Materiales

Fibra de Madera como Aislante: Características y Formatos

Compartir:

fibra de madera aislante

Desde hace algunos años existe un creciente interés, tanto entre consumidores como entre constructores y arquitectos, por la eficiencia energética y el aislamiento de viviendas. Se debe principalmente a dos motivos estrechamente relacionados. La búsqueda de ahorros en el consumo, y por tanto en la factura eléctrica, y a la preocupación por el medio ambiente.

Existe una amplia oferta de productos y/o materiales, tanto naturales como industriales, que pueden ayudarnos a aislar nuestra casa. Dentro de las materias primas naturales y renovables destaca la madera, que como ya hemos mencionado en multitud de ocasiones a lo largo de esta web, tiene propiedades aislantes. Tanto desde un punto de vista térmico como acústico.

¿Cómo se Fabrican los Paneles de Fibra de Madera?

Para obtener las fibras de madera primero se tritura la madera. Se puede utilizar tanto restos de la silvicultura o de la industria maderera, como directamente madera, principalmente de coníferas.

Esta madera triturada se somete a procesos termomecánicos de desfibrado para obtener un finos hilos. Esto es lo que se conoce como fibras de madera.

El siguiente paso es añadirle algún compuesto que mejore algunas de sus propiedades. Es decir, su resistencia frente al fuego y también frente al ataque de hongos e insectos. Uno de los compuestos más habituales son las sales de boro, que además de tener una muy baja toxicidad frenan el ciclo reproductor de algunos insectos como es el caso las termitas.

La fibra de madera la podemos comprar así, a granel, pero también en formato panel o placa, lo que facilita la instalación. Para obtener estos paneles será necesario añadir algún adhesivo y prensar la fibra.

Ventajas como Aislante de la Fibra de Madera

De manera aproximada la fibra de madera a granel tiene una conductividad térmica de 0,038 w/m.K. Se considera que un buen aislante se situará entre 0,03 y 0,04. Es un aislamiento eficaz ideal para el confort tanto en verano como en invierno, gracias a su gran inercia térmica. Esto valores son superiores en paneles, donde las fibras de madera se prensan en formato panel.

Se comercializa en múltiples formatos. Esto es especialmente interesante ya que se puede adquirir en en diferentes espesores y densidades, lo que tiene un efecto directo sobre la capacidad aislante del conjunto. También se pueden adquirir mecanizados o machihembrados, lo que simplifica la unión e instalación y reduce las pérdidas.

Tiene no solo propiedades como aislante térmico, es también un buen aislante acústico.

Es un producto ecológico. No solo porque se fabrica con materia prima renovable, también porque es reciclable al terminar su función.

Tiene un precio muy competitivo, especialmente si lo comparamos con otras opciones.

La madera regula los niveles de humedad en el interior de la vivienda, manteniendo una situación de confort . Es decir, tiene propiedades higroscópicas.

Cumple con estándares de la construcción de casa pasivas.

No requiere ningún tipo de mantenimiento.

Inconvenientes y Desventajas

El material no está exento de inconvenientes:

  • Pueden ser necesarios mayores espesores que con otros materiales como por ejemplo el poliuretano.
  • Es un producto ecológico y renovable siempre y cuando su origen no sean talas ilegales e incontroladas. Lo ideal es informarnos sobre el origen de la madera utilizada.
  • En algunas ocasiones la fibra de madera puede mezclarse con compuestos químicas no naturales y que pueden tener efectos perjudiciales para la salud. Haría que consultar la ficha técnica del fabricante.

Instalación del Aislamiento

instalación del aislamiento con fibras de madera

La fibra de madera se comercializa en diferentes formatos, y según estos será el proceso de instalación

  • Paneles de fibra de madera. Se pueden comprar este tipo de paneles en diferentes espesores. Los más habituales son lo de 60, 80, 100, 120, 140 y 160 milímetros. También están disponibles con el canto recto, ranurado o machihembrado.
  • Fibra de madera a granel:
    • Insuflado o inyectado en cámaras de aire. Se inyectan las fibras de madera en las cámaras de aire de paredes (principalmente en fachadas, aunque también puede utilizarse en paredes interiores) o falsos techos. Se trata de un proceso limpio y rápido que no requiere de obras.
    • Soplado en desvanes y buhardillas no habitados (bajo cubiertas). Consiste en introducir en buhardillas o áticos sin uso la fibra de madera para evitar las pérdidas.