Tendencias en Iuminación de Jardines Exteriores

Iuminación de jardines

Disfrutar de una terraza, jardín o porche al atardecer es uno de los pequeños grandes lujos que trae de la mano la llegada del buen tiempo. La iluminación de jardines y exteriores es tan importante como los muebles y plantas para crear un ambiente mágico, único.

Las últimas tendencias de exterior hablan de luces cálidas, tenues, algunas casi imperceptibles. El aluminio y la madera aparecen como materiales protagonistas, además del barro cocido esmaltado o natural, el cristal de colores o el hierro galvanizado. Todo ello sin olvidar nuevos materiales como el plástico y otros más clásicos como los viejos y entrañables farolillos de papel.

Aires lejanos y tono cobalto

Este año triunfan las lámparas con reminiscencias orientales. Marruecos será una fuente inagotable de inspiración para los diseñadores de lámparas de exterior. Veremos faroles colgantes, de plafón o incluso apliques de cristal de colores. Triunfa el tono cobalto, misterioso y lejano, que proporciona una luz mágica.

Noches de metal

Aluminio y otros acabados metálicos se convierten en materiales protagonistas de los apliques de este año. Acabados blanco y negro, pero sobre todo plata, para una noche con aires más modernos. Triunfan las formas geométricas perfectas, los cuadrados y rectángulos sin artificio. El vidrio, mate o satinado: nunca brillante.

Madera para los gustos más clásicos

Para los ambientes más convencionales, para patios, terrazas, balcones o jardines de inspiración clásica, lo ideal son las farolas de madera o hierro con globo de cristal, en pared. La de la imagen, de diseño sencillo, realizada en madera de pino nórdico tratado. Resultan especialmente recomendadas para celosías, como luz de ambiente. Existe este modelo en pie, también a media altura.

Velas para una noche mágica

Una luz diferente, que nada puede eclipsar. Las velas proporcionan un ambiente único para una cena romántica, una velada entre amigos o simplemente para disfrutar de la noche escuchando música. La última hora son las escudillas de inspiración romana, con elegantes recipientes de barro cocido, con cera roja o limonera, que se pueden colocar en soportes de hierro forjado.

La última hora: luz donde no existía

Este año, la luz llegará a todos los sitios; a lugares donde nunca antes había estado: a la cara interna de las sombrillas, al interior y superficie de nuestras piscinas, al suelo del jardín o terraza… Es el triunfo de lo inverosímil dentro de la iluminación de jardines. Los nuevos materiales han hecho posible el milagro: los nuevos plásticos dan vida a lámparas sumergibles y apliques empotrados que se pueden pisar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *