Decoración

Suelos de Bambú: En toda la Casa, también en Cocinas y Baños

Si lo que estás buscando es un suelo agradable, bonito y que además sea respetuoso con el medio ambiente debes prestar atención a los fabricados con Bambú

Compartir:

suelo de bambu ecológico

No siempre es sencillo encontrar la solución ideal para el suelo de casa. Muchos buscan una opción que puede instalarse en todas las habitaciones incluido la cocina y el baño, y que además sea un producto natural y ecológico. Para estas personas puede que los suelos, parquets o tarimas de bambú sean lo que están buscando.

Los materiales respetuosos con el medio ambiente, o «verdes», son cada vez más apreciados y populares, algo en lo que también influye el estilo que pueden aportar. Un suelo de madera de bambú, aunque no es exactamente una madera, es una solución duradera, económica y que queda realmente bien tanto en ambientes modernos como en tradicionales.

¿Qué es Realmente el Bambú?

El bambú es una hierba de rápido crecimiento, mucho más que cualquier árbol, por lo que es un recurso altamente renovable. Por ello son muchos los propietarios que, preocupados por el medio ambiente y su huella ecológica, deciden usar bambú para el suelo de su casa, incluyendo baños cocinas e incluso exteriores.

Esta velocidad de crecimiento acelerada permite tener en 3 años una planta con el tamaño optimo para la explotación, mientras que según que especie de árbol estaríamos hablando de décadas. Esta es una de las razones que permite que el precio del bambú sea significativamente inferior a la de la mayoría de maderas.

Características y Tipos de Suelos de Bambú

Los suelos de bambú macizos se fabrican uniendo tablas o tiras de bambú. Tienen una apariencia más natural y pueden ser teñidos o barnizados de cualquier color. Son algo menos resistentes a la humedad que los procesados. Cuando empiecen a mostrar signos de desgaste bastará con aplicar una lija fina y dar una nueva capa del acabado por el que nos hayamos decantado.

La instalación se realiza normalmente pegando la tarima al suelo o clavando sobre rastrel. Estos tipos de instalación son más complejos y ofrecen mayor estabilidad, aunque no están libres de inconvenientes.

Los suelos a partir de fibras de bambú, aquellos que pasan por un proceso industrial, terminan teniendo un apariencia muy similar a al original y ganan algunas características adicionales:

  • Mayor resistencia a la humedad.
  • Más fácil de mantener.
  • Mayor resistencia a golpes y torsión.
  • Se encuentran disponibles en lamas con sistema de clic que permiten que cualquiera pueda instalarlos fácilmente. Se trata de un tipo de tarima flotante que se instala sin fijar al subsuelo. Es simplificando mucho, una alternativa a un suelo laminado o una tarima multicapa.

Este tipo de suelos de bambú es el ideal para su utilización en cocinas y baños.

El inconveniente principal es que una vez se ha desgastado, tras bastantes años de uso, no puede repararse con una simple lija, y debe ser sustituido.

El Precio de los Pavimentos de Bambú

suelo bambu cocinas y baños

Como sucede con prácticamente cualquier producto podemos hablar de precios y calidades muy diferentes. Sin embargo si podemos afirmar, que en las zonas donde se encuentran fabricantes y/o importadores los suelos de bambú son baratos en comparación con productos alternativos (tarima de madera, laminados o vinílicos).

¿Son realmente ecológicos los Suelos de Bambú?

Los suelos de bambú se consideran una excelente solución ya que además de unas buenas prestaciones y características se la considera una materia prima respetuosa con el medio ambiente. Necesariamente esta afirmación no es falsa, pero existen abusos, y la realidad puede distanciarse de lo que se considera ideal.

Muchos fabricantes se suben al carro y se declaran “verdes, a pesar de no respetar ningún tipo de criterio ecológico o ético. Realizan toda clase de campañas publicitarias, no dudan en utilizar fotos de pandas felices en mitad de bosques de bambú y de publicar toda clase de falsas de declaraciones de principios en sus webs.

Algunos de estos abusos o carencias que hacen que el bambú y los suelos de bambú no sean todo lo ecológicos que debieran son:

  • Incumplimiento de los Derechos Humanos. Gran parte de la producción de bambú se realiza en países donde no se respetan los Derechos Humanos. China es con total seguridad el mayor exponente de este problema. Es además del mayor productor, un país donde estos derechos no se respetan. Otro ejemplo es el de Korea del Norte.
  • Comercio Justo. No existe ninguna organización o certificación relevante de comercio justo para este mercado. Estas organizaciones promueven un comercio donde haya una relación justa entre el entorno, los productores y los consumidores.
  • A costa de otros bosques. Una de las razones por las que las plantaciones de bambú se consideran respetuosas es que no es necesaria la tala completa de un bosque, y que rápidamente vuelve a crecer. Sin embargo se están talando bosques de otras especies, para plantar bambú, y esto ya no es tan respetuoso.
  • Se usan pegamentos. Para conseguir todas las prestaciones que ofrecen los suelos de bambú actualmente, especialmente en lo que a resistencia se refiere, hay que usar pegamentos y otros productos. El más utilizado es el óxido de aluminio. Sin estos aditivos la calidad del resultado no sería la misma.
  • También se utiliza formaldehído. Esta sustancia puede empeorar considerablemente la situación de aquellos que sufren de asma y otras enfermedades respiratorias. Además puede afectar a ojos, nariz y boca, provocar erupciones e incluso cáncer.

La mejor recomendación a esto respecto es la de informarnos en el momento de la compra. Interesarnos por el origen y la composición.


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *