Los suelos de microcemento ¿Qué debo saber?

suelos blancos de microcemento

Quieres recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email

El microcemento es un producto, obtenido a partir del cemento, que puede utilizarse para revestir paredes o suelos, utilizando finas capas de 2-4 milímetros en conjunto, y que proporciona una superficie muy resistente, no solo a golpes y arañazos, también a la humedad o el calor.

Es también conocido, en función del país o la zona, como cemento pulido (aunque no es exactamente lo mismo), cemento alisado, microconcreto, etc.

Aunque principalmente el microcemento se usa en suelos y paredes también puede utilizarse sobre otro tipo de superficies, por ejemplo para fabricar una encimera o una bañera.

Estos tipos de suelos cumplen una doble función, por un lado cubren la superficie y ofrecen una solución duradera y resistente, y por otro, dado el alto nivel de personalización y posibilidades de diseño pueden formar parte de la decoración.

¿Qué es el microcemento?

La composición del microcemento, aunque pueden variar los porcentajes en función de la marca y el fabricante, es de resinas poliméricas, áridos de grano muy pequeño y elementos cementosos. Se aplica de forma continua y en diversas capas. Para conseguir los diferentes acabados se debe incorporar a esta composición pigmentos.

No se trata de un nuevo material, de hecho es conocido desde hace años por los profesionales del sector, sin embargo ha sido durante la última década cuando se ha popularizado. Es posible que esto se deba a que es un producto que se usa mucho en las reformas y no tanto en la obra nueva, habiéndose resentido mucho esta última durante la crisis y manteniéndose el sector de la reformas, donde los clientes han buscado en mayor medida producto que ofrezcan un plus de durabilidad.

Beneficios del microcemento para suelos

Los suelos de microcemento son una de las últimas tendencias en este ámbito. Se debe a sus muchas características:

  • Gran resistencia.
  • Creciente variedad de colores y acabados.
  • No necesita juntas de dilatación. Los pavimentos de microcemento no se expanden o contraen con los cambios en el ambiente (humedad, temperatura, etc) como pueden hacer otros materiales, por ejemplo la madera. Además al estar compuesto en parte por resinas soporta muy los esfuerzos a los que puede estar sometido.
  • Es continuo, es decir, no hay uniones entre diferentes piezas, sino una única extensión.
  • Tiene una gran adherencia, lo que le permite ser utilizado sobre muy diversas superficies, como azulejos, yeso u hormigón. Una excepción sería la aplicación sobre parquet o tarima flotante, ya que este tipo de suelo está sujeto a continuo movimiento.
  • Puede ser utilizado tanto en interiores como en exteriores.
  • Es una solución ideal para revestir suelos o paredes sobre los que no se quiera realizar una obra mayor. Por ejemplo evita el tener que levantar el suelo anterior y el desescombro.
  • No es necesaria una gran maquinaria para su aplicación.
  • Mantenimiento y cuidados muy sencillos.

Inconvenientes o Problemas del microcemento

  • Precio. Una de las grandes desventajas del microcemento frente a otros materiales para su utilización como suelos es su elevado precio.
  • El tiempo de aplicación y secado. Los tiempos de aplicación de un suelo de microcemento puede oscilar entre los 4 días y una semana, lo que puede retrasar una obra considerablemente.
  • Otro inconveniente del microcemento para suelos es que no es un buen aislante térmico, por lo que se uso en ambientes fríos debe moderarse.
  • Si se daña la reparación debe hacerse por paños completos, ya que es prácticamente imposible volver a obtener el mismo tono. Esto no quiere decir que no se pueden hacer pequeñas reparaciones, se pueden hacer sin problemas y la resistencia será muy similar, aunque la apariencia.
  • Un frecuente problema del microcemento son las fisuras producidas por el movimiento del subsuelo. Frente a este el suelo de microcemento debe ser lo suficientemente elástico. Si el producto es de calidad y la aplicación buena no debería haber problemas, y si lo hay no es problema del microcemento, lo es más bien de la obra en si.
  • Mala impermeabilidad. Si el suelo no se sella correctamente es posible que productos ácidos manchen el acabado.

Fotos de suelos de microcemento

Nada como un ejemplo para ver de lo que hablamos y por ello aquí puedes ver algunas imágenes o fotos de microcemento en suelos y/o paredes:

suelos de microcemento blanco

suelo de microcemento

pavimento de microcemento

suelos blancos de microcemento

habitación foto microcemento

Tipos, acabados y diseños de pisos de microcementos

Desde el punto de vista de las texturas existen basicamente tres tipos de microcemento, el más fino y liso y también con mejor aspecto que se aplica normalmente en interiores de casas, uno algo más rugoso, también conocido como microhormigón y que usa también en interiores pero en lugares donde existe un alto tráfico de personas como un centro comercial. Y por último un tipo de microcemento bastante más rugoso al tacto, de apariencia algo más bruta, que se usa para exteriores. Las diferencias en la mayoría de cosas no son tan perceptibles como puede parecer tras leer estas lineas.

En cuanto a los colores del microcemento se obtienen a partir de la aplicación de pigmentos durante el proceso de mezclado, lo que por un lado presenta la ventaja de la personalización, aunque por otro complica mucho la tarea de igual los tonos. Aunque los colores más frecuente en las aplicaciones del microcemento son los grises y blancos las posibilidades son muy altas, de rojos a azules, pasando por amarillos.

Respecto a los acabados de suelos de microcemento los podemos encontrar en mate, en brillo o satinado, exactamente igual que otros muchos productos.

Coste y precio de los pavimentos de microcemento

Como ya dijimos el precio del metro de suelo de microcemento es elevado. Lo es por varias razones, por el elevado coste de la materia primera y principalmente por la mano de obra.

Es relativamente fácil encontrar aplicacores de microcemento que oferten un buen precio, sin embargo es bastante más complejo encontrar un buen profesional que ofrezca garantías.

¿Su pueden poner suelos de microcemento en cocinas y baños?

Desde luego que pueden usarse suelos de microcementos en cocinas y baños. De hecho es un material ideal para estos entornos, mucho más que otras superficies, debido a su excelente comportamiento en ambientes húmedos.

Cuidado y mantenimiento de los pisos de microcemento

Este tipo de pavimentos no requiere de grandes cuidados en el día a día. Para la limpieza de suelos de microcemento bastará con agua y jabón. Tan solo habría que evitar los productos químicos muy agresivos, que podrían llegar a dañar la capa superficial, y por supuesto también los golpes, porque aunque estos son muy resistentes, no lo son infinitamente.

Durante los primeras semanas tras la aplicación es fundamental la ventilación para conseguir un secado y resultado perfecto.

Aplicación de Microcemento. Pasos Básicos

Aunque los pasos para la aplicación pueden variar ligeramente de un fabricante a otro lo normal es seguir 6 pasos básicos:

  1. Aplicación de una capa de imprimación sobre la superficie previa. Esto mejorara la adherencia.
  2. Capa base. Entre otras cosas ayudará a igualar la superficie.
  3. Colocación de la maya de refuerzo.
  4. Siguiente capa base. Con esta se conseguirá el soporte adecuado para el microcemento.
  5. Aplicación del microcemento fino que ya incluye los pigmentos.
  6. Aplicación del sellado impermeabilizante.