Compartir
consejos para pintar paredes

Material, colores, conservación, manchas… Toma nota de nuestros trucos y consejos para pintar paredes antes de ponerte manos a la obra.

Una buena organización es una de las claves del éxito a la hora de pintar una casa. No pierdas detalle.

  • Protección. Cubre suelos y muebles con plástico. Evita el papel o las telas ya que la pintura puede atravesarlos. Ten a mano una fregona húmeda por si la pintura llega al suelo, y utilizala nada más caer.
  • Preparar la pintura. Remueve con ayuda de un batidor viejo, del fondo hacia arriba, nunca en círculos, hasta obtener un color uniforme. Si la pintura está muy espesa no añadas agua desde el principio, calienta el bote al baño maría primero. Con esto conseguiremos que la pintura vuelva a estar líquida sín aguarla.
  • Techos. Empieza por ahí por si chorrean gotas sobre las paredes. Píntalo siguiendo los rayos de luz natural, de la ventana al fondo; se disimulan los defectos.
  • Paredes. Se pintan de arriba a abajo. Divídelas en secciones y píntalas ordenadamente dejando los bordes difusos para que no se noten las uniones.
  • Olor. Abre puertas y ventanas para una buena ventilación. El olor desaparecerá dejando en la habitación media cebolla en agua fría o un cuenco de leche.

Cómo elegir el color para pintar paredes

  • Elección. Tómate tiempo para decidir los colores. Estudia las dimensiones y el uso de cada habitación.
  • Colores. Elige tonos relajantes para el dormitorio (azules, verdes, amarillos), neutros para el salón (arenas, blancos, cremas), y vibrantes para la cocina (rojos, naranjas). En los baños deja volar tu imaginación.
  • Muestras. Prueba la pintura en la pared para comprobar su efecto in situ y estudia las muestras a distintas horas y con luz natural y artificial.

Manchas de Pintura

  • En la ropa. Si es fresca sale con aguarrás, pero ten cuidado como lo usas ya que este también puede deteriorar el color de la ropa. Si no, remójala en agua y jabón y ráspala con un cuchillo cuando se reblandezca. Termina de eliminarla con aguarrás.
  • En los cristales. Evita las manchas frotándolos con vinagre o media cebolla.
  • En la madera. Echa limpiahornos, déjalo actuar 15 min. y frota con un paño.