puertas de roble

Las puertas de roble son un clásico dentro de este tipo elementos por varios motivos. Por un lado se trata de una madera de calidad indiscutible, con una bonita apariencia, gran resistencia y buena estabilidad. Por otro lado es una madera relativamente abundante, por lo que su precio no excesivamente elevado, al menos si lo comparamos con otras maderas de prestaciones similares.

Las puertas de roble puedan usarse como puertas de paso o interior, y también en exterior. Su color claro y bonito veteado hace que sea demandada para toda clase de estilos. Además al ser una madera fácil de trabajar, se pueden realizar toda clase de diseños.

A la hora de comprar este tipo de puerta podemos encontrarla en diferente acabados. En crudo, para que se le aplique el acabado que deseemos. Es también la forma más barata de adquirirla. Y con mayor frecuencia barnizada o con algún tipo de laca transparente.

Ventajas del roble para la fabricación de puertas

Existen varias razones que hacen que esta madera sea ideal para la fabricación de muchos elementos de carpintería entre los que se encuentran las puertas:

  • Gran durabilidad y resistencia. Desde luego podemos encontrar puertas más baratas, pero difícilmente más económicas y mejores. Se trata de una inversión a largo plazo.
  • La madera es un aislante natural. Además el roble es una madera densa, mejorando por tanto esa capacidad de aislamiento frente al frío o el calor.
  • Desde un punto de vista decorativo el roble es un comodín. Es muy difícil encontrar un entorno donde quede mal. Además acepta muy bien los acabados, lo que podría facilitar la tarea de realizar “algunos cambios”.
  • El roble está de moda. No hay más que ver los catálogos de los fabricantes de suelos y puertas. Por cada 10 diseños, 5 son robles.
  • Son también un excelente aislante acústico.

Acabados y materiales en las puertas de roble

Existe una confusión muy extendida, la de confundir puerta maciza con puerta de madera natural. Es muy posible que esta confusión se deba a los tecnicismos utilizados por los centros de bricolaje.

En estos se hace referencia a puertas macizas no solo cuando el interior es de la madera en cuestión, en este caso el roble, también cuando están hechas con cualquier otro material, por ejemplo MDF o aglomerado, y recubiertas con chapas u otras alternativas. Es decir, para que no se las llame macizas deben estar huecas.

Conviene hacer esta precisión ya que puede llevar a errores a los compradores. Por ejemplo, una puerta de madera maciza natural de roble es apta para exteriores con el correspondiente tratamiento, mientras que una puerta maciza de roble rechapada con interior a partir de tablero aglomerado no lo es.

2 Comentarios

    • Hola Virginia. No somos una tienda de bricolaje o depósito de madera, sino una web informativa sobre el mundo de la madera. Un saludo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here