Techos de Madera: Fotos, Videos y Consejos

original techo

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Los techos de madera son un elemento estructural y decorativo de gran impacto. Lo son por la calidez y estética de la madera, y también por las características técnicas que esta puede ofrecer: una estructura resistente que se comporta muy bien frente a la flexión.

Este tipo de estructuras son muy comunes, quizás algo menos en las últimas décadas debido al auge de otros materiales de construcción. Se han venido utilizando tanto en las chozas más modestas con en los mas imponentes castillos durante toda la historia.

Las opciones para fabricar un techo de madera son muchas. Desde la inmensidad de detalles y formas de los techos árabes hasta una simple hilera de vigas de madera sobre las que se asienta un techo hecho con cemento o tejas.

fotos de techos de madera en casa de dos pisos imagenes de techo de madera a dos aguas original techo vigas de madera y machiembrado techo de madera simple fotografia techo a dos aguas panelado bonito techo en madera moderno techo de madera techo y machihembrado vigas de madera y cristalera techo curvo en madera en una iglesia techo exterior en madera casa rustica en madera techo a dos aguas en madera cocina con techo en madera blanco y madera vigas de madera

Clases de diseño de techos de madera

Los diseños más clásicos y frecuentes en techos de maderas son los de dos y cuatro aguas, en los que se crea una estructura de vigas paralelas por cada cara que se asientan sobre los muros. Es frecuente utilizar machihembrado para cubrir las hileras y posteriormente el resto (aislantes, tejas…).

En ocasiones son muchos los que al hablar de techos de madera se refieren a pérgolas o porches. Estos se colocan como continuación de la fachada de una construcción o de forma aislada y su principales funciones son las de evitar el sol directo y también como elemento decorativo.

Otra tendencia en alza es la de usar revestimientos de madera con los que cubrir los techos y/o paredes. El fin es obtener esa apariencia natural que solo se puede conseguir con la madera. Incluso podemos encontrar opciones que aún no teniendo nada que ver con la madera solo buscan imitarla.

La importancia del secado de la madera

Siempre que trabajemos con madera será necesario prestar atención al secado. Si este no es el adecuado la madera puede torcerse ligeramente, lo que afectaría muy negativamente a un techo. El resultado no es solo estético, es decir, grietas en la pintura. Será también estructural, ya que el techo perderá estabilidad y se propiciarán las filtraciones. Lo que a su vez acelerará el deterioro del conjunto.

¿Qué madera elijo?

En la mayoría de casos esta decisión viene condicionada por el presupuesto, si este es bajo se suele recurrir al pino. Y por otro lado por los gustos y preferencia en cuanto a maderas. Lo que si debemos tener claro a la hora de elegir una madera para un techo es que esta debe haber sido tratada previamente. Primero en cuanto al secado adecuado y por otro lado para que resista el ataque de hongos insectos e incluso la humedad.

Uno de los tratamientos más frecuentes es el de autoclave. La madera es secada a presión y se le inyectan sales de cobre y resinas para sellarla (también se le puede decir madera cuperizada si esta mantiene el tono verdoso típico de este tratamiento).

Otra cuestión importante es la de la longitud de las vigas. Cuando hablamos de madera maciza esta viene con unas dimensiones limitadas. Cada árbol puede crecer lo que puede crecer y no más. Sin embargo puede podríamos necesitar vigas de una longitud considerable. Para estos casos se utilizan vigas laminadas. Son básicamente vigas o listones unidos y encolados, pero de tal forma que se consigue una mayor resistencia y estabilidad. Estas podemos encontrarlas hasta de 13 metros de longitud.

En cuanto al tipo de árbol, como ya mencionamos, la madera de pino es una de las más utilizadas, aunque no la única. La madera de roble, cedro o castaño son también frecuentes, junto con algunas tropicales como la teka o el ipe dada su gran resistencia.

Beneficios de un techo de madera

Los techos de madera han estado olvidados durante las últimas décadas para la mayoría de las personas. Están volviendo a resurgir gracias al auge que este material está teniendo y por otro lado a los beneficios que presenta:

  • Aportan estilo a cualquier habitación, y no solo en ambientes rústicos como muchos piensan. Cada vez más son frecuentes en construcciones vanguardistas.
  • Insonorización. Su utilización se ha disparado en determinados lugares como bares, restaurantes o incluso discotecas gracias a sus cualidades acústicas, lo que reduce la inversión necesaria en estos casos.
  • Mantienen la temperatura interior. Es cálido en invierno y fresco en verano.