Materiales

Cera de Abejas para Madera y Muebles: Propiedades y Aplicación

¿Buscas un Acabado Natural para tus muebles? Descubre las propiedades de la Cera de Abeja para Madera, y también como prepararla y aplicarla correctamente

cera de abeja para madera

La utilización de ceras para la protección de la madera es una técnica muy antigua, anterior a toda la química actual, y que aún sigue usándose en determinados ámbitos. Dentro de la ceras naturales la de abeja es la más usada, aunque no la única, otra que destaca es la de carnauba.

Cuando el número de alternativas era mucho más reducido, la cera de abeja llegó incluso a utilizarse en la madera de embarcaciones. Sin embargo actualmente su ámbito está mucho más reducido, básicamente mobiliario de interior en madera maciza, artesanía, y cada vez menos en tarimas.

Tipos de Ceras de Abeja para Proteger la Madera

No todas las ceras de abeja para madera son iguales. Las podemos encontrar de diferentes tipos. Las blancas y amarillas son las más habituales. Esta última es la que permite resaltar en mayor medida el veteado natural de la madera.

También las hay de color, que nos pueden ayudar a oscurecer la madera o cambiar el tono.

Y por supuesto también, y desde un punto de vista comercial, las podemos encontrar listas para aplicar y en combinación con otros materiales como el aceite de coco, siliconas, etc.

Características de la Cera de Abeja para Madera

Natural. Olvídate de compuestos químicos tóxicos o perjudiciales para el medio ambiente. De hecho este es un acabado habitual en juguetes de madera para niños que se han fabricado artesanalmente.

Fácil de aplicar. Esta es una gran ventaja, que la aplicación de cera abeja en un mueble sea algo rápido y sencillo, permite que lo pueda aplicar cualquiera sin la necesidad de herramienta profesional.

Económico. No solo los materiales son económicos, la herramienta necesaria para la aplicación no puede ser menos.

Nutre y protege la madera, aunque obviamente no ofrece los niveles de protección que ofrecen otros acabados.

Acabado brillante. Además podemos variar el nivel de brillo en función del número de capa e intensidad del pulido.

No crea una capa impermeable, dejando por tanto respirar a la madera. Aunque por otro lado no protege frente a manchas producidas al derramarse algunos tipos de líquidos.

Inconvenientes

Alto mantenimiento. Con el tiempo y el uso el polvo y la suciedad se acumulan con mayor facilidad que en otros acabados, lo que obliga a volver aplicar una nueva capa de cera de abeja con cierta frecuencia. Aunque por otro lado, como ya hemos señalado, es bastante sencillo y rápido de hacer.

Resistencia limitada. La resistencia ofrecida por una capa de cera de abeja es reducida. Se ralla con bastante facilidad.

Aplicación de Cera de Abejas en Muebles

aplicar cera de abeja mueble

Hoy en día es mucho más habitual recurrir a ceras para madera ya preparadas. Las hay de muchas clases y formatos, y en algunos casos son incluso más fáciles de aplicar. Las hay en spray, que contienen siliconas…

Sin embargo si lo que queremos es utilizar un producto completamente natural, aquí te explicamos cómo hacerlo.

Lo primero es conocer las necesidades de material:

  • Cera abeja virgen o pura.
  • Cera de carnauba (opcional). Con ello se consigue mayor brillo.
  • Aguarrás o trementina (líquido destilado a partir de la resina de algunas coníferas como pino).
  • Trapos o paños que no suelten pelusas.

Nota: Para conseguir una mezcla más suave y fácil de aplicar podemos sustituir aproximadamente un 25% de la cera de abeja por parafina.

Las proporciones. 100gr de cera de abeja, entre 400-500 ml de trementina (cuando el poro de la madera es abierto se utiliza un mayor proporción cera, por tanto menor cantidad de trementina), 50 gr de cera de carnauba.

Preparación de la cera de abeja para madera. Ya que la cera en estado puro es sólida es necesario calentarla para volverla líquida. Para ello se pone al baño maría la cera, aproximadamente y en función de la cantidad 15-20 min a 75-100 grados.

Sin dejar que se enfríe, se mezcla con la trementina y se remueve hasta que sea un compuesto completamente homogéneo. Ahora si dejaremos enfriar antes de aplicar.

La aplicación es muy sencilla. Con el trapo o muñequilla, hay también quien utiliza brochas aunque a título personal no lo recomiendo, aplicamos la cera sobre la madera formando círculos. Se coge poca cantidad con cada pasada, y en caso de tener que retirar exceso de producto siempre en el sentido de la veta.

Nota: La madera debe estar preparada previamente. Hay que eliminar cualquier acabado anterior y tener las superficies bien lijadas y limpias. En el caso de la renovación de un acabado de cera de abeja, si la composición es la misma, se puede aplicar directamente.

Pasadas de 5 a 6 horas, puede que más o menos en función de la humedad, temperatura y composición de la cera, se habrá evaporado el disolvente. Con un trapo limpio puliremos la superficie para alcanzar un acabado brillante.

El olor a trementina desaparece a los pocos días.

Suscribete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.

Suscríbete y recibe las novedades en tu correo.