tarima sintética

Las tarima sintética para exteriores también conocida como tarima tecnológica es un compuesto de madera y polímeros plásticos, WPC (Wood Plastic Composite),  resistente y de gran durabilidad. El uso de este material no está limitado a los suelos, es frecuente también encontrarlo como revestimiento de fachadas.

Se trata de un producto que aún sigue evolucionando y mejorando. Es más, existen importantes diferencias entre lo comercializado hace años y el producto actual. Muchos consumidores mantienen prejuicios frente a inconvenientes que prácticamente ya se han superado. Por ejemplo el calentamiento de las lamas, las manchas o el deslizamiento.

En este sentido también debemos ser conscientes de las diferencias de calidad y precios. No se pueden pedir las mismas prestaciones una tarima sintética muy barata traída de China sin unas mínimas especificaciones técnicas que a las que compremos en tiendas especializadas.

Producto sostenible y 100% reciclable

Se trata no solo de un producto que al final su vida útil puede ser reciclado, sino que en gran medida se utilizan materiales reciclados para su fabricación. Se utiliza el desperdicio de la industria maderera y también madera reciclada.

Fácil instalación y bajo mantenimiento

instalacion tarima tecnológica

Uno de los grandes atractivos de las tarimas sintéticas de exterior es que prácticamente no necesitan mantenimiento. Con una limpieza periódica con agua a presión será más que suficiente. No es necesario aplicar barnices, ceras…

Respecto a la instalación las lamas se comercializan ya mecanizadas y con sus sistema de clic, anclaje o grapas. Por tanto la instalación no es más complicada que la de una tarima de madera maciza natural. Además pueden trabajarse, cortarse o mecanizarse como si fueran madera.

Recomendaciones de instalación

  • Nivelación del suelo. El suelo además de nivelado debe ser estable para evitar la deformación de tablas.
  • Separación de los rastreles. En zonas de alto tránsito la separación entre rastreles debe reducirse hasta los 20-25 cm frente a los 35 que se recomiendan para usos normales.
  • Separación de las lamas. Cada fabricante detalla la separación necesaria entre las lamas en sus fichas técnicas. Normalmente los sistemas de anclaje o grapas facilitados están preparados para respetar estas separaciones.
  • Estancamiento de agua. Debe evitarse por ejemplo colocando los rastreles en el sentido de la evacuación del agua.

El precio de la tarima sintética

Son muchas las variables que afectan al precio de la tarima sintética:

  • Composición. No todos los materiales que se utilizan para fabricar este tipo de tarima tienen el mismo coste. Si la proporción de los polímeros plásticos y aglutinantes es mayor, mayor será el precio.
  • Maciza o alveolar. Es frecuente encontrar tarimas tecnológicas con el interior hueco, en este caso se suponen que son más baratas. Esto no quiere decir que se trate de un producto de peor calidad, de hecho hay un debate sobre cual es mejor, si la maciza o la alveolar, y no está nada claro.
  • Diferentes acabados.
  • Origen o procedencia. Sabemos que no en todos los países se respetan las mismas normas.

No se trata de una opción cara, es algo inferior al de las maderas macizas utilizadas para tarimas de exterior. Aunque por otro lado no es tan bajo como el de las maderas baratas tratadas para este uso, con el pino tratado en autoclave.

Si tenemos en cuenta que no es necesario renovar los acabados periódicamente podemos afirmar que sale mucho más económico a la larga.

¿Es la tarima sintética resistente al agua?

Si son 100% resistentes al agua, aunque no sumergibles. Es decir, no hay problema en que este continuamente mojándose y secándose, están pensadas para ello. Otra cuestión es hacer instalaciones donde estén sumergidas siempre en agua. Este es un uso que desaconsejan los fabricantes.

Apariencia y estética

estética tarimas sintéticas

Al tratarse de un material sintético las opciones son prácticamente infinitas. Se pueden fabricar en cualquier color y textura. De hecho si buscamos por internet encontraremos de todo, incluyendo colores como el amarillo o el rojo.

Sin embargo lo normal es que a la hora de acudir a una tienda las opciones son mucho más limitadas. Las podemos encontrar  por un lado lisas o ranuradas. Y en cuento a colores predominan aquellos que imitan los tonos de la madera y los grises.

Salir de estas opciones es posible, aunque se trata de pedidos personalizados que suelen elevar el precio.

¿Deslizan?

La respuesta a esta pregunta es ambigua. Dependerá del tipo de tarima sintética que compremos. Normalmente viene especificado el índice de resistencia al deslizamiento. Esta resistencia se divide en cuatro clases según el Código Técnico de Edificación, del 0 al 3, siendo la clase 3 la que presenta una mayor resistencia al deslizamiento.

Es fácil encontrar entre las tarimas sintéticas de calidad productos con una clase 3.

¿Se calientan bajo la acción del sol?

Si, todos los productos sin excepción se calientan bajo la acción del sol. Otra cuestión es que se calienten tanto que sea incómodo caminar descalzo. Este problema fue frecuente y sigue siéndolo en las tarimas sintéticas de baja calidad. Aunque por suerte, los fabricantes que hacen bien su trabajo lo han superado.

¿Cambian de color igual que la madera natural?

Las tarimas de madera maciza cambian con el tiempo de color. Se trata de un proceso natural y propio de un material vivo.

La tarima sintética también cambia de color, pero a diferencia de la madera es un proceso más previsible y mucho más leve. Si por cualquier motivo tuviéramos que sustituir o añadir algunas lamas, las nuevas no tendrán inicialmente el mismo color. En unos pocos meses deberían igualarse los tonos, lo cual no siempre sucede con la madera maciza.

2 Comentarios

    • Pues depende mucho de la calidad. Pero te diría que a partir de 50€ el metro estaríamos hablando de un material decente. No estoy incluyendo la instalación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here