Cuidados para Muebles de Exterior o Jardín

cuidado de muebles de jardín

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

Teca y maderas tropicales, hierro, aluminio, mimbre o plástico y otros sintéticos revolucionarios. Muchos son los materiales utilizados hoy en nuestras terrazas y jardines y más aún los cuidados que debemos obsequiarles.

Teca y otras maderas tropicales

La teca y otras maderas tropicales, al contacto con el agua y el sol, pierden color y se vuelven grisáceas, aunque no debemos preocuparnos. Es sólo un cambio de color que no implica podredumbre. Lijándola manualmente con un papel de lija muy fino la prepararemos para una buena capa de limpiador, de aceite o recuperador de color, todos a la venta en tiendas de bricolaje y muebles de exterior.

Plástico, resina y fibra de vidrio

Los muebles de plástico, resina y materiales sintéticos para exterior o jardín se limpian con una mezcla de agua y jabón neutro aplicada con una esponja suave. A continuación, enjuagaremos y secaremos al sol o con ayuda de un trapo limpio. Debemos desterrar los limpiadores abrasivos. Para evitar que amarilleen, lo mejor es aplicarles una mezcla de sal bórax y agua, aunque poco podremos hacer por ellos.

Mimbre y otras fibras vegetales

Para mantener en perfecto estado los muebles de mimbre, de bambú o rattan, basta con quitarles el polvo asiduamente y limpiarlos con un paño húmedo. De vez en cuando agradecerán que les pasemos la aspiradora para quitarles el polvo, así como una limpieza más a fondo con esponja y una mezcla de agua y jabón. Antiguamente se aplicaba agua salada a los muebles de caña para mantenerlos rígidos.

Hierro: la lucha contra el óxido

Material resistente y duradero, apenas sufre los efectos del frío, el sol y las lluvias o las bajas temperaturas. Si por causa del agua tuvieran rastros de óxido, lijaremos con ayuda de un cepillo de alambre y, a continuación aplicaremos un tratamiento antióxido. Antiguamente era necesario dar una capa de un material previo, pero hoy, los nuevos esmaltes no lo necesitan.

Aluminio: el más sencillo de los cuidados

Los muebles de aluminio no necesitan cuidados demasiado sofisticados, aunque sí un mimo constante para mantenerse limpios y en perfecto estado. Para limpiarlos es suficiente una sencilla mezcla de agua y jabón, evitando por todos los medios cualquier producto abrasivo, por adecuado que nos parezca. También es conveniente quitarles el polvo, al menos una vez por semana.

Mármol y piedra natural

Para el cuidado de muebles de exterior de piedra natural, el material más duradero de todos, basta con ser cuidadoso y evitar el contacto con agentes químicos y ácidos. La suciedad, la tierra y la grasa son también enemigos de la piedra por lo que deberemos eliminarlos con suavidad. En el caso de la tierra hay que extremar las precauciones porque puede rayar las superficies de nuestras mesas de jardín.