Construcción

Pilotes de Madera: Propiedades, Especies, Durabilidad y Ejemplos

Los pilotes de madera puedes ser un elemento constructivo práctico, barato y sorprendentemente duradero. Conoces sus características y ejemplos de interés

pilotes de madera cimentación

Los pilotes son elementos de forma cilíndrica o prismática que se hunden en el terreno para formar cimentaciones. El objetivo es transferir, a partir de la interacción mutua, las cargas al terreno.

Se utilizan principalmente cuando el terreno tiene baja capacidad portante o puede generar problemas constructivos. Terrenos muy blandos, presencia de agua, etc.

Los pilotes de madera se han venido utilizando desde siempre, aunque su uso está en claro retroceso. Sin embargo, aún siguen utilizándose en determinadas situaciones: lugares de difícil acceso o donde no se pueden aplicar otras técnicas constructivas, pequeñas obras marítimas, elevación de depósitos, pasarelas…

Si bien en Europa existen usos notables, que suelen ponerse como ejemplos (Puente Viejo de Londres, la ciudad de Venecia, Holanda), su uso ha estado mucho más extendido en Norteamérica, Australia y algunos países asiáticos.

Una de las grandes ventajas de utilizar pilotes de madera para cimentaciones es la inmediatez, no solo del elemento (el tronco ya está fabricado), también de la ejecución (hundir el tronco en el terreno). Pero esta no es la única, también su precio, mucho más bajo que el de otras alternativas, y más eficiente respecto a peso. Además, la madera es resistente a los suelos ácidos y alcalinos, y a los que tienen elevados niveles de sulfatos o dióxido de carbono libre.

Composición de los Pilotes de Madera

  • Cabeza. Es la parte superior del pilote, la que recibirá el golpeo para que se hunda en el terreno y la que conectará con la estructura.
  • Fuste. Es el cuerpo. A la hora de fabricar o preparar el pilote es necesario seleccionar los troncos evitando aquellos que estén torcidos, tengan salientes o cualquier otro defecto (nudos, fendas…).
  • Punta. Es el extremo afilado que se va insertando cada vez más en el terreno. Durante el proceso puede deteriorarse. Estará siempre en contacto con el terreno.
  • Encepado. Estrictamente hablado, no forma parte del pilote, pero es un elemento relacionado e importante. Un encepado es un elemento robusto que sirve para conectar grupos de pilotes, ya sea entre ellos, conectando con muros y/o con losas.
  • Protecciones y prótesis. Elementos para proteger y/o reparar pilotes. Suelen estar hechos de hormigón o metal.

Dimensiones de los Pilotes de Madera

Tipos de Pilotes de Madera

Los pilotes de madera pueden estar hechos exclusivamente de madera, o ser fruto de una combinación con otros materiales: madera-metal o madera-hormigón.

Estos últimos son utilizados cuando existe una zona de transición del nivel freático que puede dañar la madera.

También se puedan clasificar según sea la transmisión de la carga: carga en la punta (transmiten la carga directamente al firme), de cohesión (reducen la porosidad del suelo en torno a donde se hunden), de fricción (compactan el terreno por rozamiento) o de cohesión+fricción.

Especies de Madera para Pilotes

Lo primera restricción, y más obvia, es la de rectitud y longitud. Es decir, no se podrán utilizar especies de árboles o madera cuyos troncos sean cortos, deformes o defectuosos, por muy dura o durable que pueda ser la madera.

Otra restricción práctica es la disponibilidad. En muchas ocasiones se utilizan y se ha utilizado madera para pilotes con características «no ideales». Es decir, se ha utilizado lo que hay. Por tanto, en el próximo listado, se encontrarán especies que en ocasiones y en determinados lugares se usan, aunque no sean «perfectas».

La principal variable que hace que una madera sea o no perfecta para su uso como pilote es la durabilidad. Según esto, podemos clasificarlas de la siguiente forma:

  • Durabilidad natural suficiente. Existen algunas especies de madera de gran durabilidad frente a la acción degradadora de hongos e insectos. La mayoría de estas tienen no solo precios elevados, también son difíciles de conseguir, e incluso su comercio puede estar restringido. Por tanto, en la práctica su uso está limitado a situaciones muy específicas o exigentes, y también a localizaciones donde son abundantes.
  • Pilotes impregnados o tratados. En función de la impregnabilidad de una especie de madera, esta puede ser tratada en profundidad para mejorar su durabilidad. Según la especie y el tratamiento los pilotes de madera impregnada pueden conseguir una clase de uso u otra (más o menos exigente).
  • Pilotes no tratados. En estos casos la durabilidad es muy variable. Bajo determinadas condiciones, por ejemplo, totalmente bajo el nivel freático, su durabilidad es muy alta. Pero si este nivel fluctúa, que es lo habitual, la madera se ve expuesta a la degradación y la durabilidad se reduce muchísimo.

La vida útil del pilote de madera, varía mucho en función del tipo de madera y del entorno. Cabe mencionar que cuando la madera está expuesta a los extremos es cuando mayor durabilidad ofrece: sequedad total o humedecimiento permanente. Bajo estas condiciones los agentes degradadores de la madera no hacen acto de presencia, y la madera puede durar cientos de años, e incluso miles.

Entre las especies más utilizadas encontramos:

  • Coníferas: Abeto Douglas o pino Oregón, cedro, abeto, ciprés, pino silvestre, pino rojo, hemlock o alerce.
  • Frondosas: Arce, roble rojo y blanco, fresno, castaño o haya.
  • Tropicales: [Palo verde](Madera de Palo Verde: Características y Usos | Maderame), azobe, quebracho, merbau, cumaru, makore, talí o ipé.

Ejemplos Destacados del Uso de Pilotes de Madera

Algunos de los usos más emblemáticos de pilotes de madera son:

Templo en Efeso, en el oeste de Turquía. Construido hacía el año 600 a.C. y que aún conserva los pilotes originales.

Puente Viejo de Londres. En 1981 se retiraron los pilotes sobre los que se apoyaba el puente construido en 1176. Es decir, duraron unos 600 años.

La ciudad de Venecia. Una parte importante de las edificaciones de la ciudad está construida sobre pilotes, incluidas algunas edificaciones emblemáticas. Por ejemplo, en 1902 se reconstruyó la torre del campanille de Venecia y se conservaron los pilotes, lo cuales ya tenía 1.000 años de antigüedad y se encontraban en excelente estado. Las maderas que más se han utilizado son las de roble y alerce.

Amsterdam. Similar en cierta medida a lo que sucede con Venecia, gran parte de la ciudad holandesa de Amsterdam se encuentra soportada por miles de pilotes. En este caso, principalmente de pilotes hechos con madera de encina.

Iglesia de San Isaac en San Petersburgo. Se trata de un edificio con una de las mayores cúpulas del mundo y aforo para 14.000 personas. Está construido sobre 24.000 pilotes de madera de pino.

Suscríbete y recibe todas nuestras novedades

Respetaremos tu privacidad.