Acabados

¿Cuál es la Mejor Madera para Lacar o Pintar?: Clases y Consejos

Estás buscando una madera para pintar o lacar y no tienes claro que características debe tener y que tipos son los más adecuados. Aquí te lo explicamos

madera para lacar

No todas las superficies y maderas aceptan de igual forma los acabados. Además, a la hora de pintar y/o lacar, los requisitos para conseguir un resultado perfecto son algo más exigentes que los necesarios para barnizar o aplicar un aceite.

Entonces, cómo debe ser la superficie o madera ideal para lacar o pintar:

Grano fino. Se pueden conseguir buenos resultados en maderas de grano medio o grueso, pero requiere más trabajo y más materia prima. La preparación previa de maderas de grano grueso o medio, como el roble, requiere un lijado más exigente y también una mayor cantidad de productos y capas de sellador/imprimación antes de aplicar la laca o pintura. Además, con mayor probabilidad aparecerá lo que se conoce como «piel de naranja».

Libre de defectos. La madera, de forma natural, puede tener lo que se conoce como «defectos». Algunos inhabilitan las piezas en cuestión para determinados usos, y otros son simplemente defectos que se pueden sortear en la mayoría de los casos, por ejemplo, los nudos. Si vamos a lacar o pintar debemos evitar, en la medida de los posible, piezas que contengan nudos u otros defectos que requieran reparaciones, como pueden ser empastes, o peor aún, a través de los nudos algunas maderas exudan.

Uniformidad. Las maderas con grandes contrastes de color, veteados muy intensos o fibra entrelazada pueden requerir más trabajo de preparación antes del lacado propiamente dicho.

Tableros de Fibras de Madera (DM) para Pintar o Lacar

Hoy en día, una amplia variedad de profesionales del sector, a la hora de lacar prefieren hacerlo sobre tableros u otros elementos hechos de fibras de madera, lo que popularmente se conoce como DM (densidad media), una traducción del inglés MDF (medium density fibreboard).

Estas superficies de fibras de madera se obtienen mediante un proceso industrial que consiste en convertir inicialmente la madera en fibras (hilos muy finos) y luego prensarla junto con adhesivos.

El resultado es una superficie completamente lisa, uniforme y sin defectos. Y estas, son las características que anteriormente mencionábamos como las ideales para cualquier superficie que vayamos a lacar o pintar.

Tipos de DM o Específicos para Lacar

Algunos fabricantes de DM o MDF ofrecen tableros específicos para lacar. Esto puede parecer una contradicción, ya que en el apartado anterior decíamos que el MDF es ideal para lacar.

La idea es la siguiente: Se pueden fabricar tableros de fibras de madera en distintas densidades (presión) y también en distintas proporciones de madera, resinas y adhesivos. Una mayor densidad y una proporción diferente implica también una superficie menos porosa, y esta es la clave. Requiere menos trabajo y menos producto. Los fabricantes de estos tipos de tableros (en muchos casos ya no hablamos de MDF o DM, sino de HDF o alta densidad) indican que el ahorro puede ser de hasta el 20-30%.

Para un trabajo puntual o un proyecto de bricolaje es posible que el ahorro sea casi nulo, y más teniendo en cuenta el sobrecoste del tablero, pero en una industria que pueda aprovechar las economías de escala, es algo muy a tener en cuenta.

Mejores Maderas Macizas para Lacar

En el caso de que vayamos a lacar madera maciza, estas son algunas de las opciones más interesantes:

Haya. Es una madera muy uniforme, de grano fino y color claro. Es además una madera relativamente abundante y económica. Es recomendable comprarla vaporizada, ya que este tratamiento reduce significativamente el riesgo de deformación.

Abedul. El abedul es también uniforme y de grano fino, aunque puede tener algunos nudos, por lo que sería deseable hacer una selección de piezas antes de lacar.

Aliso. Se trata de una madera con grandes similitudes con en abedul en este sentido, aunque es algo más ligera y de tonos más rojizos.

Chopo. Esta es una madera blanda, clara, muy uniforme, de grano fino y con defectos poco frecuentes. Se utiliza mucho para la fabricación de contrachapados y mobiliario ligero de interior.

Pino. La madera de pino no es la mejor de las maderas para lacar, y desde luego no ofrece tan buena superficie como las anteriores, pero es de las más utilizadas. Algo que muy probablemente tenga que ver con su precio y abundancia.

Existe múltiples especies de pino, y diferencias significativas, aunque la mayoría son de grano medio a basto y suelen tener nudos y otros defectos. De ahí que la selección de piezas sea fundamental.

Recomendaciones para Pintar o Lacar Madera

preparar madera para pintar

Preparar adecuadamente la madera. Este es sin lugar a dudas, el mejor consejo que le podemos dar a la hora de lacar o pintar. No tenga prisa en esta etapa, cada minuto que invierta, lo ahorrará luego.

Lije, empaste y selle con paciencia y haciendo las cosas bien. Si antes de lacar tiene una superficie perfecta, es muy probable que el resultado final sea bueno. Sin embargo, si cuando va a pintar o lacar la madera la superficie no es perfecta, casi con total seguridad el resultado será malo y tendrá que volver a empezar.

Experimente antes de lanzarse. Si tiene algunos desechos de la misma madera, o puede utilizar una trasera para ello, experimente. Haga el trabajo en esta pequeña zona, verifique que el sellador es el adecuado, los tiempos de secado, número de capas, etc.

Siga las recomendaciones de los fabricantes de masilla, sellador, pintura, laca, endurecedor, etc. Es sorprendente la cantidad de gente que no se molesta en leer las indicaciones de los fabricantes, hacen lo que les parece, y luego se indignan porque quedó mal.

Si en las instrucciones de aplicación de un determinado producto dice que antes hay que aplicar sellador de un determinado tipo, aplique ese tipo de sellador y no otro. Y si dice que hay que esperar 8 horas, no espere tan solo 2.

Lije ligeramente los bordes que están muy en ángulo. Los ángulos rectos perfectos de algunas molduras, tableros, etc. no retendrán bien la laca y la pintura, por lo que conviene «matarlos» un poco.

No laque o pinte maderas que no están secas y/o aclimatadas al ambiente final. La madera es un material que se expande o contrae frente a los cambios de humedad, y si lacamos la madera antes de que se estabilice, la laca o pintura se cuarteará una vez haya secado ya que no tendrá la misma elasticidad que la madera.

Ojo con las maderas muy blandas. Algunas maderas, por ejemplo el chopo, son buenas para lacar, pero blandas. Cualquier golpe puede dañarlas. Igual la abolladura sería imperceptible cuando la madera está barnizada, pero si está pintada o lacada de un color liso, se verá. No laque maderas muy blandas para usos relativamente exigentes.

La experiencia y la calidad de los productos utilizados es fundamental. Si nunca has lacado, vas a utilizar una brocha y la laca la compraste de oferta, no esperes conseguir un resultado profesional.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.