Compartir
cubiertas en madera

Existen muchos factores que hacen que la demanda de cubiertas en madera no pare de crecer. La utilización de nuevos materiales y los avances dentro de la construcción con madera hacen de estas una solución ideal no solo para pequeñas construcciones, también para grandes obras como instalaciones deportivas, edificios públicos, centros comerciales…

Desde el punto de vista estético o decorativo las cubiertas de madera ofrecen una calidez que puede combinar en múltiples estilos, incluidos los más modernos y actuales.

Ventajas de las cubiertas de madera para tejados

Entre las ventajas de la utilización de la madera para la fabricación de cubiertas destacan:

  • Son más ligeras. No solo la madera utilizada para la fabricación de la estructura de la cubierta es más ligera que muchas alternativas, también lo son gran parte de los materiales y complementos utilizados para el resto del trabajo. Con una cubierta de este tipo el conjunto requiere de menor cimentación.
  • Instalación más rápida. Gran parte del trabajo se realiza en el taller, lo que implica tiempos más rápidos. Y tras la instalación no hacen falta tiempos de secado, lo que los reduce aún más.
  • Aislamiento térmico y acústico. La madera es de forma natural un aislante térmico y acústico. Si además la complementamos con materiales que mejoran estas características naturales, el resultado es realmente bueno. De hecho gran parte de las casas de “consumo cero” están fabricadas con madera.
  • El precio de las cubiertas en madera es relativamente bajo e inferior al tradicional de hormigón y acero. No solo los materiales pueden ser algo más económico (no siempre es así), también el influye en el coste total la rápida instalación, que reduce los gastos de mano de obra.
  • Material 100% reciclable.

Tipos de cubiertas

En función de número de planos que tenga la cubierta puede ser de una, dos, cuatro o más aguas.

Vigas Ocultas. Es también posible encontrar cubiertas de madera donde la estructura de vigas queda oculta, normalmente entre tableros. Entre las vigas es donde se coloca el aislamiento de la cubierta. Se trata no sólo de una cuestión estética, también puede deberse a unas necesidades específicas de aislamiento o de resistencia al fuego.

Materiales para la fabricación de cubiertas y techos de madera

En función del tipo de cubierta, la construcción, el fabricante e incluso el ámbito geográfico se pueden utilizar diferentes materiales. Estos son los más frecuentes:

  • Vigas laminadas (abeto y pino principales maderas utilizadas). Este tipo de madera técnica no solo ofrece más resistencia, también permite longitudes mayores y acaba de forma definitiva con el mito de que la madera no aguanta bien el fuego.
  • Vigas de madera maciza. Son las “tablas” con las que se forma la cubierta en madera. Con el tiempo está siendo sustituida la madera maciza por las vigas laminadas.
  • Panel Sadwich. Normalmente se colocan sobre la cubierta. Están disponibles en diferentes acabados y tiene también diferentes calidades en los que a aislamiento se refiere.
  • Tablas machiembradas. Se trata de tablas de madera mecanizadas para ir encajando una tras otra e ir formando, en este caso, un revestimiento o tejado para la cubierta. Tradicionalmente ha sido el método más utilizado para cubrir una cubierta. Es necesario utilizar materiales impermeabilizantes sobre esta para evitar que las filtraciones de agua deterioren la madera.
  • Impermeabilización. Algunas de las opciones más frecuentes para la impermeabilización de cubiertas son la tela asfáltica y la tegola americana.
  • Lana de roca. Es un material natural fabricado a partir de roca volcánica utilizado para principalmente como aislamiento térmico. También tiene un buen comportamiento frente al fuego.
  • OSB o tablero de fibras orientadas. Se trata de un tablero de excelentes propiedades técnicas muy utilizado para recubrir estructuras o entramados de vigas.
  • Poliestireno extruido. Se trata de placas o planchas de espuma de este material utilizadas por sus características aislantes en cubiertas. Tiene una resistencia mecánica considerable que la hace óptima para fabricar todo el techo o tejado con él. Incluso se pueden fijar las tejas.
  • Plancha galvanizada. Son esencias planchas metálicas que se pueden utilizar la recubrir una cubierta y formar un tejado. Se pueden encontrar en múltiples colores y también con diferentes ondulaciones. Es resistente y no necesita prácticamente mantenimiento. Además son una opción económica que puede afectar al total del precio de la cubierta. Por otro lado la oxidación no se puede parar del todo, y en cuanto a aislamiento es necesario complementarlo con otros materiales.