante durabilidad. Se seca fácilmente sin riesgo de fendas.

Iroko. Es una madera flexible y estable. Se seca bien y recibe muy bien las colas. Además se obtienen piezas largas. Es de las mejores opciones.

Teca. Es quizás la mejor madera para la fabricación de barcos. Es una especie muy estable, flexible y con muy buena resistencia a los impactos. Se seca fácilmente, tiene la fibra recta, es muy impermeable y es muy durable. Incluso se comporta bien cuando se usan anclaje de hierro para unir las piezas.

Doussié. Tiene también excelentes prestaciones, aunque no alcanza las de la madera de teca.

Takien (Hopea odorata). Se trata de una madera poco conocida de origen asiático a la que se le considera de la misma calidad que la teca para la construcción de embarcaciones de madera.

Tableros Contrachapados marinos. Si bien no es exactamente una especie de madera, este tipo de tableros debe mencionarse ya que se ha convertido en un material muy utilizado en este ámbito. Los tratamientos aplicados, su resistencia mejorada y su facilidad para trabajarlos los han convertidos en la solución preferida por muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *