Bricolaje / DIY

Cómo Eliminar Acabados: Quitar Pintura y Barniz de la Madera

¿Qué Opciones hay Para Eliminar el Acabado de un mueble, puerta, ventana o cualquier otro artículo de Madera? Conoces las formas de quitar pintura o barniz

Compartir:

quitar barniz madera

Una de las preguntas más frecuentes cuando vamos a restaurar y renovar un mueble, una puerta, una venta o estructura de madera que haya sido cubierta previamente con barnices o pinturas es precisamente esta: ¿cuál será la mejor forma de quitar los acabados anteriores en la madera?.

Hoy presentaremos algunas técnicas para eliminar dichos acabados y preparar la madera para recibir uno nuevo.

El primer paso es hacer una evaluación del estado en el que se encuentra la puerta, ventana, mueble o estructura que se va a restaurar. Es necesario establecer que tipo de pintura o barniz tiene y si la madera está sana, es decir, si no ha sido atacada por hongos e insectos. De acuerdo con lo anterior, ya entramos a decidir cuáles son los pasos a seguir.

Si la madera ha sido atacada por agentes biológicos, les recomendamos leer el siguiente articulo, para ayudarle a determinar cual ha sido el problema y a encontrar la mejor forma de solucionarlo.

No vaya a lo loco cuando esté ante mobiliario de calidad o alto valor. En estos casos se recomienda consultar con una persona experta antes de tomar alguna decisión trascendente. Recuerde que en este tipo de proyectos siempre se debe comenzar con desafíos sencillos e ir escalando hacia los más complejos en la medida en que se adquiere experiencia.

Igualmente, es aconsejable probar cada técnica en áreas reducidas de la madera para ver los resultados antes de lanzarse a abordar todo el proyecto.

Técnicas para Eliminar el Barniz y/o la Pintura de la madera

Lijado de la superficie de una estructura de madera

Cuando el mueble o la estructura que se va a restaurar contiene una capa no muy gruesa de barniz o esmalte, y es una superficie lisa, se recomienda el lijado. Este se puede hacer manualmente con una lija de mano de grano medio o medio fino o con lana de acero. Un lijado suave y cuidadoso garantiza que no queden marcas profundas en la superficie del mueble.

Si el mueble o estructura es de gran tamaño y bastante liso, se recomienda realizar el lijado con una lijadora eléctrica; en este caso, se aconseja usar una lijadora orbital o de cabeza triangular.

Remover la capa de pintura utilizando productos químicos

En ocasiones puede ser necesario eliminar una o varias capas de pintura mediante el empleo de productos químicos. Estos productos pueden ser tóxicos e irritar la piel, así que antes de comenzar, se recomienda utilizar guantes y máscara, y realizar la aplicación en un lugar suficientemente ventilado. Estos productos normalmente vienen en recipientes similares a los de las pinturas o barnices. Se aconseja usar para su aplicación una brocha o cepillo de cerdas.

Al aplicar estos productos, lo que se busca es que las pinturas o barnices se despeguen del mueble o de la estructura. Se deben aplicar tantas capas de removedor, como las que el mueble tenía de pintura. Así se garantiza que el terminado anterior se desprenda completamente.

Este proceso puede tardar entre quince minutos y dos horas, como máximo, dependiendo del número de capas que haya que aplicar. Cuando se comiencen a formar burbujas sobre la superficie de la pintura que se va a remover, debe despegarse cuidadosamente con la ayuda de una espátula.

Esta es una indicación genérica. Siempre es recomendable seguir las especificaciones del fabricante, que en función del fabricante pueden diferir de las aquí comentadas.

Pistola de aire caliente

La pistola de aire caliente tal vez es el método más efectivo, sin embargo también implica correr un riesgo, ya que es fácil quemarse y también se pueden ocasionar quemaduras en la madera, así que debe ser realizado por un experto.

Con esta técnica se busca calentar la pintura o barniz hasta que se ablande. Cuando se note que se comienza a desprender, los residuos se deben retirar con la ayuda de una espátula o rasqueta de metal.

Otros pasos a tener en cuenta

En el caso de que la madera presente síntomas de haber sido atacada por agentes biológicos como hongos o insectos, se recomienda utilizar barnices preventivos o curativos para eliminarlos y evitar que vuelvan a atacar la madera.

Recuerde que nunca se debe aplicar un nuevo acabado si no estamos completamente seguros de que la madera está limpia de residuos y sana. La pintura y el barniz no eliminan los insectos, así que no debe asumirse que pintando la madera se eliminará el problema de las plagas.

Antes de aplicar un nuevo acabado puede ser interesante utilizar un fondo o sellador. Este tipo de productos pueden cumplir diferentes funciones:

  • Sellan la madera.
  • Mejoran la adherencia del nuevo acabado.
  • Pueden tener características que previenen el ataque de hongos e insectos.


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *